02:21 GMT +316 Diciembre 2017
En directo
    Juan Pablo Escobar, hijo del legendario capo de la droga, Pablo Escobar

    "Lo viví en carne propia": el hijo de Pablo Escobar se sincera con Sputnik

    © AFP 2017/ Luis Acosta
    Cultura
    URL corto
    4110

    Juan Pablo Escobar debió vivir parte de su vida con una identidad ficticia luego de la muerte de su padre, que llegó a ser el narcotraficante más famoso de todo el mundo. Fundador y máximo líder del cartel de Medellín, sumió a toda Colombia en un clima de violencia.

    Hoy día, está recorriendo el mundo presentando su más reciente libro: 'Pablo Escobar in fraganti: lo que mi padre nunca me contó'. Sputnik tuvo la oportunidad de conversar con él en el marco de la 40ª edición Feria Internacional del Libro que se celebró en Montevideo.

    La CIA, la DEA y sus enemigos

    Esta es la segunda publicación en la que Juan Pablo aborda el periplo vital de su padre. En el primer libro recorre cronológicamente los primeros pasos de su familia, mientras que en este segundo comparte sus encuentros con los hijos de las víctimas, exsocios y otros actores clave de entonces.

    "Este nuevo libro tiene que ver con las decisiones que no me contó [mi padre], que son producto de una investigación. Por primera vez, los enemigos de mi padre tienen voz y hablan sobre quién es Pablo Escobar para ellos. Darles esa voz a través de los relatos de su hijo… creo que esto es importante para poder reconstruir la percepción que tenemos sobre la figura de Pablo Escobar. Ya no la del hijo, sino de quienes lo odiaron, quienes pagaron por matarlo, quienes no guardan ninguna simpatía por él como persona".

    La imagen que se tiene en la cultura popular sobre la guerra contra el narcotráfico en Colombia se enfoca esencialmente en la propia figura de Pablo Escobar. En su segundo libro, su hijo intenta desentrañar a los otros actores que tuvieron su papel en esa epopeya, narrando la capacidad que tuvo su padre para llegar a los más altos niveles de corrupción internacional. Por ejemplo, el vínculo que tuvo con la Agencia Antidrogas de EEUU (DEA) y la CIA, relación que sintetiza con una frase de su padre: "Terminamos trabajando para quienes nos perseguían".

    "Claramente la DEA y la CIA tienen gran aporte en eso, no sé si como instituciones o sus agentes de manera individual. No quiero caer en el error de la generalización y afirmar que la totalidad de las agencias están corrompidas. No, pero creo que hubo sectores cuyos agentes en algún punto colaboraron y vieron la conveniencia de hacerlo", indicó el escritor.

    Mitos y realidades sobre Pablo Escobar

    Durante el trabajo sobre este libro, Juan Pablo dice haber descubierto nuevos detalles de la vida de su padre. Como los acontecimientos que sucedieron en las últimas 72 horas de su vida o cómo llegó a la determinación de convertirse en un bandido y asumir esa realidad después de ordenar el asesinato de Rodrigo Lara Bonilla, ministro de Justicia de Colombia, que se empeñó en combatir los carteles de la droga en su país. Esa muerte, dice, claramente marcó un antes y un después tanto para Pablo como para su familia.

    En su entrevista a Sputnik, también accedió a desmentir algunos de los mitos que acompañan la figura del líder histórico del cartel de Medellín.

    "Siempre se dijo que mi padre estuvo dispuesto a pagar la deuda externa del país. Sin embargo, esto nunca fue así. Con eso se había querido demostrar el enorme poder económico que tenía y nunca fue cierto".

    Juan Pablo dice entender que, debido a los múltiples crímenes planeados y ordenados por su progenitor, el enfoque que se tiene sobre su figura se centra más en las consecuencias negativas que en las positivas que dejó. "Es natural, pero habla también muy mal de nosotros como seres humanos que solamente le demos trascendencia a los hechos negativos".

    En este aspecto, Juan Pablo dice que su padre sentía un amor sincero por las clases más necesitadas y abandonadas de Colombia. Obviamente, todo esto dentro de un contexto de mucha violencia sobre aquellos que se atreviesen a interponerse en su camino y traicionarlo.

    "Hoy día [el tráfico de drogas en Colombia] sigue existiendo igual que antes y peor cada día. De ninguna manera ha mejorado.  Por supuesto que no es un indicador de que vamos bien en la lucha contra las drogas. (…) Los protagonistas cambian, pero los puestos siguen ocupados por otros nuevos. El puesto de Pablo Escobar alguien nuevo lo está ocupando".

