En directo
    Cultura
    URL corto
    Por
    0 191
    Síguenos en

    Lanzan convocatoria para recopilar palabras intraducibles de las 68 lenguas originarias que existen en México, con lo cual se busca dar a conocer la riqueza lingüística que hay en el país.

    Encontrar palabras que al decirlas se diga todo un mundo —la cosmovisión de los pueblos— y que difícilmente puedan expresarse en una lengua distinta con una sola palabra es el objetivo de la convocatoria Intraducibles.

    La Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), el Instituto Mexicano de Cultura en Houston, con el acompañamiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en México (UNESCO), buscan compilar palabras intraducibles de las 68 lenguas indígenas que se hablan en el país.

    Para lo cual, lanzaron la convocatoria Intraducibles, que estará abierta hasta el 30 de junio del presente año. Cada participante podrá ingresar hasta tres palabras en su lengua a través de un formato que se encuentra disponible en los sitios del INALI y Contigo a la distancia.

    "Esta convocatoria consiste en que niños, jóvenes y adultos que hablan otra lengua, que tienen el honor de poder hablar otra de las 68 lenguas que representan a México, nos manden estas palabras intraducibles", expresó Gabriela Lavalle, presidenta del Instituto Mexicano de Cultura en Houston.

    Por palabras intraducibles, precisó Lavalle en conversación con Sputnik, se refieren a todos aquellos conceptos que encierran más de una idea que, a su vez, representan la cosmovisión del pueblo.  

    "Son esas palabras que encierran todo un concepto de observación. Es esa palabra, por ejemplo, que significa la luz del sol a través de los árboles. (…) Todas esas palabras que significan una visión y una síntesis del conocimiento de nuestros pueblos ancestrales. Una sola palabra describe un sinfín de ideas", comentó.

    Por su parte, Alejandra Arellano, directora de Políticas Lingüísticas del INALI, señala que lo que se busca es "poder mostrar la diversidad lingüística del país y la riqueza de cada una de las lenguas".

    Abati': el lugar que no existe

    En el libro Las palabras andantes, el escritor uruguayo, Eduardo Galeano, reflexiona sobre el uso de la palabra "palabra" alrededor del mundo. En ese recorrido descubre la forma en la que los seres humanos nombramos el mundo y, por ende, hacemos vida.

    "En lengua guaraní, ñe’e significa 'palabra' y también significa 'alma'. Creen los indios guaraníes que quienes mienten la palabra, o la dilapidan, son traidores del alma", dice el escritor en algún pasaje de su libro.

    Por ello, para Lavalle, la búsqueda de esas palabras intraducibles es indispensable para recuperar esas pequeñas entidades de vida —y de memoria— de los pueblos a los que pertenecen. 

    De las palabras que han llegado hasta ahora, hay un concepto para nombrar aquellos lugares que no existen más allá de la imaginación. Se trata de abati', una palabra en zapoteco, que hace referencia a un lugar que no tiene tiempo ni espacio.

    El pueblo zapoteco es una de las culturas mesoamericanas que se ubican, esencialmente, en el estado de Oaxaca. Los zapotecas también suelen referirse a sí mismos como be’neza que significa "el pueblo de las nubes".

    Las palabras de la tierra

    En algunos pueblos originarios, el respeto por la madre naturaleza es una parte fundamental de la forma en la que conciben al mundo; por lo que, incluso tienen palabras específicas para nombrar al medio ambiente.

    Como parte del proyecto Intraducibles, la representación de la UNESCO en el país compartió —con propósito del Día Mundial del Medio Ambiente— una serie de vídeos con palabras en las lenguas indígenas de México referentes al medio ambiente.

    Una de ellas es la expresión tlaltipaktli —una palabra de origen náhuatl— que significa "alegría en la tierra", pues en la cosmovisión nahua se cree que la naturaleza provee de felicidad a los seres vivos.

    En el sureste mexicano, en lengua tsotsil también suelen nombrarse a los cuidadores de la tierra o de las montañas como ojov o chu'l ojovetik.

    Por otro lado, en totonaco, katuxawat hace referencia al medio ambiente, pero desde una visión de respeto hacia este, pues bajo la concepción totonaca, se espera que la naturaleza se regenere a sí misma.

    De la convocatoria a un libro ilustrado

    La primera fase del proyecto Intraducibles es recopilar palabras en cada de las lenguas originarias que existen en México. El INALI lanzó una campaña nacional para llegar a cada una de las comunidades originarias del país, pues la idea es que participen hablantes de todas las 68 lenguas.

    Posteriormente, buscan involucrar a jóvenes ilustradores para generar un libro ilustrado —en versión impresa y digital— que reúna al mayor número de palabras intraducibles en cada una de las 68 lenguas.

    "Queremos sensibilizar a los jóvenes, a los niños y a los adultos, para que entiendan la riqueza de todo este vocabulario mexicano, que está perdido por algunos lugares de México, que encierran todo un perfil y toda una cultura detrás de estas pequeñas palabras —y estas pequeñas entidades de vida—", refirió Lavalle.

    Etiquetas:
    lenguas indígenas, México, indígenas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook