05:10 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Reproducción del dibujo V. I. Lenin y A. M. Gorky escuchando música en la residencia de Y. P. Peshkova, de Pyotr Vasilyev.

    Lenin, fan de la electrónica y otras curiosidades de la música de la Revolución

    © Sputnik/
    Cultura
    URL corto
    Juan Ignacio Mazzoni
    2017, el centenario de la Revolución rusa (112)
    0 179940

    ¿Sabías que el primer instrumento electrónico se inventó en la Unión Soviética y que a Lenin le apasionaba? Así como en todas las artes, la Revolución Rusa tuvo un fuerte impacto en el campo de la música. Conoce de qué manera los hechos de 1917 se expresaron en las partituras.

    El principio del siglo XX fue un momento fermental para las artes en todo el mundo. Rusia no fue excepción. Los distintos ámbitos de expresión no aguardaron a la Revolución: los años que antecedieron a este hecho histórico fundamental estuvieron marcados por el surgimiento de las vanguardias artísticas, que acompañaron a los acontecimientos políticos que cambiaron el curso de la historia.

    Para conocer qué significado tuvo 1917 en la música de la época y cuál fue el devenir de las expresiones artísticas revolucionarias con el paso del tiempo, Sputnik entrevistó al crítico argentino Diego Fischerman, caballero de la orden de las Artes y las Letras de Francia y autor de obras como 'La música del siglo XX' (1998) o 'Después de la música: siglo XX y más allá' (2011).

    Romper con la cultura francesa

    La época imperial de Rusia estuvo muy marcada por la influencia de la cultura francesa. Según explicó Fischerman, en la corte se hablaba en francés y la literatura escrita en tierras eslavas en aquel entonces estaba impregnada de la lengua de Molière.

    "Cuando Aleksandr Pushkin empieza a escribir en ruso, debe recurrir a neologismos o palabras en francés para todo los sustantivos abstractos, porque no existían en el ruso", recordó el experto.

    Este elemento es importante para entender a los músicos de aquel entonces, que durante todo el siglo XIX se habían formado en Francia. Pero al mismo tiempo, apunta Fischerman, en Rusia "se construyó una tradición muy fuerte y muy atravesada por la cuestión de la nacionalidad", con exponentes como Piotr Ilich Chaicovski o Módest Músorgski.

    Diseño de escena de la opera de Modest Musorgsky 'Boris Godunov', encargada a Alexandre Golivine por el empresario Serguéi Diaguilev para los Ballets Russes en 1908.
    © Sputnik/ Balavanov
    Diseño de escena de la opera de Modest Musorgsky 'Boris Godunov', encargada a Alexandre Golivine por el empresario Serguéi Diaguilev para los Ballets Russes en 1908.

    A inicios del siglo XX, "los niños terribles de la cultura francesa son rusos": Ígor Stravinsky y Serguéi Prokófiev. París estaba deslumbrada por 'Los Ballets Rusos' del empresario Serguéi Diáguilev que lucían además decorados de Pablo Picasso y músicas de importantes compositores ultramodernistas, como Maurice Ravel o Claude Debussy.

    Vaclav Nijinsky, bailarín de 'Les Ballets Russes', interpretando un papel en 'Scheherezade', de Nicolai Rimsky-Korsakov.
    © Sputnik/
    Vaclav Nijinsky, bailarín de 'Les Ballets Russes', interpretando un papel en 'Scheherezade', de Nicolai Rimsky-Korsakov.

    Stravinsky y los Ballets Rusos

    En París, Stravinsky, escribe y estrena 'El pájaro de fuego' (1910), 'Petrushka' (1911) y 'La consagración de la primavera' (1913). No obstante, seguía siendo "un compositor ruso que vive en Rusia". El estallido de la Revolución implicó para él y otros músicos "una situación conflictiva" que se resolvió de distintas maneras.

    El compositor Igor Stravinsky junto al empresario de ballet Serguéi Diaguilev en 1921
    © Sputnik/
    El compositor Igor Stravinsky junto al empresario de ballet Serguéi Diaguilev en 1921

    "Stravinsky no vuelve nunca a Rusia, por lo menos durante muchísimo tiempo. Tenía rentas que le fueron confiscadas por la Revolución. Es un furioso anticomunista, que además termina yéndose a vivir a los EEUU", relató el crítico argentino.

    Las características revolucionarias desde un punto de vista estético en la obra de Stravinsky van desapareciendo a partir de 1918, cuando el compositor adopta "relecturas y reubicaciones de elementos que formaban parte del pasado". Toma elementos, por ejemplo, de la música del barroco y "los pone a jugar en un contexto diferente".

    La música de las fábricas

    La Revolución, en cambio, "generó su propia dinámica". El comisario de Cultura que se desempeñó hasta la muerte de Lenin, Anatoli Lunacharsky, era un funcionario que sostenía que no era posible la vanguardia política sin la vanguardia estética.

    "Hay un gran experimentalismo en el arte. Es el momento del futurismo en Rusia, de la poesía de Vladímir Maiakovski y de la música de Aleksandr Mosolov, un autor nacido en el 1900", apuntó Fischerman.

    El compositor de La Fundición de Acero, Aleksandr Mosolov, en 1936
    © Sputnik/
    El compositor de La Fundición de Acero, Aleksandr Mosolov, en 1936

    Mosolov es el autor del ballet 'Acero' (1927), con una idea "muy claramente futurista". Así como Maiakovski le cantaba a la máquina, en su movimiento 'La fundición de acero' este joven compositor "trabaja con una superposición de ostinatos, secciones en las que la orquesta toca repetidamente, con golpes en planchas gigantescas de metal".

    "Dan la idea del sonido de una fábrica y en algún sentido lo ficcionaliza o lo pone en música, Yo creo que la música de la Revolución es esa fundición de acero de Mosolov y no tanto la que viene después, con la llegada de Stalin al poder (1922) y la idea del realismo socialista que de alguna manera catequiza acerca de cómo debe ser un arte revolucionario", opinó el crítico.

    Lenin, fascinado por la música electrónica

    En los años inmediatos a 1917, León Theremin inventa el primer instrumento electrónico, conocido con su apellido. El aparato, consistente en dos antenas que amplifican una señal eléctrica, no se toca, sino que se desplazan las manos conforme al sonido que se quiera realizar.

    León Theremin, creador del primer instrumento electrónico del mundo.
    © Sputnik/ Igor Boyko
    León Theremin, creador del primer instrumento electrónico del mundo.

    "Ese instrumento fascinó a Lenin, al punto que le organizó una gira a León Theremin, que tocaba piezas y arias de ópera por toda Europa. Terminó yendo en 1928 a EEUU e hizo un recital de theremin en el Central Park para una multitud", recordó Fischerman.

    La importancia de este instrumento no es menor, pues está ligado a una idea de una vanguardia de la mano de una revolución tecnológica y política. Esos tres elementos en los años 20 están en el centro de la atención y hay "una fascinación con lo nuevo", en la que lo electrónico entra en juego con mucha fuerza.

    El theremin se volvió célebre, entre otras piezas, por la banda sonora de la película Spellbound de Alfred Htichcock (1945), compuesta por el húngaro Miklós Rózsa.

    El arte, de revolucionario a optimista

    La idea de hacer un arte revolucionario se diluye en una necesidad de mostrar un arte optimista, "que es lo que empieza a ser valorado por los gobernantes y las instituciones del poder en Rusia durante el siglo XX". Con la Revolución ya instalada, de manera "paradójica", se intenta evitar las búsquedas: para conservarla se necesita "que nadie la critique ni que se abran brechas".

    "Curiosamente las reglas del arte optimista son las mismas, en lo que a música se refiere, tanto para el New Deal estadounidense, para el nazismo en Alemania y para el estalinismo en Rusia", apuntó Fischerman.

    El compositor ruso Dmitry Shostakovich (1906-1975).
    © Sputnik/ Vladimir Vyatkin
    El compositor ruso Dmitry Shostakovich (1906-1975).

    Más allá de ciertos toques de cada lugar, las melodías que enaltecen a las figuras en la URSS, Alemania o EEUU, no suenan de manera muy distinta. Es, a criterio del experto, "una trampa con la cual los compositores más talentosos de la época aprenden a lidiar", particularmente Serguei Prokófiev y Dimitri Shostakóvich.

    Mientras que Shostakovich (1906-1975) desarrolló toda su carrera en Rusia, Prokófiev (1891-1953) estaba en París en 1917, para luego irse a EEUU. En el momento de las purgas, "el peor momento de persecución", decide volver a Rusia.

    "Aparentemente fue toda una operación de inteligencia del Gobierno, que le promete ni más ni menos que ser el principal el mejor compositor ruso vivo. Fuera de su país natal, él era el segundo, detrás de Stravinsky. Prokofiev no resistió la tentación", describió Fischerman.

    El compositor Serguéi Prokófiev (izquierda) y el violinista David Oistrakh (derecha) en un ensayo en 1938.
    © Sputnik/
    El compositor Serguéi Prokófiev (izquierda) y el violinista David Oistrakh (derecha) en un ensayo en 1938.

    En esta época, el realismo socialista impone la necesidad "ya no de hacer una música revolucionaria, sino que enaltezca a un régimen instituido, que no es lo mismo".

    El resurgimiento de otros autores

    Mientras tanto, mucha de la música revolucionaria de la época de Mosolov "se ha perdido", ya sea porque fue prohibida, destruida o porque sus autores fueron perseguidos. Del mismo modo que la Segunda Guerra Mundial arrasó con más de 25 millones de soviéticos, tuvo asimismo sus consecuencias en el ámbito musical.

    El compositor ruso Alfred Schnittke
    © Sputnik/ Yuriy Ivanov
    El compositor ruso Alfred Schnittke

    Por otra parte, hay una serie de compositores que van a "reemerger" después de la desaparición de la Unión Soviética, que en muchos casos estuvieron "silenciados" por cuestiones políticas. Algunos son Sofia Gubaidulina, Alfred Schnittke o Galina Ustvólskaya o Mieczyslaw Weinberg.

    Tema:
    2017, el centenario de la Revolución rusa (112)

    Además:

    Delegados de casi 150 países celebrarán en Rusia 100 años de la revolución bolchevique
    "Todos saben algo de la Revolución Rusa, pero es un evento mal conocido"
    "Las izquierdas y el progresismo en América Latina, cien años después de la revolución rusa"
    Etiquetas:
    música, León Theremin, Aleksandr Mosolov, Ígor Stravinsky, Dmitry Shostakóvich, Diego Fischerman, Serguéi Prokófiev, Vladímir Lenin, Piotr Chaikovski, URSS, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik