Widgets Magazine
En directo
    Oscar Statuettes

    El mercado negro de los Oscar: detrás de la escena de un negocio millonario

    © Flickr/ Prayitno
    Cultura
    URL corto
    0 30

    Este 4 de marzo se entregan los reconocidos premios Oscar y coleccionistas de todo el mundo se frotan las manos. La gala que cada año se difunde a nivel internacional exhibe galardones que han terminado en manos de aficionados de Hollywood a través de un mercado negro donde los precios son cada vez más estrafalarios.

    Los Oscar son tan codiciados entre los artistas como entre los coleccionistas cinéfilos, algunos de los cuales son capaces de casi todo para hacerse con uno de estos premios. De ahí que algunos famosos reciban ofertas de personas menos escrupulosas para subastar la estatuilla o simplemente venderla en el mercado negro.

    El principal problema del mercado de compraventa de este galardón que se entrega desde 1929 es la falta de suministro, aseguró El Comercio.

    Desde 1950 la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS, por su siglas en inglés) creó un contrato en el obliga a todos los ganadores de la estatuilla a vender en primera instancia sus galardones a la institución que se los otorgó por el simbólico precio de un dólar.

    Por eso, la mayoría de estatuillas entregadas después de los 50 que han cambiado de dueño terminan en el mercado negro en lugar de ser subastadas, una batalla que los abogados de la AMPAS encaran cada año. Sin embargo, los Oscar entregados antes de esta fecha pueden comprarse legalmente aunque son los menos.

    Esta normativa además elevó los precios de las estatuillas entregadas desde 1929 hasta 1950, que ostentan cifras millonarias en mercado. Por ello es más económico y sobre todo posible encontrarlas de una forma un poco más oscura.

    Los que se arriesgan, suelen ser perseguidos por abogados de la AMPAS quienes amenazan a los aficionados con demandas legales, en aras de que los costos de un eventual proceso hagan que los vendedores renuncien antes de despedirse del galardón.

    Expertos citados por este sitio web, aseguran que a través de la historia de este premio han llegado a venderse unas 200 estatuillas doradas, la mitad de las cuales habrían sido entregadas por la AMPA después de 1950. De ahí que los traspasos a otros dueños sean desconocidos.

    Una de las más conocidas fue la compra por 1,54 millones de dólares del fallecido cantante Michael Jackson por el Oscar de mejor película a "Lo que el viento se llevó", logrado en 1940.

    También se conoce que en 2003, el mago David Copperfield compró por 232.000 dólares (bastante poco en comparación con Jackson) la estatuilla que consiguió el director Michael Curtiz por "Casablanca" en 1944.

    El Oscar a mejor guión que le fue entregado a Orson Welles por el clásico "Ciudadano Kane" en 1942 se vendió a fines de 2012 por 860.000 dólares.

    Además se conoció que el director estadounidense Steven Spielberg, quien tiene en su haber tres Oscars, adquirió en subastas las estatuillas doradas obtenidas por Clark Gable en 1935 y Bette Davis en 1939. Spielberg donó la compra gentilmente a la AMPAS, al parecer con la intención de que estas permanecieran en la institución que las hizo valer.

    Sin embargo, nadie conoce a qué precio se venden los premios otorgados después del 50. Expertos aseguran que las cifras son menores a las de los premios otorgados con anterioridad, y que el comprador difícilmente puede alardear en público de su propiedad.

    Una cifra indicativa la da la demanda presentada recientemente por la AMPAS contra los herederos del director de fotografía Robert Surtees, quienes presuntamente vendieron en eBay por unos US$40.000 el Oscar que este ganó en 1953.

    Según este sitio, especialistas  aseguran que los Oscar que cambian de propietario sin permiso de la Academia se suelen vender a través de los mismos canales que el arte robado, con intermediarios y sin hacer publicidad de las operaciones.

    Lea más: 'Sin amor' entra en lista de nominaciones a Mejor Película Extranjera de los Oscar

    Probablemente más de uno de los que resulten premiados en la próxima ceremonia que se celebrará este domingo en Los Ángeles estaría interesado en vender su premio en los próximos años, a pesar de que ahora piensen que el reconocimiento es invaluable.

    Además:

    Los Oscar del turismo premian a Latinoamérica y a Rusia
    La película "Bingo" de Daniel Rezende representará a Brasil en los Oscar
    Y el Oscar va para... Una niña mexicana en un berrinche contra su padre (video)
    Etiquetas:
    mercado negro, gala, ilegalidad, negocios, premio Oscar, mercados, Premios Oscar 2018, América Latina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik