07:24 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Vladimir Yuravel, formaba parte de la tripulación de uno de los tantos barcos pesqueros soviéticos abandonados en Argentina tras la caída de la URSS

    Llevan al cine la historia de uno de los marineros soviéticos varados en Argentina (fotos, vídeo)

    © Foto : Cortesía Silvana y Ana María Jarmoluk
    Cultura
    URL corto
    Francisco Lucotti
    0 70

    El documental Volodia muestra los absurdos y tragedias de la vida de Vladimir Yuravel, un caso representativo del porvenir de muchos integrantes de la exURSS que quedaron desamparados en tierras australes.

    El 16 de mayo de 1992, Vladimir Yuravel, mecánico y marinero de ultramar de origen ucraniano, envía desde Buenos Aires una carta a su familia en la que dice que han tenido desperfectos en el barco y que se han quedado sin medios para sobrevivir. Durante los siguientes 13 años, los familiares de "Volodia" no vuelven a tener noticias de él.

    Las hermanas cineastas Silvana y Ana María Jarmoluk, referentes de la colectividad rusa en Argentina, son las realizadoras de este documental que sigue los pasos de Vladimir, un hombre que, por un lado, sirve de ejemplo de los cientos de marineros de la exUnión Soviética que fueran olvidados en tierras extranjeras y, por otro, es un caso excepcional por su poder de resiliencia.

    "Con Ana venimos de la ficción; si no hubiera sido por Vladimir quizás no hubiésemos contado la historia. Él es un personaje que en sí mismo lleva una apertura mental y una definición filosófica de la vida. La idea era contar qué sucede con una persona común, con una formación universitaria, una vida, familia, si el sistema te deja afuera", dijo a Sputnik Silvana.

    También: Así fue la relación de Diego Rivera con la Unión Soviética (fotos, vídeo)

    Silvana conoció a Yuravel en 2005 en el Parque Lezama de Buenos Aires, ubicado frente a la Iglesia Ortodoxa Rusa, donde se reunía con otros paisanos que vivían en la calle. De a poco comienzan a conocer de primera mano su historia y la de muchos inmigrantes que llegaron al país luego de la ruptura de URSS a principios de la década del 90, cuando en Argentina se ensayaban las políticas del neoliberalismo económico características de la presidencia de Carlos Menem.

    "Los ideales y principios de 'Volodia' chocan con la realidad argentina y se lo escucha muy crítico de lo que pasaba en su tierra después del desarme de la URSS; no se sentía parte de ningún lugar. Esta característica trágica y propia de un personaje de Dostoyevski lo destaca; además era una especie de líder entre este grupo de hombres", contó por su parte Ana María.

    A lo largo de la película vemos a Vladimir ayudando y acompañando a muchos de sus compatriotas en situaciones de vulnerabilidad. La relación con la muerte, la búsqueda existencialista y sus dotes actorales (trabajó en varias filmaciones) quedan plasmados en una escena en el Cementerio de la Recoleta, donde a partir de un texto de Hamlet, da rienda suelta a sus cavilaciones filosóficas sobre el devenir de las personas cuando son expulsados de un sistema para entrar en otro al que no pertenecen y al que nunca podrán adaptarse.

    • Vladimir Yuravel, formaba parte de la tripulación de uno de los tantos barcos pesqueros soviéticos abandonados en Argentina tras la caída de la URSS
      Vladimir Yuravel, formaba parte de la tripulación de uno de los tantos barcos pesqueros soviéticos abandonados en Argentina tras la caída de la URSS
      © Foto : Cortesía Silvana y Ana María Jarmoluk
    • Vladimir Yuravel, formaba parte de la tripulación de uno de los tantos barcos pesqueros soviéticos abandonados en Argentina tras la caída de la URSS
      Vladimir Yuravel, formaba parte de la tripulación de uno de los tantos barcos pesqueros soviéticos abandonados en Argentina tras la caída de la URSS
      © Foto : Cortesía Silvana y Ana María Jarmoluk
    • Hermanas cineastas Silvana y Ana María Jarmoluk, realizadoras del documental Volodia
      Hermanas cineastas Silvana y Ana María Jarmoluk, realizadoras del documental Volodia
      © Foto : Cortesía Silvana y Ana María Jarmoluk
    1 / 3
    © Foto : Cortesía Silvana y Ana María Jarmoluk
    Vladimir Yuravel, formaba parte de la tripulación de uno de los tantos barcos pesqueros soviéticos abandonados en Argentina tras la caída de la URSS

    El rodaje de la película comenzó en 2006, a manera de investigación, y el seguimiento continuó hasta 2012. La película ha estado participando en diferentes festivales internacionales y el sábado 27 de octubre fue presentada por primera vez en Buenos Aires en el cine Cosmos en el marco del Festival de Cine del Europa Central y Oriental.

    "Desde un principio supimos que este proyecto iba a durar mucho tiempo. Internamente sabíamos que él no iba a abandonar la calle porque, por más que en invierno se anotaba en distintos hogares, él decía que eran cárceles. Había formas de humillación que él no estaba dispuesto a soportar porque era un ser libre, de pensamiento y de acción", contó Silvana.

    Como Vladimir, muchos marineros soviéticos quedaron en un limbo migratorio cuando sus pasaportes dejaron de tener validez en 1991 y perdieron la posibilidad de regresar. Las empresas para las que trabajaban dejaron de existir y las burocracias locales y de origen no les ofrecían soluciones. A comienzos del siglo XXI, el Gobierno prohíbe a los extranjeros trabajar en los barcos argentinos, lo que deja a muchos de ellos sin fuente de ingreso ni salida laboral.

    "Muchos quedaron en la calle, lo que los llevaba a entrar en una vida casi sin retorno: el alcohol, el mal dormir, las enfermedades. Muy pocos de ellos pudieron regresar a sus países y muy pocos se pudieron insertar en la sociedad. Todos los que están en nuestra película fallecieron", dijo Silvana.

    Además: Campo Minado: la obra de teatro sobre Malvinas que unió a veteranos británicos y argentinos (fotos)

    Las hermanas cuentan que la mayor parte de ellos eran personas instruidas, leídas, con estudios universitarios, tenían casas, autos, hijos, mujeres, y sin embargo lo perdieron todo. Ellas dicen que el estilo y el tono del documental busca que los espectadores se pregunten acerca de la realidad y del rol que tenemos como seres sociales en nuestra relación con los demás, así como preguntarnos sobre los valores sobre los que se construyen nuestras comunidades.

    "En esta sociedad donde el hombre tiene que cazar, arrancar y tragar, nosotros no estamos capacitados y por eso debemos morir, por eso terminamos acá [en el cementerio]. Somos como los mamuts en su tiempo: murieron. Cambió la psicología, somos gente no de diferentes países, somos de diferentes planetas", reflexiona Vladimir en la película.

    Afiche de la película Volodia
    © Foto : Cortesía Silvana y Ana María Jarmoluk
    Afiche de la película Volodia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    cine, historia, neoliberalismo, marineros, Unión Soviética, Argentina