En directo
    Cultura
    URL corto
    Por
    0 491
    Síguenos en

    En el 255 cumpleaños del Hermitage, Sputnik te cuenta algunas cosas curiosas sobre este museo que probablemente no sabías.

    A las orillas del río Nevá, en San Petersburgo, se encuentra el legendario museo Hermitage. Su colección, compuesta de más de tres millones de obras de arte y monumentos de la cultura mundial, le mereció el título de segundo museo más grande del mundo, quedando detrás solamente del Louvre parisino.

    En el año de 1764, la emperatriz Catalina II de Rusia adquirió una colección de pinturas de un comerciante berlinés llamado Gotskovski, razón por la cual este se considera el año de fundación del museo. El día 7 de diciembre fue la fecha elegida para el cumpleaños del Hermitage por ser justamente el día de Santa Catalina.

    La obras maestras

    El Hermitage posee kilómetros y más kilómetros de pasillos y cerca de cuatro centenares de salas (algunas cerradas al público) repartidas en tres pisos entre cinco edificios interconectados. Obviamente, no lograrás ver toda la extensa colección del Hermitage si solo tienes un par de horas para visitarlo, así que nos encargamos de listar tres obras imprescindibles que necesitas ver si visitas el museo.

    La exposición 'Nefertari y el Valle de las Reinas del Museo Egipcio de Turín' en el museo del Hermitage de San Petersburgo, Rusia, junio de 2017
    © Sputnik / Alexandr Galperin
    El majestuoso Reloj del Pavo Real de tamaño real es una de las primeras cosas que uno ve al entrar al Hermitage y, pese a que forma parte de la colección del museo desde hace más de dos siglos, no deja de sorprender a los visitantes. Esta intrincada pieza de ingeniería es obra del orfebre británico James Cox. Se compone de tres aves cantoras: el pavo real, un gallo y un búho. Cuando se pone en funcionamiento, el pavo real despliega su cola de plumas, al tiempo que retuerce el cuello, el búho abre los ojos y el gallo canta. Sin embargo, debido a la fragilidad del mecanismo, solo se le da cuerda a este reloj una vez a la semana, los miércoles a las 20:00.

    Poco más de una decena de pinturas de Leonardo da Vinci existen actualmente en el mundo y el Hermitage puede presumir de tener no una, sino dos de las obras maestras del renacentista italiano: la Madonna Benois y la Madonna Litta. Las vírgenes de Da Vinci están entre las obras más populares del museo y tienen una sala completa solamente para ellas.

    La belleza y la grandiosidad de las escaleras jordanas las convirtieron en una atracción muy popular entre los turistas. Es sencillamente imposible no ver esta hermosa pieza arquitectónica, ya que es acá donde se reúnen las excursiones y empieza la visita de cualquiera al Hermitage.

    Algunos turistas en las escaleras jordanas del museo Hermitage
    © Sputnik / Sergey Kompaniichenko
    Algunos turistas en las escaleras jordanas del museo Hermitage

    Tesoros latinoamericanos

    La colección de antigüedades de la América precolombina del Hermitage está compuesta por сerca de 450 objetos e incluye piezas oriundas de México, Colombia, Perú. El acervo se formó no de manera intencional, sino, por casualidad, en gran medida debido a donaciones de colecciones personales.

    La adquisición de piezas latinoamericanas más reciente fue la colección de figuras de terracota que José López Portillo, quien más tarde se convirtió en presidente de México, donó al Hermitage durante una visita a la Unión Soviética en 1965.

    Los gatos

    Aunque está prohibida la entrada con animales, el museo petersburgués cuenta con su propio acervo de felinos. Los llamados gatos del Hermitage son empleados oficiales del Palacio de Invierno de San Petersburgo desde los tiempos de su construcción. Aunque inicialmente tenían la función de librarse de los ratones, actualmente se mantienen solamente como una tierna tradición.

    El gato Aquiles, del Museo del Hermitage de San Petersburgo, oráculo del Mundial de Rusia 2019
    © Sputnik / Irina Motina
    El gato Aquiles, del Museo del Hermitage de San Petersburgo, oráculo del Mundial de Rusia 2019

    Son tan importantes que, desde hace más de dos décadas, tienen una fecha en su honor: el Día del Gato del Hermitage, celebrado anualmente por el museo a finales de mayo. Este día, los visitantes del museo pueden recorrer los sótanos y áticos donde viven los felinos e interactuar con los mininos.

    ¿Cuánto cuesta?

    Si planeas viajar a San Petersburgo, probablemente ya entendiste que no puedes dejar de ir al Hermitage. El museo está abierto todos los días de la semana, excepto los lunes. Abre sus puertas a las 10:30 de la mañana hasta las 18:00. Los miércoles y viernes, sin embargo, abre tres horas más y cierra a las 21:00.

    Si eres extranjero, pagarás un poco más que los rusos por el billete que da acceso a los edificios del museo. La entrada general cuesta 700 rublos, es decir, cerca de 11 dólares. Si prefieres ver solamente un edificio específico, te costará 300 rublos —unos cinco dólares—. Para celebrar su fundación, cada 7 de diciembre la entrada al museo es gratuita. El tercer jueves de cada mes también se puede visitar el museo sin gastar ni un kopek.

    Etiquetas:
    Rusia, San Petersburgo, El museo del Hermitage, museo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook