14:51 GMT28 Septiembre 2020
En directo
    Cultura
    URL corto
    Por
    0 20
    Síguenos en

    El comienzo de la primavera en el hemisferio norte pautaba el ciclo fértil para los pueblos mayas, que crearon Chichen Itzá y Dzibilchaltún, dos edificaciones para que el Sol les indicara el inicio de la cosecha y la 'bajada de Kukulkan' a la tierra. Sputnik te cuenta cómo se celebra el equinoccio en estos sitios.

    Ambos predios son dos de las principales zonas arqueológicas de la civilización maya que se conservan en el estado de Yucatán, ubicado en el sureste mexicano, en la península del mismo nombre. 

    Tienen una relación especial con el día del equinoccio de primavera, el 21 de marzo, que marcaba la siembra y cosecha para estas comunidades. Este momento tenía también un significado espiritual, religioso o comunitario, referido al "renacimiento".

    En Dzibilchaltún el fenómeno se empezará a ver poco antes de la seis de la mañana del 21 de marzo, fecha en la que ocurre el evento astronómico tan aguardado por los pueblos que allí habitaban.

    Ver esta publicación en Instagram

    🐍🐍🐍

    Una publicación compartida de Elisa (@fallerandwine) el 3 Dic, 2016 a las 8:32 PST

    "Cuando sale el Sol, se pone en el centro de la 'Casa de las Siete Muñecas', que está al oriente de la zona arqueológica. En un momento, ilumina perfectamente el centro del arco de la casa y se ve el fenómeno de la luz atravesando el edificio", dijo a Sputnik Mauricio Díaz Montalvo, director del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur).

    Dzibilchaltún es una de las zonas arqueológicas más antiguas de la zona maya, y sus principales edificios se hicieron entre el año 600 y 1000 de esta era, cuando albergaba unos 40.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

    "Es impresionante porque está amaneciendo y todavía hay cierta oscuridad cuando el Sol sale y se pone justo en medio del lugar. Es muy bonito", sostuvo Díaz.

    En Chichén Itzá el fenómeno del equinoccio se da alrededor de las cuatro de la tarde del 21 de marzo y se lo conoce como el 'descenso de Kukulkan', cuyo templo fue declarado una de las siete maravillas del mundo y es Patrimonio Mundial de la Humanidad según la UNESCO.

    El templo de Kukulcán, en Chichén Itzá, uno de los complejos arqueológicos mayas más importantes de México
    © Sputnik / RIA Novosti
    El templo de Kukulcán, en Chichén Itzá, uno de los complejos arqueológicos mayas más importantes de México

    Fue la principal ciudad prehispánica maya de la zona —hay evidencias que fue ocupada desde el año 400 antes de Cristo— y según el INAH comenzó su desarrollo urbanístico entre los años 800 y 1000 después de Cristo.

    "Es un fenómeno de sombras, un evento muy interesante, los invitamos a todos", dijo a Sputnik el director del Patronato.

    Abiertos al turismo

    El Patronato Cultur se creó a finales de los años 80 para administrar los servicios de las zonas turísticas de Yucatán, mientras la custodia y el trabajo en la zona arqueológica corresponden al INAH.

    Artefactos de los mayas en la cueva Balamkú
    © AP Photo / Karla Ortega/Mexico's National Institute of Anthropology and History
    Díaz comentó a Sputnik que el Instituto debió intervenir recientemente la Casa de las Siete Muñecas' de Dzibilchaltún y que trabajan actualmente en la zona arqueológica de Kulubá, en el municipio de Tizimín.

    Ante la centralidad que han tomado estas zonas en el debate público por el proyecto de Tren Maya, Díaz explicó que una de las prioridades del Gobierno local encabezado por Mauricio Vila —del que forma parte— es el turismo, por lo que se ha recibido con beneplácito la iniciativa, así como el anuncio que Yucatán será sede del tianguis turístico en 2020.

    El director del Patronato explicó que el parador de Chichén Itzá será remodelado y ajustado a la afluencia de público, que espera se multiplique de ahora en adelante. El que hay actualmente fue construido hace 30 años, en consonancia con el aforo de entonces.

    Más datos: Confirmado: la élite maya residía en Teotihuacán

    "Dependerá del Gobierno federal y del Fondo Nacional de Turismo qué hacer con el parador turístico. Si hacer uno nuevo en otro lugar y el actual dejarlo como museo de sitio; o si se amplía el actual para que podamos tener más espacio para los turistas y para que las personas que comercian dentro de la zona tengan un lugar más digno para trabajar", dijo el director de Cultur a Spurnik.  

    Para este equinoccio, esperan en Dzibilchaltún unas 2.000 personas. El parador turístico abre desde las 03:00 (hora local, 09:00 GMT) del 21 de marzo y la zona arqueológica desde 04:30 (10:30 GMT), donde será el evento.

    En Chichén Itzá se esperan 15.000 personas para el equinoccio, fundamentalmente turistas nacionales e internacionales. Allí se preparó un operativo de seguridad con 700 personas, además de espacios de estacionamiento alternos, así como un transporte entre éstos y el parador, indicó Díaz.

    Etiquetas:
    equinoccio, cultura, astronomía, arqueología, Pirámide de Kukulcán, Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), Yucatán, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook