En directo
    Cultura
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Cuba es un punto de mira y confrontación para los cultores del jazz en el mundo, comentó a Sputnik el músico y director de orquesta cubano Joaquín Betancourt, a solo horas de iniciar en la isla el 35 Festival Internacional Jazz-Plaza 2020, que sesionará del 14 al 19 de enero.

    "Cuba es un "lucero" importante del jazz, es un sitio bien interesante, reconocido incluso por los propios jazzistas norteamericanos que ven a Cuba como un punto de mira y de confrontación, y sobre todo de información, pues en la isla se hacen cosas muy atractivas dentro de ese género musical" comentó a Sputnik el destacado músico, reconocido con el Premio Nacional de Música 2019.

    El festival, que tendrá a La Habana (oeste) y Santiago de Cuba (este) como sus sedes principales, contará con la presencia de importantes músicos extranjeros invitados al evento, entre ellos las bandas de Nueva Orleans The Soul Rebels, Big Chief Monk Voudreaux, y Tank and the Bangas.

    También estarán presentes, entre otros músicos foráneos procedentes de 13 países, los estadounidenses Stanley Jordan (guitarra) y David Liebman (saxofonista, flautista, clarinetista, pianista, y baterista), mientras Cuba presentará a sus más notables exponentes del jazz.

    "Cuba ha sido siempre un centro vital del jazz en Latinoamérica, en nuestra isla nacieron muchos músicos que después emigraron a Estados Unidos e influyeron en los diferentes estilos del jazz, desde finales de los años 30 [del siglo pasado], y esa tendencia se ha mantenido hasta el presente, incluso después del triunfo de la Revolución en 1959, se establecieron en EEUU otras generaciones más recientes de músicos y jazzistas cubanos", comentó Betancourt.

    "En los últimos tiempos —agregó el director de la Joven Jazz Band— se abrió un debate acerca de personalidad propia del jazz en Cuba, idea sostenida no solo en la herencia dejada por músicos como el percusionista Chanzo Pozo (1915-1948) y sus vínculos con el trompetista estadounidense Dizzie Gillespie (1917-1993), que crearon piezas como Manteca (1947), Tin Tin Deo, y otros temas que fueron y siguen siendo emblemáticos en el repertorio jazzístico universal".

    El Festival Internacional Jazz Plaza, creado en 1980 y auspiciado por el Instituto Cubano de la Música y el Centro Nacional de Música Popular, estará dedicado esta vez a figuras relevantes de la música cubana como Juan Formell (1942-2014), fundador de la orquesta Los Van Van; el trompetista Félix Chapotín (1907-1983), y la emblemática agrupación cubana Irakere.

    Durante este mes de enero —precisó Betancourt—, "Cuba se convertirá sin dudas en la plaza mundial más importante del jazz, algo que no es nuevo y que lo seguirá siendo por mucho tiempo".

    "El jazz se ha nutrido de la sangre joven salida de nuestras Escuelas de Arte, que promueve a los nuevos jazzistas que incorporan a su repertorio lo mejor del género, y tienen una mirada hacia dentro de nuestras raíces y las incorporan a sus sonoridades dentro del jazz", enfatizó el músico.

    El maestro Joaquín Betancourt, al frente de su Joven Jazz Band, compartirá escenario con el pianista y compositor estadounidense Bill Evans, otro de los invitados de lujo al Jazz Plaza 2020, el próximo 16 de enero, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba.

    Etiquetas:
    festival, jazz, Cuba, La Habana
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik