21:37 GMT +313 Noviembre 2018
En directo
    Cultura
    URL corto
    0 20

    Los arqueólogos han establecido que los restos de un gran asentamiento encontrados hace varios años son en realidad una importante ciudad de la dinastía Vakataka, que gobernó el territorio de la India moderna entre los años 250 y 550 de nuestra era.

    Un equipo de arqueólogos de Deccan College ha confirmado que la dinastía Vakataka gobernó desde su capital, Nandivardhan —el actual Nagardhan—, una gran ciudad descubierta en el distrito de Nagpur. Esta es la misma dinastía que construyó las famosas cuevas de Ajanta, en Aurangabad.

    El equipo del Departamento de Arqueología y Museos del Gobierno de Maharashtra excavó el sitio, en Vidarbha, durante tres temporadas —entre 2015 y 2018—. Han desenterrado algunas pruebas de que allí hubo un asentamiento humano y restos en forma de objetos típicos del período del reinado de los Vakataka.

    "Algunos de los objetos, incluida la cerámica y los tapones para las orejas hechos de vidrio, fueron excavados en ese lugar y eran artículos típicos utilizados durante este período", comentó Shrikant Ganvir, arqueólogo del Deccan College, a The Indian Express.

    Se descubrieron además objetos de terracota con imágenes de dioses, animales y humanos junto a amuletos, ruedas y otros elementos. Un ídolo intacto de Ganesh, sin adornos, reveló que esta comunidad lo adoraba. Algunos artículos de cerámica datan de entre el siglo III y IV d. C.

    Interesante: La maldición de la dinastía Song: cuatro personas mueren al tratar de saquear una antigua tumba

    Además, los arqueólogos descubrieron que la crianza de animales era una de las principales ocupaciones  de esta localidad. Durante la excavación se encontraron restos de siete especies distintas de animales domésticos, incluidas cabras, ovejas, cerdos, gatos, caballos y aves de corral.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Hallan en Israel la cabeza de un rey bíblico
    Hallan una ciudad romana desaparecida hace más de 1.700 años
    Etiquetas:
    hallazgo, historia, arqueología, la India