Widgets Magazine
En directo
    Martín Manuel de Güemes, prócer de la independencia de la Argentina

    Güemes, el caudillo que lideró la Guerra Gaucha en Argentina

    © Foto: Dominio Público
    Cultura
    URL corto
    Francisco Lucotti
    3110

    Este 17 de junio se conmemora el aniversario de la muerte de Martín Miguel de Güemes, prócer de la independencia de la actual Argentina, un general y líder popular que encabezó la defensa contra seis invasiones de las fuerzas realistas españolas en los territorios del noroeste a través de enfrentamientos de estilo de guerrilla.

    Idolatrado por sus seguidores y repudiado por la oligarquía, Martín Miguel de Güemes (1785-1821) nació y murió en la provincia de Salta, uno de los bastiones en los que se plantó la expulsión y defensa ante el Ejército al servicio de la Corona española, que se replegó hacia los territorios del Virreinato del Alto Perú.

    Güemes era hijo de españoles —su padre había nacido en Santander— y desde joven fue enviado a hacer su formación como militar en Buenos Aires, ciudad que defendió de las invasiones inglesas en 1806 y 1807. Luego de la Revolución de Mayo, en 1810, participó de la primera campaña al Alto Perú como integrante del Ejército del Norte.

    En 1814, después de un par de años de regreso en la capital, fue enviado nuevamente a los territorios de Salta, Jujuy y Tarija (sur de Bolivia) a defender la frontera norte y el General José de San Martín —libertador de la actual Argentina— lo nombró jefe de la vanguardia, a cargo de las milicias creadas por paisanos armados, iniciándose lo que se llamó la "Guerra Gaucha".

    "Güemes fue el pilar que mantuvo a raya seis invasiones realistas con sus 'Patriotas Decididos', como se llamaba a uno de esos grupos de gauchos, haciendo una guerra de recursos y no dando combate frontal, les causó tantas pérdidas como si realmente lo hubieran hecho", dijo a Sputnik el historiador Roberto Colimodio.

    Más información: Líderes latinoamericanos recuerdan en Twitter a San Martín, prócer de la independencia

    El método implicaba una colaboración total de las poblaciones asediadas que, ante la inminente llegada de los enemigos, destruían todo lo que pudiera ser aprovechado por los invasores, robaban el ganado y realizaban escaramuzas, emboscadas y ataques sorpresivos de corta duración e intensidad, que debilitaba la moral de los soldados realistas y los obligaba a sobrevivir en la carencia.

    Güemes logró hacerse nombrar gobernador de Salta en 1815 por presión política y militar. Incrementado su poder y legitimidad popular en la zona, su figura se volvió polémica en Buenos Aires, que debió reconocerlo para consensuar una integración.

    La Declaración de la Independencia, el 9 de julio de 1816 se firmó en la ciudad norteña de Tucumán y tanto el Director Supremo de las Provincias Unidas, Juan Martín de Pueyrredón, como San Martín defendieron el valor de Güemes y su método de defensa ante las invasiones españolistas, que continuaron año tras año.

    En 1821, el país se veía envuelto en una guerra civil y los territorios protegidos por Güemes arrasados por la destrucción y la miseria. La oligarquía local desconfiaba del hecho de tener al pueblo armado y del gobernador como soberano, por lo que, ante la falta de apoyo del Gobierno nacional, el caudillo se veía enfrentado a un enemigo doble: españoles y latifundistas.

    Te puede interesar: Cosas que no sabías de San Martín, Libertador de América

    Güemes murió como consecuencia de un disparo recibido por la espalda en una emboscada, cuando Salta fue asediada por un terrateniente local a las órdenes de la Corona.

    "Cuando sucede la muerte de Güemes, un día como hoy, 17 de junio de 1821, La Gazeta, aquel periódico que era el órgano oficial del Gobierno, publica 'Ya tenemos un cacique menos', se habían sacado de encima un problema. La historia siguió así, dándole un papel menor, cuando era un líder nato, que supo expresar la conciencia popular y era amado y adorado por sus hombres, porque muchos de ellos peleaban gratis", contó Colimodio.

    Su memoria comienza a ser rescatada con justicia recién a finales del siglo XX, y en las últimas dos décadas es que se encomiendan de parte del Gobierno nacional los trabajos historiográficos para darle su lugar fundamental como héroe nacional y padre de la independencia.

    Desde 2016, el pase a la inmortalidad de Güemes es considerado un feriado nacional, un homenaje que solo comparten los próceres San Martín y Manuel Belgrano (creador de la bandera nacional).

    Etiquetas:
    historia, independencia, prócer, Argentina, Salta
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik