Widgets Magazine
En directo
    Iglesia Ortodoxa Rusa de Buenos Aires

    Conoce la historia de la primera Iglesia Ortodoxa Rusa de América Latina

    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Cultura
    URL corto
    Francisco Lucotti
    2200

    Ubicada frente al majestuoso Parque Lezama de la ciudad de Buenos Aires, esta imponente construcción de estilo moscovita es un símbolo de la integración cultural en Argentina desde el albor del siglo XX.

    En enero de 2019 se cumplieron 130 años de la primera misa ortodoxa en la Argentina, un verdadero hito para la comunidad rusa y eslava en América Latina. Ya desde finales del siglo XIX, los inmigrantes demandaban la necesidad de contar con representación para oficiar su fe, que fue respondida por el entonces zar del Imperio de Rusia con la construcción de la primera Iglesia Ortodoxa Rusa de la región, inaugurada en 1901.

    "En un principio, el templo congregaba no solo a los rusos sino a serbios, búlgaros, montenegrinos, griegos, sirios, dálmatas. El zar Alejandro III envía una misión por pedido de estas comunidades con la idea de asistirlos espiritualmente. Más adelante los otros grupos étnicos adquirieron sus propias parroquias y aquí quedamos rusos, ucranianos, argentinos, algún que otro rumano, que profesamos la misma fe", dijo a Sputnik el arcipreste Alejandro Iwaszewicz.

    La  Catedral Ortodoxa Rusa de la Santísima Trinidad es la principal iglesia de este credo en el país aunque ya no la única, pues tanto en la ciudad como en el conurbano y otras ciudades existe una importante red de parroquias. El arcipreste explicó que la obra espiritual está centrada en los miembros de la comunidad y que cuentan con colegios, escuelas parroquiales y de formación de scouts.

    Arcipreste Alejandro Iwaszewicz, de la Iglesia Ortodoxa rusa de Buenos Aires
    © Foto : Cortesía de la Iglesia Ortodoxa rusa de Buenos Aires
    Arcipreste Alejandro Iwaszewicz, de la Iglesia Ortodoxa rusa de Buenos Aires

    Por otro lado, la Iglesia ofrece atención caritativa a los más necesitados, sin importar el culto, a través de un comedor comunitario diario para personas en situación de calle y donaciones de alimentos, vestimentas y medicamentos que se llevan a comunidades en la provincia de Misiones, en el noreste argentino.

    "No es nuestra idea convertir al pueblo argentino, sino que actuamos con sumo respeto que se merecen las autoridades gubernamentales del país y también la Iglesia Católica Apostólica Romana, a la que consideramos la anfitriona, que nos permiten en su casa hace ya casi 120 años y vivir nuestra fe en plena libertad", dijo el arcipreste.

    Petró Poroshenko, presidente de Ucrania
    © Sputnik / Servicio de prensa del presidente de Ucrania
    Aunque Iwaszewicz no conoce los números exactos, calcula que la Catedral de la Santísima Trinidad tiene entre 2.000 y 3.000 fieles. El párroco también contó que los oficios se ofrecían en eslavo, español, griego y árabe, pero que hoy se limitan sólo a los primeros dos idiomas.

    El edificio, parte irremplazable y destacada del paisaje urbano porteño, fue diseñado en San Petersburgo por el arquitecto del Santo Sínodo de Rusia Mihail Preobrazensky, y construido por el arquitecto noruego-argentino Alejandro Christophersen. Los fondos para su edificación fueron otorgados por la familia imperial como donaciones personales pero no con capitales de las arcas estatales, aclaró Iwaszewicz.

    "La mayoría de los íconos, candelabros, vestimentas, utensilios religiosos y ornamentaciones, así como el iconostasio de mayólica [cerámica esmaltada artesanal], que es único en el mundo, fueron traídos desde Rusia y enviados como donaciones. Muchos artistas plásticos hicieron su aporte con donaciones en especies, lo que hace a este templo una verdadera obra maestra", concluyó.

    Etiquetas:
    Iglesia, catedral, religión, historia, Inglesia Ortodoxa Rusa, Buenos Aires, Argentina, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik