Widgets Magazine
En directo
    Sierra Maestra

    Batalla de Guisa, el preludio de la Revolución en Cuba

    © AP Photo / Ismael Francisco
    Cultura
    URL corto
    60 años de la Revolución cubana (15)
    2101

    Los últimos meses del año 1958 en la Sierra Maestra fueron los más convulsos y decisivos de la Guerra de Liberación (1956-1959) contra la dictadura de Fulgencio Batista en Cuba. A propósito del 60 aniversario de la Revolución cubana, Sputnik te cuenta paso a paso las acciones de los guerrilleros.

    El 20 de noviembre comenzó una de las últimas batallas más importantes que tuvo lugar en la zona, dirigida personalmente por el comandante Fidel Castro, que abrió a los rebeldes las puertas del llano en su ofensiva final hacia Santiago de Cuba, la capital de oriente.

     Las acciones de los guerrilleros mantenían en jaque al Ejército, que poco a poco iba perdiendo sus posiciones más importantes en el oriente cubano.

    Guisa es un municipio montañoso de la provincia Bayamo, enclavado en plena Sierra Maestra. Allí, cerca de 200 rebeldes protagonizaron uno de los combates más estratégicos contra miles de efectivos militares, que les permitió aprovechar los armamentos para continuar la ofensiva, mientras en otras zonas orientales se llevaba a cabo la Operación Gancho.

    El líder rebelde Fidel Castro en una práctica de tiro con un rifle M-1 con mira telescópica en la Sierra Maestra
    © AP Photo / Archivo AP
    El líder rebelde Fidel Castro en una práctica de tiro con un rifle M-1 con mira telescópica en la Sierra Maestra

    Desde el primer combate hubo una sucesión de enfrentamientos, estratégicamente organizados por Castro, que fueron debilitando a la fuerza enemiga. Sólo en el primer combate el Ejército perdió una camioneta, un ómnibus y un jeep, según Ecured.

    Al día siguiente llegaron los refuerzos del Ejército apoyados por un tanque Sherman. Este envío reforzó un pelotón en la guarnición del cuartel del lugar y el tanque se retiró a la ciudad de Bayamo.

     El combate se intensificaba y Castro pidió a la población civil que abandonase el pueblo de Guisa. Así los guerrilleros ocuparon las carreteras, entre ellos las fuerzas del capitán rebelde Braulio Coroneaux, que abarcó las elevaciones montañosas que rodeaban el poblado.

    Los enfrentamientos se mantuvieron hasta que en la madrugada del 27 de noviembre, uno de los tanques T-17 del refuerzo batistiano al tratar de salir por la cañada del río Cupeinicú quedó atrapado por la pendiente, y fue abatido por los rebeldes con un mortero 81 y ametralladoras calibre 30.

    Relacionado: Cuba creará una institución para preservar el legado de Fidel Castro

    El refuerzo del Ejército llegó, esta vez, precedido por dos tanques pesados Sherman M-4 y los obuses. Se combatió durante todo el día, y uno de los tanques M-4 logró sacar a remolque el T-17.

    Desde La Habana también enviaron cuatro bombarderos B-26 que unidos a otros efectivos que tenía el Ejército, sumaron 10 y ametrallaron constantemente la zona. Así localizaron la posición del capitán Coroneaux y destrozaron la trinchera con un tanque M-4, ocasionando la muerte del capitán y otros combatientes en la estratégica Loma del Martillo (que hoy lleva su nombre).

    Tras esta pérdida, Castro organizó un ataque nocturno. El Ejército comenzó a retirarse con sensibles pérdidas y el líder rebelde arremetió y ordenó colocar una emboscada, que el enemigo descubrió parcialmente.

    No obstante, la intensidad del fuego rebelde puso en fuga a los soldados que abandonan tres camiones con más de 20.000 balas calibre 30,06, un radio y 13 fusiles automáticos. Con el botín de guerra capturado se armaron nuevos reclutas y la acción, que culminó el 30 de noviembre, destacó como una gran victoria para los guerrilleros.

    El enemigo sufrió 160 bajas, se ocuparon unas 35.000 balas, 14 camiones, un tanque T-17 en buen estado, 94 armas largas: entre ametralladoras, fusiles Garand y Springfield y carabinas San Cristóbal. También contaron siete ametralladoras de trípode calibre 30, dos morteros de 60 milímetros, un mortero de 81 milímetros, una bazuca, 55.000 cartuchos de combate, 95 granadas de mortero, 20 cohetes de bazuca y 300 mochilas completas, según Cubadefensa.

    También: Estos son los cinco mejores 'inventos' de Fidel Castro

    Aunque el Ejército batistiano concentró en Guisa una importante cantidad de soldados y medios de combate, los rebeldes le asestaron una tremenda derrota que aseguró las posiciones de la guerrilla en el oriente cubano y consolidó la figura de Castro como líder y estratega militar.

    Tema:
    60 años de la Revolución cubana (15)
    Etiquetas:
    combate, batalla, rebeldes, Batalla de Guisa, 60 Aniversario del triunfo de la Revolución en Cuba, Fidel Castro, Guisa, América Latina, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik