En directo
    Cultura
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El dibujante humorista argentino Joaquín Salvador Lavado, conocido como Quino, enseñó con su obra a mirar la vida con humor ante el odio, dijo a Sputnik el caricaturista mexicano Patricio, tras la muerte del autor de la tira cómica Mafalda.

    "En el mundo actual se pierde cada vez más el sentido del humor y se recurre a una confrontación brutal; mientras que para la generación de Quino, el sentido del humor era sinónimo de inteligencia y no de descalificación, sin el elemento del odio que está muy presente en el mundo contemporáneo", dijo Patricio a esta agencia.

    El entrevistado es discípulo de un amigo de Quino, el famoso monero (humorista gráfico) mexicano Rius.

    El humorista gráfico que fue parte del reconocido taller de Eduardo del Rio (Rius, 1934-2017), recuerda la amistad que unió a Quino con el legendario autor de célebres libros iconoclastas, como Manual del Perfecto Ateo, Hitler para Masoquistas, Mao en su Tinta, o Marx y Lenin para Principiantes.

    "Mi maestro Rius fue muy amigo de Quino, se habían visto muchas veces, no solo por referencias de sus obras tan bien conocidas, sino que los unió una amistad personal", recuerda.

    Patricio, de 54 años, dos años menor que Mafalda que surgió un 29 de septiembre de 1964, señala que el principal legado del autor argentino, que falleció a los 88 años, es el "humor inteligente".

    Emblema de una generación latinoamericana

    Patricio Ortiz, nombre real del autor, que firma con su nombre de pila, reseña que Quino, quien fue galardonado en 2014 con el premio español Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, es parte de una generación de latinoamericanos reconocidos en el mundo por su obra.

    Junto a Quino, nacido en la provincia de Mendoza (Argentina, oeste), coloca, además de Rius, al argentino Roberto Fontamarrosa (Rosario 1944-2007) y al chilenio José Palomo.

    Fontanarrosa creador de Inodoro Pereyra y de Boogie El Aceitoso; y Palomo (Santiago de Chile, 1943), autor de El Cuarto Reich, forman para Patricio el cuarteto estelar de los dibujantes humoristas latinoamericanos.

    Explica que Mafalda "fue muy universal porque, aun siendo argentina, sus temas fueron muy humanos, lo que se explica por el trabajo de Quino con dibujos muchas veces mudos, que se podían entender independiente del idioma".

    Desde muy chico, Patricio fue ávido lector de la obra de Quino y Rius, "están muy relacionados con mi infancia y juventud, y con mi decisión de convertirme en caricaturista".

    Fue tal la admiración por ese personaje que a los 15 años, en 1982, el mexicano ganó un concurso de la editorial Nueva Imagen o La Flor —el dato preciso no lo recuerda— imitando a la tira cómico argentina.

    Patricio inventó que Felipito —otro personaje de Quino— soñaba que el padre de Mafalda era el Llanero Solitario, y lo imaginaba con su antifaz.

    Otro espacio mexicano donde Quino fue muy aplaudido fue la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en las tertulias de caricaturistas que cada año se celebran en ese espacio cultural.

    Etiquetas:
    México, humorista, dibujos, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook