En directo
    Cine (imagen referencial)

    "Memorias del subdesarrollo", un filme hecho ayer para ser visto mañana

    CC BY 2.0 / Iwan Gabovitch / Empty Cinema Movie Theater
    Cultura
    URL corto
    0 40

    LA HABANA (Sputnik) — La película cubana "Memorias del subdesarrollo" (1968), del director Tomás "Titón" Gutiérrez Alea, considerada por muchos el mejor filme iberoamericano del siglo XX y que acaba de cumplir 50 años de su estreno, sigue siendo una obra adelantada a su tiempo, dijo a Sputnik el director de la Cinemateca de Cuba, Luciano Castillo.

    "Coincido con la cineasta cubana Belkis Vega, cuando afirmó que 'Memorias del subdesarrollo' es 'la catedral del cine cubano', porque cuando uno ve esa obra se reitera que es una película pasmosa, no solo formalmente por haberse adelantado a su tiempo, sino por la vigencia de sus planteamientos", precisó a esta agencia el también crítico e investigador cinematográfico.

    El filme, estrenado en La Habana el 19 de agosto de 1968, y basado en la novela homónima de Edmundo Desnoes —uno de sus guionistas junto a Titón— fue reconocido en 2009 como "la mejor película iberoamericana del siglo XX", seguida por la hispano-mexicana "El laberinto del fauno" (2006), de Guillermo del Toro, y "Los olvidados" (1950), del director español Luis Buñuel.

    Esta calificación se hizo tomando en consideración una encuesta internacional realizada por el sitio digital español Noticine, entre profesionales del cine, críticos, periodistas, organizadores de festivales y aficionados en general de todo el mundo.

    También fue incluida en una guía de The New York Times sobre las 1.000 mejores películas de todos los tiempos, seleccionada por el Instituto Británico de Cine entre los mejores filmes de la historia, y calificada de obra maestra e incluida en la selección de clásicos del Festival de Cannes.

    También: Cineasta cubano: "Descubrí el cine a través del sello de Mosfilm"

    "Quienes la hemos apreciado una y otra vez —agregó Castillo—, y yo he perdido la cuenta de las veces, experimentamos la sensación que nunca la habíamos visto; es una película que siempre digo que Titón la filmó ayer para los espectadores de mañana, y lo digo convencido de que esa impresión que siento es un redescubrimiento, porque sigue siendo una obra magna en la que el tiempo incide a su favor".

    Con la participación protagónica del actor Sergio Corrieri y las actrices Daisy Granados y Eslinda Núñez, "Memorias" es una historia introspectiva e irónica que muestra las contradicciones de un burgués, en medio de una vertiginosa y cambiante revolución que sacude los estamentos de la sociedad en la década de 1960.

    En opinión de la periodista cubana Loly Estévez, las principales percepciones que provoca "Memorias del subdesarrollo" son las de una película "compleja y original, con una excelente fotografía en blanco y negro, mezcla de ficción y realidad, sociología objetiva y crítica histórica de una época".

    "Victoriosa como pocas —añadió Estévez— en el desafío de llevar la literatura al cine", tanto que Desnoes, autor de la novela y coguionista del filme, dijo que "nunca pensó que una película fuera la garantía de continuidad para una novela".

    Sputnik también conversó con el joven especialista de la Cinemateca cubana, Mario Espinosa, de 27 años, quien aseguró que "lo más importante" que tiene "Memorias del subdesarrollo" es "el testimonio visual que da de un momento complicado de la historia".

    Más: Un cineasta ruso despierta expectativas con el film 'Cuba real' en el festival habanero

    "La película narra el tiempo que le correspondió vivir a mis padres, y lo que más me interesa de esa película es el enfoque personal, porque si abres un libro de historia, entenderás el sentido macro, pero esta película tiene un valor humano, único, de una persona que responde psicológicamente a un momento", señaló.

    En un artículo publicado en el diario británico The Guardian, el 2 de abril de 2004, el prestigioso director y productor de cine brasileño Walter Salles aseguró que en "Memorias del subdesarrollo", Alea "demostró que la precisión fílmica y la experimentación radical podían ir de la mano".

    "Nada fue al azar, cada imagen hace eco en la siguiente imagen, el todo es mayor que la suma de sus partes", indicó.

    A pocos días de haberse celebrado el cincuentenario de su estreno, todos coinciden en que la película mantiene su vigencia y sigue llamando a la reflexión a través de cada uno de sus fotogramas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El Festival de Cine de La Habana viaja al cosmos
    "Apropiación cultural", la nueva censura
    Etiquetas:
    arte, película, cine, Cuba