En directo
    Cultura
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    El pianista brasileño Joao Carlos Martins compartió en su cuenta de Instagram el conmovedor momento en el que toca el piano con unos guantes biónicos.

    El pianista y director de orquesta Joao Carlos Martins es uno de los músicos brasileños más famosos y es un reconocido intérprete de la música de Bach. Sin embargo, después de una caída en un partido de fútbol en 1965 y una serie de problemas de salud, incluida una enfermedad degenerativa, sus manos perdieron la velocidad de los movimientos. 

    "Cuando perdí la mano derecha, hice toda una carrera con la izquierda (...) Aún así, la última vez que puse los 10 dedos en un teclado fue en 1998", recuerda el pianista en una entrevista para la agencia EFE. 

    Tras 24 cirugías que no fueron suficientes para frenar los dolores, en febrero de 2019 anunció su retirada de los escenarios. Sus limitaciones lo habían obligado a trabajar sobre todo como director de orquesta desde principios de la década del 2000. Sin embargo, logró volver a sentarse en el piano gracias a unos guantes biónicos que le devolvieron los movimientos de las manos. 

    El maestro publicó un vídeo en su cuenta de Instagram muy emotivo en el que toca el piano de nuevo. El pianista interpretó el arreglo de Johann Sebastian Bach del Concierto para Oboe de Allesandro Marcello.

    Посмотреть эту публикацию в Instagram

    Публикация от João Carlos Martins (@maestrojoaocarlosmartins)

    Los guantes fueron creados por el diseñador Ubiratan Bizarro Costa, el Bira, quien conoció la tragedia del maestro en un programa televisivo. Conmovido por esa historia, el diseñador decidió hacer un guante que pudiera hacer que el músico volviera a tocar el piano de alguna manera. Entregó el primer prototipo a Martins en uno de sus conciertos. 

    No funcionaron, pero dejaron al músico intrigado. Martins invitó a Bira a visitar su apartamento y empezó el trabajo. En la tercera versión, Martins logró volver al piano para tocar una canción usando casi todos sus dedos. Después hubo un problema con los materiales: el guante de plástico se rompía en el proceso de tocar el piano. Entonces el desarrollador utilizó neopreno, varillas de acero para muelles y una placa de fibra de carbono. Informó que un par de guantes cuesta 1.348 reales (unos 240 dólares).

    Docenas de prototipos más tarde, el músico ya puede usar los diez dedos de sus manos. El intérprete pudo cerrar los dedos, pero no tuvo la fuerza para abrirlos. Las varillas de los guantes están unidas a la suya y funcionan como un resorte. Cuando el usuario cierra o baja el dedo, estas varillas vuelven a la posición normal, dejándolo listo para flexionar de nuevo.

    "Mis dedos, si bajan al teclado, no vuelven. Entonces este aparato con acero y muelles hace que los dedos puedan volver automáticamente", explicó el pianista.
    Etiquetas:
    tecnología, música, pianista, piano
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook