Widgets Magazine
En directo
    El Principito

    Así es el castillo argentino que inspiró 'El Principito' (fotos)

    CC BY 2.0 / Yutaka Seki / jiboia's dinner
    Cultura
    URL corto
    0 70

    El castillo de San Carlos fue durante años refugio de mitos y leyendas en la ciudad argentina de Concordia. Construido en 1888 a orillas del río Uruguay, esta edificación es un orgullo para los argentinos por haber recibido a un huésped especial: Antoine de Saint-Exupéry.

    Esta fabulosa mansión de estilo Luis XV fue idea del hijo de un rico banquero francés, Eduardo Demachy, quien eligió la zona más alta de lo que es hoy el Parque San Carlos en la provincia Entre Ríos para construir su hogar. 

    La familia se dedicaba a la actividad saladeril y a otros emprendimientos comerciales que hicieron de Concordia una ciudad industrial a fines del siglo XVIII. Pero misteriosamente en 1981 todos sus miembros abandonaron la propiedad y no fueron pocas las hipótesis que se difundieron entre los pobladores.

    No obstante, luego de varios remates la casona fue alquilada a nuevas familias que trataron de cambiar el aura del lugar, aunque básicamente todos terminaban abandonando este sitio. Para diciembre de 1929 los Fuchs habitaban el imponente castillo cuando Saint-Exupéry aterrizó en la zona y se acercó a la mansión.

    El piloto francés andaba en busca de una nueva posta para el servicio de correo aéreo y quedó encantando con la construcción y belleza del lugar. "Había aterrizado en un campo y no sabía que iba a vivir un cuento de hadas", escribió tiempo después en su libro Tierra de hombres, donde cuenta los relatos sobre sus viajes como piloto aeropostal.

    Saint-Exupéry había llegado a Argentina para fundar Aeroposta Argentina, la primera compañía de aviación del país que sería una filial de la empresa francesa, de la que el escritor fue su primer piloto. Allí tuvo la misión de controlar la red de aeródromos en la línea Chile-Paraguay y además, tuvo el honor de inaugurar el primer tramo desde la Patagonia hasta la ciudad de Río Gallegos.

    Pero su visita a Concordia tuvo un impacto especial en el escritor que, al parecer, fue trascendental en los orígenes de El Principito, un clásico de la literatura universal

    En 1938 un incendio destruyó el castillo y sumió a esta fabulosa edificación y su historia en el abandono total. Varias generaciones de concordienses crecieron con la idea de que se trataba de un lugar embrujado y así le nació el sobrenombre de castillo de los fantasmas.

    View this post on Instagram

    A post shared by Compartí Concordia (@comparticoncordiatermal) on

    En 2013, cuando el Gobierno de Entre Ríos decidió rescatar la construcción y realzar su historia, surgió el Centro de Interpretación del Castillo de San Carlos, que hoy puede visitarse todos los días con y sin guía. 

    Allí destaca como investigadora Silvina Molina, quien durante un viaje a Francia encontró en la biblioteca nacional un artículo de la revista Marianne en el que el escritor deja pruebas de haber vislumbrado princesitas con curiosas actitudes y sueños sin límites.

    View this post on Instagram

    A post shared by Yaminna Fotografía (@yaminnafotografia) on

    Según contó Molina a La Nación, con el apodo de "princesitas" Saint-Exupéry se refiere a las hijas de la familia Fuchs que conoció en el mágico castillo, y con quienes mantuvo un extenso epistolario

    Al parecer, durante su estancia en el castillo, el francés quedó impactado al conocer que las niñas tenían casi como mascotas a dos zorros y algunas serpientes, una historia que alguna vez tuvo la intención de llevar al cine

    Por eso, a juicio de Molina, Saint-Exupéry pudo haberse inspirado en estas curiosas niñas para crear la historia el pequeño príncipe que llega al desierto desde otro planeta y su relación con el zorro, la serpiente y la rosa, otra características del castillo de San Carlos.

    View this post on Instagram

    A post shared by Pablo Tambucho (@pablotambucho) on

    Para los investigadores y los argentinos en general estos datos son más que suficientes para validar la magia de esta edificación y su aporte a una de las obras más queridas de la literatura universal

     

     

    Etiquetas:
    Antoine de Saint-Exupéry, El Principito, castillo, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik