10:47 GMT +322 Octubre 2018
En directo
    Día de Muertos en México

    Las ofrendas, el festín de los muertos en México

    © Sputnik / Victor Flores Garcia
    Cultura
    URL corto
    Víctor Flores García
    0 0 0

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Las ofrendas del Día de Muertos son una de las más profundas tradiciones del México, que se remontan a los obsequios en las engalanadas tumbas prehispánicas, por la creencia de que las almas las necesitan para cruzar al Mictlán, la tierra donde viven los difuntos.

    "Una de las más apreciadas son las reproducciones de las calacas de Guadalupe Posadas, que ahora fabricamos en artesanía de papel, que llamamos papelismo", dijo a Sputnik Ivette Chaires Hidalgo, discípula del maestro Rodolfo Villaena, premio nacional Grandes Maestros del Arte Popular, cuya obra ha recorrido museos del continente.

    "Las ofrendas las preparamos para que nuestros antepasados vengan a descansar, beber y convivir de nuevo con nosotros en su camino" dijo la artesana.

    Una calavera ceremonial que reproduce las "calacas" de José Guadalupe Posadas, el ilustrador del siglo XIX en los albores de la imprenta, pude costar hasta 300 dólares en la tienda de artesanías del Centro Histórico de Puebla, donde la artesana vende su obra en la tienda Tierra Madre.

    Día de Muertos en México
    © Sputnik / Victor Flores Garcia
    Día de Muertos en México

    La manufactura de las calaveras varía: abarca la cartonería, los diseños textiles, la chaquira y la cerámica, en particular la técnica de la talavera, de minerales cocidos a altas temperaturas para extraerles sus colores.

    Lea más: Conoce las comidas típicas del Día de los Muertos en América Latina

    La tradición ha evolucionado a lo largo de los siglos y la hoy tradicional imagen de "La Calavera Garbancera", conocida como La Catrina, creada por Posadas, representa a un bailarín de la época del dictador Porfirio Díaz de finales del siglo XIX, que ridiculiza a una mujer de la elite porfiriana con pretensiones refinadas.

    "Hoy es un emblema de México, muy apreciado, pero es una burla al estilo afrancesado de las mujeres que renegaban de su identidad originaria mexicana" dijo la autora.

    La catrina es ahora un elemento infaltable de la celebración de Día de Muertos en el sincretismo religioso que mezcló la cosmovisión y t de las culturas originarias de América con la ideología religiosa católica de los evangelizadores europeos.

    Las ofrendas consisten en homenajes familiares, que se colocan en cada casa con flores, bebidas y comidas favoritas de los difuntos, las herramientas y enseres de su vida cotidiana, mezcladas con elementos de los rituales ancestrales, como el incienso de copal y la sal, símbolo de la purificación del alma.

    Día de Muertos en México
    © Sputnik / Victor Flores Garcia
    Día de Muertos en México

    A medida que la celebración se hizo un acto de algarabía popular, los elementos carnavalescos se fueron añadiendo, con personajes y eventos de la vida cotidiana contemporánea.

    Mientras que las figuras públicas gobernantes o artísticas son ridiculizadas, con creativos versos en sus condición de futuros muertos, los héroes y mártires de las gestas sociales encuentras en el Día de Muertos ocupan un lugar privilegiado.

    En el 30 aniversario de la declaración del casco histórico original de Puebla como un patrimonio mundial de la Organización de las Naciones Unidas para Ciencia y la Cultura (Unesco), la céntrica ciudad dominada por los volcanes Popocatépetl e Iztacíhuatl conmemoró el aniversario con un "Corredor de las Ofrendas", para que los turistas recorrieran las cien manzanas que preservan la arquitectura colonial.

    Las ofrendas temáticas son "un homenaje a personajes cuyo legado ha formado parte de la historia de México y que han trascendido hasta nuestros días como un ejemplo a seguir", dice la presentación.

    Este año, el homenaje a las víctimas de los terremotos de septiembre pasado fue el tema que compitió con las tradicionales imágenes de los pintores Frida Khalo y Diego Rivera, el cómico de habla popular Cantinflas, el cantante de música ranchera Pedro Infante, o los héroes de la lucha libre como El Santo.

    Claudio Osorio, artesano de La Plaza de Los Sapos, autor de la ofrenda a la víctimas de los sismos —en las que murieron 470 personas, 45 de ellas en Puebla-, dijo a esta agencia que "a nuestra memoria se han sumado nuestros muertos en los terremotos de 2017, no los olvidaremos".

    El autor y artesano, que trabaja como rescatista de primeros auxilios en su vida cotidiana, se encargó de que todos los detalles de un rescate en un terremoto estuvieran presentes.

    "Quería mostrar detalles vitales que la gente olvida a la hora de una tragedia, hasta la forma en que se amarra un bebé sin movimiento en una camilla —explicó-, porque a los rescatados nunca los llamamos muertos".

    Día de Muertos en México
    © Sputnik / Victor Flores Garcia
    Día de Muertos en México
    Los altares dominados por las "flores de muertos", el cempasúchil de las ceremonias prehispánicas, de intenso color amarillo naranja, es desojado en las ofrendas hasta formar caminos de pétalos "para guiar al difunto hacia la ofrenda".

    Lea más: Halloween y el Día de Muertos: Jack O’Lantern contra la Catrina

    Los elementos europeos de la iglesias salen en estos días a las calles de México, que se llena de veladoras, inciensos y elementos de los rituales religiosos católicos.

    En ese camino al inframundo, rodeado de las fragancias de los inciensos, hacia el Mictlán prehispánico, los muertos requerirán agua, pan y sal de la purificación, iluminados por la luz de las velas, y su tequila, mezcal o cerveza favorita, que sus familias colocan con delicadeza cada año, para su digno festín.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    Día de los Muertos, México