13:00 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Croquis de la ciudad de mañana proyectada por Niemeyer en Rusia en 1963

    La "ciudad del mañana": un proyecto inédito de Niemeyer

    © Foto : Gentileza Fundación Oscar Niemeyer
    Cultura
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    Que el consagrado arquitecto brasileño Oscar Niemeyer [1907-2012] fue un visionario del futuro, muchos lo saben. Lo que muy pocos conocen, sin embargo, es que dejó un proyecto de ciudad bosquejado durante un viaje a Rusia. La obra todavía es imposible de construir.

    "Sin guerra. El hombre libre, amigo e igual. Principalmente igual", describió Oscar Niemeyer su idea de "ciudad del mañana" en un croquis dibujado en Rusia y solo ahora difundido. De acuerdo con el director ejecutivo de la Fundación Oscar Niemeyer, Ciro Pirondi, el mítico proyecto estuvo misteriosamente guardado a lo largo de años y llegó a convertirse en leyenda entre expertos, hasta que la entidad logró recuperar algunos de los croquis.

    La Fundación compartió una imagen con Sputnik en homenaje al centenario de la Revolución Rusa, cuando se cumple un lustro de la muerte del emblemático arquitecto brasileño. Era 1963 cuando Niemeyer diseñó otra ciudad del futuro, aparte de la obra de Brasilia, que lo consagró mundialmente.

    "Una cosa futurista de Oscar que pocos conocen y tiene todo que ver con la Revolución Rusa es un proyecto de una ciudad submarina que dejó en Moscú cuando fue a recibir el premio Lenin [de la Paz]. Es de un futurismo increíble, como si fuera Star Wars", contó Pirondi, quien también es arquitecto.

    El arquitecto brasileño Oscar Niemeyer durante entrega del Premio Lenin de la Paz en 1963 en Moscú
    © Sputnik / МIjail Ozerski
    El arquitecto brasileño Oscar Niemeyer durante entrega del Premio Lenin de la Paz en 1963 en Moscú

    Según el director de la Fundación, Niemeyer pasó cerca de un mes en Rusia a raíz de la premiación, entre arquitectos y expertos, y les dejó los diseños de regalo. Pirondi expresó que siempre escuchaba hablar de dichos dibujos, "pero nunca los había visto". "Él lo negaba, decía que era rumor, pero encontramos el proyecto", señaló.

    "Es un plan para mañana. La ciudad del mañana será diferente. Espera 50 años si puedes y lo verás", escribió Niemeyer en la introducción del proyecto.

    La hoja, desgastada por el tiempo, conserva sin embargo trazos precisos de una experiencia arquitectónica y urbanística que aboga por la sociabilidad y la paz. Muestra a un hombre preocupado por varios aspectos complementarios de la vida cotidiana, incluyendo la naturaleza, cuando prevé árboles que crecen en dos horas y el control amigable del clima para favorecer la agricultura y el ocio.

    Lea más: Arquitectura de la Revolución: el mito de Oscar Niemeyer (fotos)

    Asimismo, piensa en la educación cuando exime de la necesidad de años de estudios universitarios y proyecta que el conocimiento será insertado directamente al cerebro humano. En la "ciudad del mañana", los ascensores son cápsulas flotantes, no hay calles para autos, "solo jardines y flores, la tierra libre". Los transportes vuelan a pocos metros del piso y las personas también serán capaces de hacerlo en un sistema antigravitacional.

    Los dibujos son acompañados de frases explicativas en inglés. Cortas y llenas de sensibilidad. Los edificios sumergidos de 30 pisos y 1,5 km de extensión no sufrirán con polvo, tendrán la vista libre pero también la capacidad de mantener la privacidad y aun así lograrán ofrecer "aire fresco". "Todo esto, con las nuevas tecnologías, estará disponible en breve", soñó el arquitecto que falleció 10 días antes de cumplir 105 años y no pudo ver tal proyecto realizado.

    "Son croquis de edificios hechos dentro del mar, que llegan hasta abajo del agua por metros y suben por afuera con torres. Todo en el mar, en la región marítima de Rusia, es la ciudad sumergida, la ciudad marítima. Es imposible construirla hasta hoy, pero es de una dimensión poética maravillosa", comentó Pirondi.

    Croquis de la ciudad de mañana proyectada por Niemeyer en Rusia en 1963
    © Foto : Gentileza Fundación Oscar Niemeyer
    Croquis de "la ciudad de mañana" proyectada por Niemeyer en Rusia en 1963

    En ese tesoro de mapa, Niemeyer coloca la arquitectura y urbanismo al servicio del progreso social y de la ciencia y tecnología y viceversa, en un círculo complementario. El ocio luce apreciado por el arquitecto como una parte indispensable de su concepto de ciudad del futuro y de la paz. De esa forma, no solo hace mención al disfrute de las flores y jardines o a un baño de sol en la playa, sino también a bares submarinos y la posibilidad de viajar y hacer turismo en el espacio.

    Como dijo Pirondi, parece el escenario de una película como Star Wars (Guerra de las Galaxias), pero en aquel 1963 todavía faltaban 14 años para que la primera versión de la saga se estrenara en los cines y estallara como fiebre mundial. Como todos los que sueñan con el futuro, Niemeyer quizás se equivocó en las cuentas, ya que más de 50 años pasaron desde que proyectó en ese croquis. En todo caso, para cuando llegue el futuro, hay una ciudad más del visionario arquitecto por construir.

    Además:

    El Sambódromo: el epicentro de la fiesta que Niemeyer construyó en 120 días
    Los palacios de cristal y hormigón de Oscar Niemeyer
    La arquitectura tradicional rusa, en peligro de extinción
    Etiquetas:
    paz, futuro, arquitectura, Oscar Niemeyer, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik