Widgets Magazine
En directo
    De manera marginal, el debate sobre el lenguaje inclusivo se ha colado en el Congreso Internacional de la Lengua Española

    Lenguaje inclusivo, neutro o patriarcal: el tabú de la Real Academia Española

    © Foto : Prensa CILE 2019
    Cultura
    URL corto
    Francisco Lucotti
    218

    A pesar de no haber paneles ni sesiones plenarias para discutir cuestiones de género, escritores y académicos cuelan sus temores y demandas en sus intervenciones durante el Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE) 2019, realizado en Córdoba.

    Todos, todas y todes. Mientras en Argentina se difunde e incorpora cada vez más el llamado lenguaje inclusivo, sobre todo en las nuevas generaciones y en ambientes de educación más progresistas, el debate sobre su uso y aplicación no forma parte de los temas de interés para los organizadores del CILE.

    Sin embargo, en los paneles donde participaron autores periféricos a la academia, con ponencias menos focalizadas en la lingüística formal y más en el uso y práctica de la lengua, las mujeres participantes encabezaron las demandas por la incorporación de un debate más profundo sobre la importancia de superar las limitaciones que hacen del castellano un idioma masculino-dominante, donde el género femenino es ignorado por norma.

    "Creo que fue George Steiner el que dijo que los grandes pensadores de la Grecia antigua podían dedicarse de lleno a la filosofía porque sus mujeres se ocupaban de las necesidades y obligaciones cotidianas. Lo patriarcal signó nuestra lengua y no sé si podemos paliar la invisibilización de la mujer en nuestra lengua; es un llamado que hago a todos a la creatividad", dijo la escritora argentina Luisa Valenzuela en su ponencia en el CILE.

    "¿No es de temer que la RAE se interese más por la inteligencia artificial que por los géneros humanos? 'Todo a su tiempo', me dirán", agregó.

    Más información: Todos, todas, y todes: "el lenguaje construye mundo, lo que no se nombra no existe"

    Respondiendo a las demandas del feminismo y el colectivo LGBT de una lengua que supere estas barreras patriarcales, el lenguaje inclusivo propone la utilización de una variante neutral, que va más allá de la insistencia por equilibrar el uso del género femenino al masculino dominante sino que supera la dicotomía, al tiempo que propone un género nuevo que también incluya a las minorías 'no binarias'.

    "Hay quienes quieren forzar a la Real Academia y a quienes hacen los diccionarios a adquirirlo, a procesarlo inmediatamente. Los académicos y los profesionales saben que cualquier diccionario se hace de abajo para arriba; anotan lo que ocurre en la sociedad que es perenne y masivo, y el lenguaje inclusivo, aunque se está expandiendo de manera bastante rápida, todavía no es completamente popular", explicó el periodista y novelista argentino Jorge Fernández Díaz, en la mesa en la que participó.

    "Una imposición no tiene sentido, porque el lenguaje no se impone. Lo que se intenta con el lenguaje inclusivo es demostrar esas estructuras de poder que dejan a las mujeres en una posición secundaria, es un movimiento no lingüístico sino político que pone de manifiesto la desigualdad", respondió en el mismo panel de debate la española Soledad Gallego-Díaz, directora del periódico ibérico El País.

    El CILE es uno de los máximos eventos de la lengua más hablada de América Latina y España. Es organizado cada tres años por el Instituto Cervantes, la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española en colaboración con el gobierno del país anfitrión.

    Vinculado: El 'Anticongreso de la Lengua' se rebela contra el imperialismo del idioma español

    ​En su octava edición, el CILE-Córdoba 2019 es coordinado por el Estado nacional, la provincia de Córdoba, la Municipalidad de la ciudad, la Universidad Nacional de Córdoba y otras entidades públicas y privadas. Argentina ha acogido anteriormente esta iniciativa: fue en 2004, en la ciudad de Rosario.

    A la par del evento oficial, se ha organizado también un 'anticongreso', cuyos organizadores consideran que detrás de los CILE hay una motivación económica, que —sostienen-  lejos está de buscar una mancomunidad entre España y los países que comparten su idioma

    Esta especie de 'contracumbre' lingüística muestra las controversias que causan en ocasiones las relaciones entre España y América Latina, región esta última que alberga la enorme mayoría de los 400 millones de hispanohablantes.

    Etiquetas:
    español, lenguaje, género, Congreso Internacional de la Lengua Española, Asociación de Academias de la Lengua Española, Real Academia de la Lengua Española, Argentina, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik