02:16 GMT +322 Febrero 2018
En directo
    Una mujer usa un bikini rosado

    La historia del bikini, la prenda de vestir más amada del mundo (fotos)

    CC BY 2.0 / Beercha / Back to summer
    Cultura
    URL corto
    0 80

    Ya sea por acompañar la revolución femenina o por resaltar la figura en épocas de verano, el bikini se ha ganado un lugar como la prenda preferida de las mujeres en las playas. Como toda pieza icónica, tiene una rica historia detrás. Sputnik te invita a conocer todos los detalles.

    Simple en su concepción pero con un significado complejo y profundo, el traje de baño de dos piezas se volvió la norma a mediados del siglo XX. Atrás quedaron los engorrosos atuendos que cubrían buena parte del cuerpo, muchos incluso tejidos en lana. Hoy, pocas mujeres optarían por ir a la playa como lo hacían sus abuelas.

    Quizás te sorprendas al saber que, más de 1.000 años antes, en la antigua Roma las mujeres eran unas adelantadas: hay registros arqueológicos en Italia que demuestran que las atletas se cubrían con atuendos de playa muy similares a los que se venden en las tiendas de ropa de cualquier centro comercial.

    En la provincia de Enna (Sicilia), la villa romana del Casale tiene mosaicos con representaciones de la vida cotidiana de la época en la que fue construida (aproximadamente en el siglo IV d.C.). Uno de estos murales, en la llamada 'Sala de las Diez Damas' bien podría ser una premonición de lo que se vendría. En él, varias mujeres lanzan discos y levantan pesas, ataviadas con lo que hoy se llama bikini.

    Unos siglos antes, en Pompeya, la ciudad romana arrasada por las cenizas y gases a altísimas temperaturas del volcán Vesubio en el año 79 d.C., existían figuras parecidas a las halladas en Sicilia. Una estatua de mármol de una venus luce la vestimenta tan en boga en la época contemporánea.

    Le puede interesar: Sí, la chica en bikini de Instagram a la que quieres parecerte está retocada

    La sensibilidad cambió con el tiempo y para la moral de los siglos venideros, profundamente afectada por la religiosidad, mostrar el cuerpo femenino descubierto era una ofensa y que una mujer realizara baños en público era un tabú. Tomó bastante tiempo para revertir esta costumbre y recién a partir del siglo XIX volvieron a crearse trajes especiales para llevar en el agua.

    Estos eran más parecidos a un vestido, con una camisola larga y una falda pomposa para cubrir desde el cuello hasta los tobillos, además de unas calzas debajo. La practicidad fue ganando terreno y, aunque se seguía cubriendo más de lo que hoy tolerarían muchas mujeres, la ropa se fue ciñendo más al cuerpo.

    Para las primeras décadas de 1900, las nadadoras en Europa comenzaron a llevar prendas tejidas en una pieza, llamadas 'maillot', por la fuerte influencia francesa en la época. Los atuendos, generalmente tejidos en una sola pieza, tapaban los muslos, el abdomen y los hombros.

    Annette Kellerman, la mujer que popularizó el precedente del traje de baño moderno
    Annette Kellerman, la mujer que popularizó el precedente del traje de baño moderno

    No estuvieron exentos de polémicas: en 1907 la nadadora australiana Annette Kellerman fue arrestada en una playa cercana a Boston por el cargo de "indecencia", ya que su 'maillot' de una pieza dejaba ver demasiado. La atleta y actriz popularizó el traje de baño y su nombre se utilizó como sinónimo para nombrarlo.

    A partir de este modelo evolucionaron los actuales trajes de baño. En un principio, el 'protobikini' de los años 30 y 40, dejaba al descubierto una parte del abdomen y la parte inferior cubría hasta el muslo. En la Segunda Guerra Mundial, la necesidad de ahorrar tela ayudó a popularizar esta opción, puesto que requiere menos superficie de tejido.

    En paralelo, durante los años siguientes, también evolucionaron los trajes de una sola pieza, con breteles sobre el hombro y mayor cavado en los muslos como los que perduran en las playas de hoy en día.

    Lea también: ¡Para comérselo! Un bikini de pizza al precio módico de 10.000 dólares 

    El nombre bikini se comenzó a usar en los años 40. En aquel momento, las potencias nucleares realizaban pruebas de sus bombas atómicas en lugares remotos. Estados Unidos administraba las islas Marshall, en el océano Pacífico, donde se ubica el atolón Bikini, donde a partir de 1946 se detonaron varios dispositivos. El nombre para la prenda de vestir habría derivado del efecto explosivo que causaba en quienes la veían en el cuerpo de una mujer.

    Fue un francés, Louis Réard, quien se animó a ir más allá y a comercializar un objeto más "osado". El comerciante, dueño de una lencería, se percató de que muchas mujeres doblaban los extremos de sus trajes para aprovechar más el efecto del sol en la piel. Para eso creó modelos con menos tela.

    En el apogeo del empoderamiento femenino de los años 50, la idea tomó algo de vuelo, pero también encontró resistencias, pues mucha gente lo encontraba vulgar. En las revistas, figuras como Brigitte Bardot empezaban a mostrarse con sus bikinis al sol.

    En la década siguiente, la del 60, más y más mujeres se animaban a utilizarlo sin miedo, a pesar de las campañas de grupos por la supuesta indecencia. Hollywood y las revistas retrataban cada vez más ejemplos.

    El bikini se sofisticó con el tiempo y han surgido variantes, con mayor o menor exposición. En todo caso, el camino para llegar ha sido largo.

    Además:

    Azafatas en bikini, la idea de una aerolínea vietnamita (fotos, vídeo)
    Etiquetas:
    historia, traje de baño, bikini, Annette Kellerman, Brigitte Bardot, Bikini, Francia, Sicilia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik