En directo
    Soldados brasileños

    Brasil envía 4.200 soldados a las fronteras de Bolivia y Paraguay

    © REUTERS / Fabio Teixeira
    Defensa
    URL corto
    0 50

    El Ministerio de Defensa de Brasil informó del inicio de la llamada Operación Ágata 9 por la cual 4.200 militares fueron desplegados a lo largo de los 4.045 kilómetros de frontera del país amazónico con sus vecinos de Bolivia y Paraguay.

    La misión responde al decreto de 2011 firmado por la presidenta de la República, Dilma Rousseff, en el Plan Estratégico de Fronteras (PEF) y tiene como objetivo intensificar la presencia de las Fuerzas Armadas en los territorios fronterizos y con ello contribuir al combate del contrabando, el tráfico de drogas, armas y personas, la evasión de divisas, la minería ilegal así como los crímenes medioambientales.

    En la misma, participaron tanto el propio Ministerio de Defensa como el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (MCFA), que coordinaron el despliegue de los militares del Ejército, Marina y Aire, a través de 57 vehículos militares en 166 municipios desde Vista Alegro de Abuna, en el estado de Rondonia, a Foz de Iguaçú, en el estado de Paraná.

    Entre las novedades de esta 9ª edición, destacó el uso por primera vez del avanzado Sistema Integrado de Control de Fronteras (SISFRON, por sus siglas en portugués) el cual fue creado en 2011 e incluye el uso de radares, sistemas de comunicación avanzados vía satélite y de los drones, como los modelos RQ-450 y RQ-900, capaces de patrullar la región en alturas de hasta 35.000 pies y por 48 horas seguidas.

    En 2014, la anterior Operación Ágata logró cubrir toda la frontera del país desde la localidad de Oiapoque, en el estado de Amapá, hasta la ciudad de Chuí, en Río Grande del Sur, a través de 30.000 militares, un hecho inédito organizado con motivo del Mundial de Fútbol de Brasil y que consiguió la incautación de 36.000 kilogramos de drogas, especialmente cocaína y marihuana que tiene en la frontera paraguaya su ruta de entrada en el país.

    Desde que se inició la primera Operación Ágata en 2011, las Fuerzas Armadas de Brasil consiguieron interceptar 229 armas, 21,9 toneladas de explosivos empleadas en actividades de minería ilegal y unas sorprendentes 68,1 toneladas de drogas, todo ello a través del registro en 731.292 vehículos terrestres, 34.650 embarcaciones y 253 aviones.

    Además:

    Consumo de cocaína en Brasil es cuatro veces mayor que la media mundial
    Río de Janeiro quiere mantener las Fuerzas Armadas en las favelas más peligrosas
    Detenido importante grupo de traficantes internacionales de cocaína
    Etiquetas:
    Operación Ágata 9, Ministerio de Defensa de Brasil, Dilma Rousseff, Paraguay, Bolivia, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik