En directo
    Cultura
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    En grano, en polvo, en pasta, en aceite y dentro de sazones y adobos… el achiote es el colorante por excelencia de los centroamericanos y caribeños. Comparado por sus similitudes y propiedades con el azafrán, el condimento más caro del mundo, el achiote reina en la región desde los tiempos precolombinos.

    Si el azafrán es el 'oro rojo' de los europeos, en América el achiote es el rey de las comidas. Desde los tiempos precolombinos la cultura maya descubrió los poderes colorantes de sus semillas y lo incorporó a esa herencia culinaria que llega hasta nuestros días. 

    Las semillas de esta planta arborescente se emplean en México, Centroamérica y en el Caribe a modo de condimento para dar sabor y teñir una gran cantidad de platos tradicionales. 

    Su apariencia natural es como pequeñas piedras de color rojo, que suelen molerse y otorgan un toque ahumado y dulzón a las recetas. Pertenece a la familia de otras plantas arborescentes utilizadas con el mismo propósito y conocidas como la bixa orellana, urucú, annatto, bija, bijol, rocú, roncón y onoto.

    View this post on Instagram

    A post shared by Project Eñye (@projectenye) on

    Su tinta es capaz de teñirlo todo de rojo, desde las telas, el cuerpo y los alimentos. De hecho, el característico color del queso cheddar es gracias al achiote, utilizado por muchos queseros de la región para otorgarle ese tono naranja que lo caracteriza.

    También, es utilizado como colorante natural para mantequillas y otros productos, como las masas de empanadas, de tortillas, un arroz y hasta una pasta.

    View this post on Instagram

    A post shared by Lucinda Dixon (@mytravelswithacamera) on

    Este poderoso ingrediente también cuenta con increíbles propiedades de gran impacto para la salud. De acuerdo con el sitio Achiote.org, sólo 100 gramos de esta especia aportan 373 kilocalorías, 11,40 gramos de proteína, 7,50 gramos de grasa, 66,60 gramos de glúcidos y 29,70 gramos de fibra.

    Además, es considerado una fuente importante de vitamina A y carotenoides que ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre, así como a desinflamar y a cicatrizar. Contiene calcio, bueno para los huesos, y folato, para el desarrollo del feto durante el embarazo.

    Los creadores del sitio, sugieren una lista de beneficios para motivar su consumo como una alternativa saludable y económica a los químicos e ingredientes industriales del mercado.

    • Sabor y color a las comidas,
    • mejora la digestión, gracias a su aporte de fibra que promueve el tránsito intestinal,
    • mejora la apariencia de la piel, su alto contenido en antioxidantes combate la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento prematuro,
    • reduce el colesterol, esto gracias a su contenido de fibra,
    • controla el azúcar en la sangre, previniendo la diabetes y el sobrepeso,
    • cicatriza, mejora el estado de heridas causadas por quemaduras e irritaciones,
    • mejora los huesos, por su contenido de calcio,
    • alivia problemas respiratorios, por sus componentes antiinflamatorios y antimicrobianos que ayudan a descongestionar y a expulsar las mucosidades.
    • alivia el dolor de garganta cuando se le utiliza como enjuague bucal, 
    • favorece el desarrollo del feto en el embarazo, gracias a su aporte de ácido fólico,
    • diurético y laxante natural, ayudando a depurar el organismo,
    • afrodisíaco, incrementando el deseo sexual.

    Y tú, ¿has probado este súpercondimento?. Recuerda que siempre puedes dejarnos tu opinión en la sección de comentarios.

    Etiquetas:
    culinaria, cultura popular, cultura caribeña, comida saludable, comida, recetas, Caribe, planta, Centroamérica, condimento
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook