13:26 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Lola Astánova, pianista

    "Instintos, pulso, aliento…" Apasionada pianista comparte su experiencia con Sputnik (fotos, vídeo)

    © Foto: Lola Astanova
    Cultura
    URL corto
    8322

    Lola Astánova, pianista nacida en la URSS y residente en EEUU, es una brillante profesional galardonada con premios prestigiosos. Pero además de agradar a sus fans con bellas interpretaciones de música clásica, acompaña sus actuaciones con atuendos sensuales. Lola compartió los secretos de su éxito en una entrevista exclusiva con Sputnik.

    Astánova nació en Tashkent, capital de la república exsoviética Uzbekistán. Empezó a tocar el piano desde pequeña porque su madre se había graduado del conservatorio y siempre tenía un piano en su casa. A la edad de seis años se matriculó en la escuela de música Uspenski para niños superdotados. Dos años más tarde, ya participaba en festivales y conciertos por todo el mundo, incluyendo Estados Unidos y Europa. A menudo venía a la capital rusa para asistir a las clases en el Conservatorio Chaikovski de Moscú.

    En 2001, Lola decidió abandonar Uzbekistán para siempre y se trasladó a EEUU.

    "No fue nada fácil, como en cualquier sociedad compleja, en EEUU hay muchos problemas, pero el vector común siempre apunta al éxito. Todo depende de ti", comentó.

    En 2009, la pianista se convirtió en una sensación de YouTube con su propia composición, inspirada en la canción de Rihanna 'Do not Stop The Music'. El vídeo reunió más de un millón de visitas. A los 26 años, dio un recital en el Gran Salón del Carnegie Hall. El más reciente premio recibido por Lola fue un Emmy, por su interpretación de 'Rhapsody in Blue' de Gershwin en un proyecto televisivo.

    "Practico un arte vivo, que tiene pulso, aliento, instintos, sentimientos y pensamientos", confesó la artista a la agencia.

    Según Lola, "es raro que la música clásica se haya convertido en un museo y se asocie ahora con algo reservado, porque List y Chopin eran estrellas de rock de su tiempo: libres, apasionados y verdaderos dandis".

    Para Astánova, la música clásica académica con sus "conciertos aburridos de músicos que solo pulsan las teclas, no tiene futuro".

    "Pero si hablamos de la música clásica como fuente de inspiración y crecimiento profesional, como brillantes chispas de la creatividad humana, que dieron lugar a toda la música moderna, como ejemplo de libertad e ilimitada variedad artística, le espera un futuro brillante. Y espero que mis nuevos trabajos logren enfatizarlo", explicó la entrevistada.

    Cuando Lola selecciona los atuendos para sus actuaciones, piensa "en primer lugar, en el repertorio, el lugar del concierto y el público".

    "Quiero que mis vestidos se vean brillantes y armoniosos, porque es parte de mi presentación".

    La pianista duda que los espectadores, "que pagan bastante dinero por los billetes, quieran ver a alguien que acabe de levantarse de la cama y salga al escenario para tocar de manera mecánica las notas".

    "La actuación de cualquier artista es una combinación de factores, y cada uno de los espectadores se concentra en lo que más le interesa. Alguien escucha más la música, alguien contempla más los vestidos, y para otros el concierto es solo salir y pasar el tiempo. Mi cuerpo es parte de mí, y si alguien está interesado solo en ello, no me molesta en absoluto".

    Al mismo tiempo, la pianista enfatizó que su físico no es la clave de su éxito.

    "Las redes sociales están llenas de 'formas femeninas' y sus admiradores no necesitan ningún piano. Además, es fácil comprobarlo, porque la mitad de mis seguidores son chicas, apenas les importa mi cuerpo. Finalmente, la gran mayoría de los comentarios que recibo se refieren exclusivamente a mi música", explicó.

    Lola señaló que la cualidad principal que le ayudó a lograr éxito es la capacidad de concentrarse, bloquear el ruido y las distracciones, así como llevarlo todo hasta el final.

    La pianista añadió que no busca romper los estereotipos, sino simplemente hace lo que le gusta y está contenta si su actividad inspira a otra gente.

    La geografía de los fans de Lola es increíblemente extensa. Además del interés de los espectadores en EEUU y Canadá, Europa y Rusia, sus publicaciones gozan de gran popularidad en Turquía e Irán, en Asia y, por supuesto, en América Latina: México, Brasil y Argentina.

    "Siempre miro estas estadísticas con interés, porque la diversidad de culturas, idiomas, religiones, realidades sociales y políticas entre mis seguidores no deja de sorprender. Para mí, esta es otra evidencia de que la música es un lenguaje universal que nos une a todos".

    Lola mantiene en secreto su vida privada, pero confesó a Sputnik que además de la música le gusta la moda y la cosmética. La artista apareció en numerosas publicaciones de revistas de estilo, como Vogue y People, entre otras. Asimismo, en 2014, Astánova actuó en el baile de Nueva York en honor a la editora jefa de Vogue Italia, Franca Sozzani, con Donald Trump presente en el evento.

    La artista tiene grandes planes para el año que viene. En 2018 se estrenará el documental 'Viaje al Teatro del Silencio' ('The Journey to the Theatre of Silence', en inglés) sobre el concierto de Astánova con Andrea Bocelli, famoso músico italiano. Según la pianista, la directora de la película, Alina Siciliano, logró crear un documental "informativo y visualmente cautivador". Además, Lola tiene previsto elaborar un programa de conciertos junto con Stjepan Hauser de 2CELLOS que "posiblemente rompa otros estereotipos sobre los músicos clásicos". Finalmente, la pianista espera lanzar sus propias obras musicales que "antes eran secretas".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    mujer, piano, música, URSS, Uzbekistán, EEUU, Rusia