11:37 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Un billete de 50 laris georgianos con la imagen de la reina Tamara

    Un condón con una reina medieval desata una 'guerra' en Georgia (fotos)

    CC0 / National Bank of Georgia
    Cultura
    URL corto
    2249

    Ni una imagen de Stalin o de Putin había conseguido desatar en Georgia un escándalo similar al que el país está viviendo ahora por culpa de unos condones.

    Unos preservativos fabricados por la empresa georgiana Aiisa son los culpables de desatar la polémica, dado que sus productos indignaron a algunos georgianos por el hecho de que en sus cajas se muestran personajes históricos como la reina Tamara, de la dinastía Bagration, que gobernó Georgia entre 1184 y 1213.

    Tamara, la reina de Georgia
    Tamara, la reina de Georgia
    Por si fuera poco, el envoltorio del condón tiene una inscripción de lo más atrevida: 'La puerta del palacio de la reina Tamara'.

    ​El problema es que la reina Tamara no solo es un personaje histórico, sino también una santa, definida así tanto por la iglesia Ortodoxa georgiana como por la rusa.

    Algunos de los georgianos indignados por los condones 'insultantes' protestaron a finales de marzo cerca del Parlamento, en la ciudad de Kutaisi, convocados por el Partido Laborista Georgiano.

    "Se ofenden los sentimientos personales, religiosos y nacionales de los miembros de nuestra organización política, enciende la discordia y el conflicto civil en el país, está provocando tensiones y disturbios… Exigimos la prohibición inmediata de la empresa", declaró el líder del partido, Georgui Liluashvili, en una carta dirigida a las autoridades georgianas.

    Mientras tanto, la propia fundadora de Aiisa, Anania Gachechiladze, de 23 años, está atendiendo el continuo interés de la prensa por sus 'originales' productos.

    Para más inri, Liluashvili afirma en su carta que Aiisa recibió financiación del programa estatal Startup-Georgia.

    La compañía ha estado operando en el mercado local desde hace más de un año. A pesar del alto precio de cada preservativo —más de tres lari, el equivalente a 1,5 dólares—, los productos de Aiisa son populares incluso entre algunos turistas. Además de la reina Tamara, los condones muestran las caras de Lenin, Stalin, Putin o Batman.

    El columnista de Sputnik Georgia, Goga Vardziely, asegura que la idea de los condones no tiene nada que ver con la política o con una determinada ideología, sino que simplemente se trata de una estrategia comercial.

    "La reina Tamara, hablando en un lenguaje moderno, es una marca. Además, según algunos datos, es la marca más reconocible en el espacio informativo y publicitario internacional relacionada con lo georgiano. Más popular que David Agmashenebeli y Shota Rustaveli. Stalin no cuenta, porque es una marca soviética, no georgiana".

    "Edad de oro de la historia georgiana"

    El periodo en el que gobernó la reina Tamara se considera la Edad de oro de la historia georgiana. Tamara continuó con la política exterior de su antecesor, David IV el Constructor, y conquistó Tabriz, Erzurum y otros territorios. En 1213, Georgia ocupaba un territorio casi tres veces más grande que el actual.

    Además, la reina Tamara contribuyó a la difusión del cristianismo en Georgia y a la construcción de iglesias y monasterios. Su corte reunía a toda una galaxia de gloriosos escritores que consolidaron el idioma georgiano. 

    Un fresco con la reina Tamara y su padre, el zar Jorge III, en el monasterio de la cueva de Vardzia —en el sur de Georgia—, tallado en la roca en los siglos XII-XIII
    © Sputnik / Tunkel
    Un fresco con la reina Tamara y su padre, el zar Jorge III, en el monasterio de la cueva de Vardzia —en el sur de Georgia—, tallado en la roca en los siglos XII-XIII

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Georgia y Rusia, ¿empieza el deshielo?
    El Parlamento de Georgia aprueba nueva Constitución
    El eje Azerbaiyán-Georgia-Turquía y el frágil equilibrio de poderes en el Cáucaso
    Etiquetas:
    escándalo, historia, sexo, mujeres, Georgia