11:52 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    Bidet portátil de 1910

    El bidet: el artefacto de más de dos siglos y medio que los rioplatenses y paraguayos utilizan mal

    CC BY 3.0 / Roberto Fiadone
    Cultura
    URL corto
    890

    Se inventó en Francia para que las mujeres se las zonas íntimas después de tener relaciones sexuales, pero los argentinos, uruguayos y paraguayos generalmente lo usan con otros fines y, además, mal. Sputnik te cuenta por qué.

    El bidé o bidet significa caballo pequeño en francés, y hace alusión a la postura que hay que adoptar para usarlo. Se trata de un artefacto bajo, con agua corriente y desagüe. Originalmente fue ideado para asearse la vulva, pero ahora se utiliza para limpiar la zona perineal y el ano, aunque también hay quienes lo usan para lavarse los pies.

    Bidet de finales del siglo XIX
    Bidet de finales del siglo XIX

    Fue inventado en Francia a fines del siglo XVII, en ese entonces era móvil y tenía una armazón de madera con respaldo, y una tapa que ocultaba una palangana. A mediados del siglo XVIII apareció uno igual pero con una jeringuilla que lanzaba, desde la palangana, una lluvia ascendente, el agua se bombeaba manualmente.

    Bidet francés antiguo
    Bidet francés antiguo

    El bidet se perfeccionó hacia finales del siglo XIX, cuando hubo avances sustantivos en la plomería y saneamiento.

    Según Clarín, a fines de la Segunda Guerra Mundial el bidet fue considerado un elemento clave para la salud pública y había uno en cada hogar de Francia. "Los parisinos se burlaban de los turistas ingleses que veían un bidet por primera vez y lo usaban para orinar, lavarse los pies o las medias", dijo al periódico argentino Jorge Tartarini, el director del Museo del Agua y de la Historia Sanitaria de AySA.

    Bidet e inodoro de porcelana antigua
    Bidet e inodoro de porcelana antigua

    No obstante, Tartarini aclaró a Clarín que eran pocos quienes efectivamente lo utilizaban porque el catolicismo lo desaconsejaba. Según San Francisco de Asís, había que estar sucios para tener "una idea del olor del infierno".

    Este artefacto es muy común en algunos países europeos (especialmente Grecia, Italia, España y Portugal), aunque en Francia, donde se inventó, ya no se usan más.

    Bidet
    Bidet

    También en los países de Oriente Medio y de algunas partes de Asia (particularmente en Japón). En Japón, los bidés son tan comunes que están a menudo presentes en instalaciones de lavabos públicos.

    En los países americanos, principalmente en Argentina, Paraguay y Uruguay, hay prácticamente en todas las casas. Ahí las personas lo usan mal: en vez de sentarse mirando hacia las canillas, se sientan al revés.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    bidet, higiene, historia