Widgets Magazine
06:37 GMT +313 Noviembre 2019
En directo
    Una estatua del cantante cubano Benny Moré en Cienfuegos, Cuba

    Hija mayor: Benny Moré era el mejor cantante y padre del mundo

    CC BY-SA 3.0 / BluesyPete
    Cultura
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    LA HABANA (Sputnik) — Hilda, la hija mayor del cantante Benny Moré (1919-1963), lo recuerda como el mejor padre del mundo, cuando toda Cuba y el mundo recuerdan el centenario del nacimiento del mítico músico, que se eternizó para siempre en el corazón de los cubanos y más allá de las fronteras de la isla.

    Sputnik fue al encuentro con Hilda en la misma casa donde vivió sus últimos años Benny Moré, en el reparto La Cumbre, en la periferia de La Habana, y donde todavía sobreviven los recuerdos y el espíritu del Bárbaro del Ritmo, como lo bautizaron los cubanos.

    ​A sus 75 años, la hija mayor del músico lo menciona como si lo tuviera presente, a 56 de su muerte, un hecho que en su subconsciente niega, y prefiere mantenerlo vivo y presente en sus memorias.

    "Su espíritu sigue en esta casa, está en el patio, en la sala, en todos lados, se lo aseguro yo", comentó la anciana con ojos vivarachos.

    Hilda creció sin la presencia de su padre. Había nacido en Santa Isabel de las Lajas, el mismo lugar donde nació su padre, pero se separó de ella muy pequeña, para irse a buscar fortuna a la capital de Cuba, con sus sueños de siempre de triunfar en la música.

    ​Cuenta que lo conoció cuando ya tenía nueve años, y regresaba después de una larga temporada en México, donde logró el éxito que buscaba.

    "Solo vivimos juntos siete años, me trajo a vivir con él a La Habana el mismo día que cumplí 12 años, y murió cuando tenía 19, pero fueron años lindos, intensos, de mucho amor", comentó emocionada Hilda.

    Todavía le resulta "doloroso" recordar la muerte de su padre, dijo con la voz entristecida.

    "Quince días antes de su muerte lo soñé, vi todo lo que vendría después, como lo trajeron a la casa casi desfallecido, y desperté asustada. Quince días después sucedió lo peor", evocó.

    Cuenta que Benny llevaba varios años enfermo, le habían diagnosticado cirrosis hepática, pero se lo ocultó a la familia y a sus amigos.

    Afirmó que "muy poca gente sabía la verdad, y nos enteramos de la verdad casi en los últimos meses de su vida".

    "Para mí era el mejor padre del mundo, el más dulce, el más cariñoso, tenía un carácter muy fuerte, más cuando se molestaba, pero a su vez era muy dulce conmigo", dijo.

    Por qué Benny Moré

    Aunque en los grandes escenarios lo conocían como Benny Moré, su verdadero nombre era Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez, y siempre le dijeron Bartolo, incluso sus amigos y familiares le llamaron así hasta su muerte, recuerda.

    "Se cambia el nombre durante su primer viaje a en México, a donde fue a probar suerte, después de una temporada con el conjunto de Miguel Matamoros, hasta que un amigo le sugiere cambie su nombre —Bartolo—, porque los mexicanos les decían así a los burros", comentó.

    Hilda reveló que debido a que su padre "era un admirador del músico norteamericano Benny Goodman (1909-1986), decide tomar como sobrenombre Benny".

    "Le encantaba escuchar los discos de Goodman y de Glenn Miller (1904-1944), y cada vez que estaba solo en la casa y no recibía visita, se sentaba extasiado en un sillón a escuchar la música de sus ídolos", recuerda.

    Benny Moré por dentro

    El famoso cantante cubano tuvo siete hijos de cuatro matrimonios diferentes. Su primera hija nació en Lajas —Hilda—, la segunda en México —Virginia—, y después tuvo cinco hijos más.

    "Para él lo más importante era la familia, nos cuidaba a todos, nos atendía y, sobre todo, nos daba mucho cariño", enfatiza la anciana, que ríe al recordar su carácter jovial, alegre y jaranero.

    Comentó a Sputnik que a Moré "nunca se le fue la fama a la cabeza, ni olvidó su origen campesino".

    "Fíjese que cuando mandó a construir la casa en el Reparto La Cumbre (la última donde vivió), puso como condición que debía tener un patio grande donde pudiera sembrar y cuidar sus animales", apuntó.

    Hilda rememora que su padre "criaba unos cerdos enormes".

    "Algunos llegaban a pesar hasta 400 libras, y los identificaba con los nombres de sus mejores amigas, las cantantes cubanas Celia Cruz (1925-2003), Olga Guillot (1922-2010), y Celeste Mendoza (1930-1998), a las que después invitaba a almorzar a la casa y las molestaba llamando a los cerdos con sus nombres. Todas se reían con él, se querían mucho, como hermanos", relató.

    Benny Moré murió prematuramente en 1963, a los 43 años de edad, convirtiéndose en una leyenda de la música popular cubana de todos los tiempos.

    Etiquetas:
    Cuba, música
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik