Widgets Magazine
'Cosplay', el arte de
convertirse en otra persona
SPUTNIK MUNDO
Si hace una década el cosplay era un concepto conocido y apreciado por algunos pocos aficionados, en la actualidad se ha convertido en una verdadera subcultura que reúne a millones de personas alrededor del globo en las redes y en los salones de cómics. En vísperas de la Comic Con de Rusia, Sputnik habló con las destacadas cosplayers Irine Meier, Ilona Bugaeva y Anastasia Zelenova para saber más sobre su arte.
Originario de Japón, el cosplay no es más que una forma de expresar la afición por un determinado personaje disfrazándose de él. Los héroes y villanos de los cómics, dibujos animados, videojuegos y películas cobran vida a través de los sofisticados disfraces creados por los adeptos a esta práctica, conocidos como cosplayers.

Rusia es actualmente uno de los países que más sobresale en el escenario internacional en lo que es calidad de los cosplays. Los artistas, en su mayoría jóvenes, reproducen con precisión cada detalle de las ropas, los accesorios, los peinados e, incluso los trazos faciales, de los personajes que les inspiran.
Irine Meier
La rusa Irine Meier —cuyo nombre verdadero es Irina Pirozhnikova— hizo su primer cosplay por diversión, cuando todavía era una niña de 11 años. Hoy, poco más de una década después, Irine es conocida mundialmente por su talento para encarnar a personajes famosos. Sin embargo, la joven, que suma casi 700.000 seguidores en Instagram, logró la fama de manera totalmente inesperada.
"No sé cómo me convertí en alguien tan conocido. Ya hago esto desde hace tanto tiempo; en algún momento empecé a publicar en mi página de manera más activa. Yo estudio publicidad, por esto intento crear publicaciones bien hechas, preparar contenidos interesantes. Pero si te digo la verdad, no sé cómo reuní un público tan grande. Es algo muy agradable"
Irine Meier
cosplayer rusa
Lo que empezó como un pasatiempo en la infancia, se convirtió en una profesión que le ha permitido a Irine Meier recorrer el mundo. Los países que la joven de 22 años ha visitado gracias a su cosplay son tantos que ya perdió la cuenta de cuántos son. Sin embargo, un viaje reciente a América Latina —a Brasil, más específicamente— parece ocupar un lugar especial en su memoria.

"En el festival CCXP, en Sao Paulo (Brasil), quedé en shock por la cantidad de gente que vino a verme. Había una cola enorme una hora antes de que yo llegara. Quedé muy gratamente sorprendida", recuerda Irine.
En el arsenal de disfraces de esta artista es posible encontrar desde personajes conocidos del gran público, como Margaery Tyrell de la serie televisiva Juegos de Tronos, y Harley Quinn, de la película Escuadrón Suicida, hasta heroínas de videojuegos reconocidas solamente por los más aficionados. Sin embargo, su versión de Lara Croft, la protagonista del legendario videojuego Tomb Raider, es un trabajo que definitivamente ha acaparado bastante atención en las redes. ¿La razón? Una intensa sesión de fotos al lado de un oso de verdad.
"¡Fue una experiencia increíble! Hacía tiempo que quería hacer un cosplay de Lara Croft, pero, debido a que es un personaje muy popular, todos ya lo hicieron. Las ideas más variadas para sesiones de fotos ya se habían realizado y yo quería hacer algo interesante y acceder a terreno inexplorado. En el comienzo del penúltimo juego, Lara Croft pelea con un oso. Esta escena me inspiró tanto que pensé: '¿por qué no hacerlo?'"
Irine Meier
cosplayer rusa
La cosplayer relata que la experiencia de posar al lado de Stepan —así se llama su enorme amigo peludo— no la asustó en absoluto. La dificultad para Irine fue más bien la contraria: el oso era demasiado dócil.
"Fue muy complicado. Debía parecer que el oso sería terrible y aterrador. Esas eran las emociones que yo necesitaba expresar, pero resultó ser todo lo contrario. El osito era tan tierno que quería abrazarme. Tuve que esforzarme para poner cara de dolor, ya que se trataba de una escena de combate. El osito solo quería darme abrazos", reveló Irine entre risas.
Anastasia Zelenova
Fue justamente Lara Croft quien convirtió a Anastasia Zelenova en una de las primeras cosplayers que destacaron en Rusia.

"Fue en el 2008. En aquel entonces todavía no existía el concepto de cosplay [en Rusia]. Yo ya era aficionada a Lara Croft y a Tomb Raider. Entré en internet y vi a una muchacha disfrazada de Lara Croft. Me pareció interesante y decidí hacer un disfraz parecido en mi casa", cuenta la experimentada cosplayer.
Pese a que no se dedica exclusivamente al cosplay —Anastasia trabaja como gerente de relaciones públicas y redes sociales de una compañía de videojuegos—, la artista rusa ya ha creado incontables disfraces y ha logrado brillar en este ámbito a lo largo de los años. Una de las cosas que la inspira es ver el rápido crecimiento de esta cultura en su país.
"El cosplay ya está a otro nivel en lo que se refiere a reconocimiento y popularidad. El cosplay ruso tiene hoy en día un nivel increíblemente bueno. ¡Es genial!"
Anastasia Zelenova
cosplayer rusa
Por otro lado, la joven lamenta la "manera despectiva" con la que muchos tratan a los cosplayers.

"Hay mucha gente que dice, por ejemplo, que el cosplay son solo tetas y cosas así. La realidad es que cada disfraz, cada cosplay, consume mucho tiempo, dinero y ánimo. No es apenas 'quiero este disfraz' y ya está. Es un gran trabajo, hay que comprar materiales, hacer los disfraces, fotografiarse", subraya Anastasia, después de detallar que ya le ha llevado meses crear un único cosplay.
Ilona Bugaeva
Ilona Bugaeva, conocida en las redes como Sladkoslava, conoció el mundo del cosplay en 2014 gracias a un amigo que le llevó a una convención de cómics. Desde entonces, la joven ya ha logrado sumar unos 350.000 seguidores en Instagram y dejar a todos impresionados con sus habilidades para convertirse en sus personajes favoritos. A Ilona, así como a Anastasia, también le gustaría que las personas tomaran el cosplay y a sus adeptos "más en serio".
"El cosplayer es una persona creativa que a menudo realiza muchas tareas, desde ser un costurero hasta guionista y director. Sería bueno si nuestro trabajo comenzara a ser apreciado", explicó Ilona, cuyos cosplays con detallados maquillajes la han hecho conocida en todo el mundo.
Ilona Bugaeva
cosplayer rusa
Las transformaciones de la joven universitaria de San Petersburgo dejan confusos incluso a los más atentos. Con cepillos y maquillaje, Ilona es capaz de transformarse en una gemela de prácticamente cualquier personaje —de dibujo o en carne y hueso— que existe. Es difícil elegir cuál de sus transformaciones se parece más al original, pero su princesa Fiona del dibujo animado Shrek y su Hermione Granger, de la película Harry Potter, son particularmente similares a los originales. Sus distintas versiones de la actriz Angelina Jolie, donde todo empezó, también impresionan.
"Comencé a maquillarme bastante temprano, a los 11 o 12 años. Me inspiraban las blogueras de belleza y fue en ese momento cuando comencé mis experimentos. Cierto día me topé en YouTube con un vídeo de Promise Tamang llamado Maquillaje de Transformación en Angelina Jolie. Recuerdo claramente mis emociones, ¡estaba asombrada! ¡Ella pintó un rostro diferente en su propio rostro!", recuerda Ilona, quien tarda entre dos y cinco horas en un único maquillaje.

Ilona, Irine y Anastasia son solamente algunas de los cientos de cosplayers que participan en la VI Comic Con de Rusia. El evento, que se celebra del 3 al 6 de octubre, es el más grande del país dedicado a las historietas, los videojuegos y, obviamente, a los cosplays. Si quieres saber más sobre la VI Comic Con, no te pierdas Sputnik en los próximos días.