    Lea también: ¿Por qué creció el narcotráfico en Afganistán?

    Juan Pablo Escobar se mostró escéptico sobre la guerra contra las drogas, que según dijo "está perdida por ‘knock out'". En ese sentido, aseguró que hoy hay "más cultivos de hoja de coca que nunca antes en la historia de Colombia".

    Asimismo, se mostró favorable al camino de la legalización, como el que está emprendiendo Uruguay con el cannabis, pues "de un plumazo le quitaron todo el poder, el dinero y la capacidad corruptora a los cárteles" que comerciaban esa sustancia. La fórmula del prohibicionismo, dijo, "fue probada hasta el hartazgo y no funciona", y "genera historias como las de Pablo Escobar".

    "La lucha empodera a esas organizaciones [de narcotráfico]. Los políticos sueñan con debilitarlas pero nada mejor para fortalecerlas como atacarlas, como hicieron con la de mi padre", aseguró.

    Juan Pablo apuntó a que muchos de los mitos y puras fantasías sobre la figura de Pablo Escobar entran en la conciencia popular a través de series como 'Narcos' de Netflix, 'Escobar, el patrón del mal' de Caracol Televisión o 'Loving Pablo', una reciente película protagonizada por Javier Bardem y Penélope Cruz. El hijo de Pablo Escobar dice no oponerse a que usen la imagen de su padre, pero sí a la forma en que lo hacen. El mensaje implícito que llevan y la incitación que hacen, es repetir su historia a través de la glorificación de la actividad criminal.

    "Miles de jóvenes del mundo me escriben queriendo ser cómo él. Se disfrazan como él, se peinan como él. Gracias a Netflix piensan que ser narco es 'cool' y eso no está bien. Yo viví la vida reflejada en la serie en carne propia y nunca me atrevería a ser narco porque conozco las consecuencias mejor que muchos y eso no es lo que les están mostrando a los jóvenes".

    Juan Pablo Escobar, hijo del exlíder del cártel de Medellín, presenta en Montevideo su último libro.
    © Foto: Cortesía Grupo Planeta
    Juan Pablo Escobar, hijo del exlíder del cártel de Medellín, presenta en Montevideo su último libro.

    Buscando la tierra prometida

    Juan Pablo confesó que la muerte de su padre en 1993 marcó un antes y un después en su vida. Inmediatamente después del asesinato, huyó del país junto a su madre y su hermana. Cambiaron de nombre y Juan Pablo pasó a llamarse Juan Sebastián Marroquín.

    A diferencia de su padre, eligió el camino de la paz y es precisamente eso lo que busca que se rescate de su historia.

    "Para los que crecimos en este mundo cambiarnos el nombre era como cambiarse de ropa. No nos los tomamos de una manera tan personal. Como personas, todos estamos muy arraigados a nuestros apellidos, a las historias y todo lo que eso conlleva, pero los que crecimos en ese mundo vimos como mi papá se cambió 10 veces el nombre".

    En 1994, tras una larga travesía a través de Perú, Sudáfrica, Mozambique y Brasil, finalmente se asentó con sus familiares en Buenos Aires. Usando su nueva entidad dice "haber disfrutado del privilegio de no ser nadie".

    Empezaron una nueva vida, sin el temor a ser juzgados ni perseguidos por sus apellidos. El joven Juan Pablo entró a un instituto a estudiar informática y para 1995 se matriculó en el Instituto ORT. Tres años después, el hijo de Pablo Escobar se graduó como diseñador industrial y abrió junto con su madre, María Victoria Henao, una empresa de compraventa de propiedades.

    Pero su nueva y tan anhelada felicidad duró solo cinco años. El 15 de noviembre de 1999, tanto Juan Pablo como su madre fueron detenidos por la Policía Federal Argentina tras la traición de su contable, Juan Carlos Zacarías, quien reveló a la prensa sus verdaderas entidades.

    "Nunca formamos parte de ese séquito de habladores que aplaudían la violencia de mi padre. Desde nuestro lugar, como hijo y desde mi madre, siempre buscamos la oportunidad de hacer consiente a mi padre de la consecuencias de su violencia para que entendiera que no era el camino adecuado. A veces nos escuchaba, pero mi padre era un hombre terco que solo hacía caso de su voluntad".

    Además:

    El salto a la fama de Popeye, el sicario favorito de Pablo Escobar
    El hijo de Pablo Escobar, molesto por supuestos errores de la serie 'Narcos'
    Actor español Javier Bardem interpretará a Pablo Escobar
    Etiquetas:
    narcotraficantes, libros, narcotráfico, Cártel de Medellín, Juan Pablo Escobar, Pablo Escobar, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik