20:07 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Queso (imagen referencial)

    ¿Tipo gouda, mozzarella o emmental? Descubre cómo era el queso más antiguo del mundo

    CC0 / Pixabay
    Cultura
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Los arqueólogos de Italia y Egipto han encontrado queso de unos 3.300 años de antigüedad en la necrópolis de Saqqara.

    Durante el estudio de las tumbas cerca de la antigua ciudad egipcia de Menfis, los arqueólogos encontraron en uno de las vasijas del siglo XIII a.C. restos de queso duro, lo que lo convierte en la muestra más antigua de este producto lácteo hasta la fecha, subrayan los autores del estudio publicado en Analytical Chemistry.

    El hallazgo se hizo en la tumba de Ptahmes, un funcionario de alto rango que sirvió en la época de los faraones Seti I y Ramsés II.

    La tumba fue hallada por cazadores de tesoros en 1885 y muchos de los artefactos encontrados en esta tumba adornan los pasillos de los museos europeos. Sin embargo, la tumba pronto fue olvidada y solo en 2010 fue reabierta por los arqueólogos de la Universidad de El Cairo. Todavía no se ha investigado a fondo, incluso continúa la búsqueda de la cámara funeraria principal.

    Te puede interesar: Esta es la reacción de una rusa al probar el queso prohibido repleto de gusanos

    Entre los hallazgos descubiertos entre 2013 y 2014 se encontraba un recipiente de arcilla roto con una sustancia blanquecina y una tela que cubría el recipiente desde arriba o servía para envolver el contenido. Un grupo de científicos dirigido por Enrico Greco, investigador de la Peking University, decidió identificar la sustancia descubierta. Los científicos pudieron identificar, gracias a la cromatografía líquida y la espectrometría de masas, proteínas específicas que indican que la sustancia blanca era un queso duro elaborado con una mezcla de leche de vaca y de cabra (o de oveja).

    Una de las proteínas permitió establecer que el queso estaba infectado con la bacteria Brucella melitensis, causante de una grave enfermedad: la brucelosis. Estas bacterias penetran en el cuerpo humano cuando se está en contacto con animales de granja o cuando se consume leche cruda o quesos. Hasta el momento, solo existían datos paleopatológicos indirectos sobre la presencia de la brucelosis en el antiguo Egipto, pero por primera vez fue posible obtener confirmación de esto.

    Los habitantes del antiguo Egipto no solo consumían leche y queso. Hay datos históricos que confirman que también sabían elaborar otros productos lácteos como cremas, mantequilla y requesón.

    Noticia relacionada: Arqueólogos revelan el secreto mejor guardado del antiguo Egipto

    Además de productos lácteos, los antiguos egipcios comían pan, pescado, carne, frutas, hortalizas, miel, huevos, avena, leguminosas, cerveza y muchas plantas que crecían en las costas del río Nilo. El geógrafo griego Estrabón explicó que la abundancia de niños en las familias del antiguo Egipto se debía a que era muy fácil alimentar a todos debido al bajo costo de los alimentos.

    Además:

    Arqueólogos egipcios encuentran una necrópolis con unos 40 sarcófagos antiguos (fotos)
    Piezas de la tumba de Tutankamón nunca vistas antes se exhiben en El Cairo
    Etiquetas:
    arqueología, queso, Egipto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik