14:04 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Edificio del Pentágono en Washington, DC

    El Pentágono requiere más financiación para combatir la 'vulnerabilidad' de EEUU

    © AFP 2019 / Staff
    Defensa
    URL corto
    3311
    Síguenos en

    La preocupación se ha apoderado del Pentágono ante la perspectiva de una posible guerra a gran escala en un futuro próximo. Pero lo que es más preocupante para ellos es el hecho de que la expansión militar de EEUU por el mundo está quedándose sin financiación.

    Nada hace funcionar al cerebro mejor que el miedo, opina Loren Thompson, el autor de un reciente artículo de Forbes. Y lo que está haciendo funcionar el cerebro de los líderes militares de EEUU en este momento es el miedo a verse involucrados en una guerra a gran escala durante los próximos cinco años.

    Según Thompson, los militares tienen bien claro que probablemente se dedicarán a combatir a terroristas e insurgentes, pero lo que realmente les preocupa es el posible regreso de los conflictos bélicos convencionales, con rivales mucho más potentes.

    Funcionarios de alto rango del Ejército se muestran prudentes al no discutir públicamente la vulnerabilidad de la expansión estadounidense en el mundo, continúa la nota.

    Al mismo tiempo, a ellos les parece claro que el llamado 'giro hacia el Pacífico' de la Administración Obama, anunciado en 2012, ha creado un vacío geopolítico que se extiende desde el mar Báltico hasta el golfo Pérsico y que ahora está siendo ocupado por Rusia e Irán. Mientras tanto, el impredecible Gobierno de Corea del Norte continúa con su retórica hostil hacia su vecino del Sur, al que EEUU está comprometido a defender.

    "Lo que preocupa a los planificadores de riesgos es que el Ejército no está adecuadamente preparado para cualquiera de estos escenarios [bélicos], y mucho menos para una situación en la que se desaten más de uno de forma simultánea", opina Thompson.

    Por encima de todo, al Pentágono le preocupa que las fuerzas terrestres no estén lo suficientemente preparadas para llevar a cabo sus operaciones. Durante los últimos años, las autoridades se han centrado en capacitar a la aviación y a la Marina para operaciones bélicas limitadas.

    Pero tampoco la financiación de nuevos proyectos está pasando por su mejor momento. Thompson señala que el presupuesto anual del Ejército para el desarrollo y producción de nuevos equipos apenas supera la suma de los gastos federales realizados en dos días. A modo de ejemplo, el periodista menciona que 3.600 millones de dólares son gastados en el mantenimiento de los helicópteros que todavía se conservan desde la época del presidente Reagan, porque no pueden permitirse el lujo de comprar nuevos equipos.

    "La cúpula militar no exagera cuando dice que en los próximos diez años no planea llevar a cabo una modernización a gran escala, pero el problema es que una guerra a gran escala puede comenzar, literalmente, mañana", advierte el autor.

    El hecho es que después de los ataques del 11 de septiembre, el Ejército de EEUU ha combatido a enemigos muy diferentes a aquellos con los que podría enfrentarse en el futuro. Por lo tanto, concluye la nota, se necesitan muchos más recursos de los que se perciben actualmente del Congreso para mantener la supremacía militar en el mundo.

    Además:

    El Pentágono declara la guerra a los suicidios
    El acuerdo sobre el control de armas: las discrepancias entre Rusia, Europa y EEUU
    Pentágono se niega a comentar supuesto traslado de armas nucleares de Turquía a Rumanía
    Etiquetas:
    Departamento de Defensa de EEUU, industria militar, armamento, Forbes, Loren Thompson, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik