En directo
    Cultura
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    La moda de los campeonatos mundiales en Twitter inspiró a Netflix a poner a competir a varias de sus producciones originales, con una final sorprendentemente europea. El torneo, que recogió miles de votos, no tuvo una participación demasiado afortunada de series latinoamericanas.

    Si la cuarentena se convirtió en una buena oportunidad para ponernos al día con aquellas series que habíamos dejado inconclusas, qué mejor que la nueva moda de los campeonatos de Twitter para ponerlas a competir y, al mismo tiempo, suplir la falta de campeonatos deportivos producto de la pandemia de COVID-19.

    La exitosa tendencia de realizar campeonatos mundiales de las categorías más absurdas y dispares no tardó en extenderse hacia varias marcas que la vieron como la posibilidad perfecta para comunicarse con sus usuarios y seguidores de forma más lúdica e interactiva. La cuenta latinoamericana de Netflix, conocida por su estilo desfachatado, no dejó pasar la oportunidad para testear la popularidad de sus series originales.

    Así nació el Mundial de series de Netflix con todas las características de un campeonato mismo: un esquema de encuentros eliminatorios con octavos y cuartos de final, semifinales y final, buscando encontrar a la serie más popular del momento entre sus usuarios latinoamericanos.

    En una grilla bastante discrecional aparecieron producciones como las estadounidenses Stranger Things; Orange Is The New Black; Atypical; la española La casa de papel; la alemana Dark; y la británica Sex Education. Latinoamérica tuvo entre sus esforzados representantes en las mexicanas La casa de las flores y Luis Miguel, la serie, con la mala fortuna de tener que eliminarse entre sí ya en octavos de final.

    Al igual que otros torneos del estilo, cada cruce fue presentado ante los votantes con referencias a enfrentamientos deportivos. Por ejemplo, el cruce entre Ozark y Narcos fue introducido por Netflix como un choque entre "dos equipos que van al frente y no les tiembla el pulso bajo presión" para luego preguntar "¿quién habrá sobornado mejor al árbitro".

    Los enfrentamientos lograron cosechar cientos de miles de votos durante las 24 horas que duró cada votación. Las semifinales enfrentaron a dos series contemporáneas que, si bien no fueron de las primeras series de la plataforma, acompañaron la etapa de mayor expansión mundial del servicio de streaming: Stranger Things y Dark . La comparación entre ambas fue recurrente tras el estreno de Dark en 2017, aunque el único elemento de guión que enlaza efectivamente a ambas es la desaparición de un niño como disparador de la trama.

    La serie alemana centrada en entreverados y reveladores viajes acabó llevándose el preciado trofeo en una final contra la española Élite, una producción española que combina el drama juvenil con el suspenso policial. "Los chicos de Las Encinas por un lado, la banda de Winden por el otro. El episodio final ¿Cuál será la mejor serie de Netflix?", presentaban los responsables detrás del torneo.

    El premio se fue para Alemania con un arrollador 69,1% entre más de 91.000 votos. Un divertido fotomontaje del protagonista de la serie, Jonas Kahnwald, con una copa y una canción de aliento basada en un popular himno de las parcialidades del fútbol sudamericano sellaron el festejo.

    El éxito fue destacado por el propio Baran bo Odar, uno de los creadores de la serie, que no pudo más que agradecer el cariño de los espectadores latinoamericanos.

    Etiquetas:
    América Latina, Alemania, series, Netflix, Netflix
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook