Widgets Magazine
En directo
    Un objeto quemado a dentro del Museo Nacional de Brasil después de un incendio

    "Brasil es el único país del mundo donde encontrarás una momia húmeda"

    © REUTERS / Ricardo Moraes
    Cultura
    URL corto
    320

    La tragedia en el Museo Nacional de Río de Janeiro se produjo debido a la reducción de la financiación y la falta de atención de las autoridades a los problemas de la infraestructura del museo.

    Así opinan varios expertos consultados por Sputnik respecto al incendio que destruyó millones de objetos de museo e infligió daños irreparables al patrimonio cultural de la humanidad.

    Así, de acuerdo con Maria Ignez Mantovani, expresidenta del Comité Brasileño del Consejo Internacional de los Museos, la infraestructura del museo ha sufrido de una falta de recursos. La falta de acción en este ámbito en relación con otros objetos del patrimonio cultural puede llevar a consecuencias desastrosas para el país.

    "La falta de acción de nuestro Gobierno en la conservación de sitios históricos señala que el patrimonio cultural no es una prioridad suya, y esto es una cosa clave que la sociedad brasileña necesita cambiar tan pronto como sea posible, ya que en los últimos años hemos sufrido una pérdida tras otra. Si no intervenimos en esto tan pronto como sea posible, nos esperan otras pérdidas", dijo Mantovani a Sputnik.

    Se trata de otras tragedias relacionadas con incendios que destruyeron muchos artefactos en los últimos diez años: el Instituto Butantan —un centro de investigación en las áreas de biología y biomedicina—, el Memorial de América Latina, el Museo del Idioma Portugués y la Cinemateca Brasileña en Sao Paulo.

    Más: Museos argentinos "reflejados" en las llamas del incendio de Río de Janeiro

    "El Museo Nacional estaba pasando por tiempos difíciles debido a la falta de recursos. Lo que sucedió el 2 de septiembre, lamentablemente, muchos de nosotros ya lo habíamos previsto", lamenta Mantovani, que recibe palabras de apoyo y solidaridad de investigadores e instituciones de todo el mundo.

    Los representantes del servicio de bomberos de Río le dijeron a la prensa que el museo no tenía la estructura necesaria para extinguir los incendios. Según ellos, hace aproximadamente un mes los bomberos dieron algunos pasos para salvar la situación, pero no tuvieron tiempo.

    "Todos los museos brasileños deberían tener todo el equipo necesario para extinguir un incendio y mantener su infraestructura. Existen normas internacionales, ya hemos aprendido a cumplirlas. Solo necesitamos políticas que prioricen estos problemas".

    "Un incendio como este, sin importar qué lo causó, podría haberse evitado con el equipo necesario y los bomberos entrenados presentes en aquel momento", concluye Mantovani.

    Con esta opinión está de acuerdo la profesora de la Universidad Federal Fluminense, Telma Lasmar, quien también dijo que el incendio en el Museo Nacional es un reflejo de la "mentalidad" del país, que se basa en el olvido de las instituciones educativas y culturales.

    "En Brasil, la opinión predominante es que mantener patrimonio cultural es un desperdicio. Por el contrario, es una inversión. Si no inviertes, no guardas", dijo la experta a Sputnik.

    La falta de infraestructura adecuada e inversión, según la especialista, ralentiza el desarrollo de la cultura en el país: por lo tanto, incluso los mismos visitantes cada vez llegan menos.

    También: Gobierno de Brasil busca ayuda internacional para reconstruir su Museo Nacional

    "Si el museo es estatal, entonces es el Estado el que debe encargarse de su desarrollo. Pero eso no tiene lugar", agrega, asegurando que está avergonzada de lo que le sucedió al museo, y argumenta que el mantenimiento de los archivos y museos en Brasil tiene una naturaleza aficionada.

    Lasmar destaca que es urgente comprender con absoluta claridad que hacen falta especialistas. La seguridad en los museos debe ser proporcionada por profesionales, no aficionados, y no puede ser barata. En museos debe haber detectores de humo, detectores de movimiento, calor, impacto. Los museos necesitan un sistema de alarma y personal capacitado que pueda sostener un extintor en sus manos.

    También recordó un incidente reciente en el mismo Museo Nacional, donde debido a un agujero en el techo, el agua de lluvia entró dentro mojando a las momias.

    "Brasil es el único país del mundo donde encontrarás una momia húmeda", ironizó Lasmar.

    Etiquetas:
    opinión, patrimonio, cultura, museo, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik