En directo
    Cultura
    URL corto
    0 130
    Síguenos en

    A bordo del famoso automóvil soviético Lada VAZ 2101, conocido popularmente como Kopeika, dos trotamundos checos han decidido dar la vuelta al mundo. Su viaje empezó el pasado 14 de abril y una de sus primeras paradas ha sido la madre patria de este vehículo: Rusia.

    Petr Javurek y Filip Vogel, los intrépidos viajeros, atravesaron Polonia, Lituania, Letonia y han arribado a Rusia, donde han hecho una parada técnica para contar a Sputnik detalles de su experiencia.

    Petr Javurek y Filip Vogel
    © Foto : Filip Vogel
    Petr Javurek y Filip Vogel

    La elección del VAZ 2101 —el primer automóvil producido por la compañía Lada— para su viaje no es una casualidad, explicaron los aventureros.

    "[Este automóvil] fue creado para las carreteras rusas, en parte para lugares de difícil acceso; es un vehículo resistente y de calidad", revelaron.

    Los viajeros checos tendrán que visitar otros continentes y varias docenas de países, pero están seguros de que el vehículo ruso no los defraudará.

    En Rusia, los aventureros recorrerán las montañas de Altái, el lago Baikal y diferentes regiones del Lejano Oriente. Allí, desde el puerto de Vladivostok, viajarán hacia América en buque.

    Además, Petr y Filip han sido invitados por la fábrica de Lada en Toliatti, donde podrán descubrir cómo se producen los automóviles de esta compañía.

    Finalmente, los viajeros han asegurado que el hecho de viajar en un vehículo ruso no les ha causado problemas en su país, a pesar de la coyuntura internacional actual. Por el contrario, Petr y Filip aseguran que el pueblo checo recuerda con cariño y respeto al Kopeika, un vehículo que también fue muy famoso en la antigua Checoslovaquia.

    Además:

    La vuelta al mundo... ¿en 80 días? Dos viajeros chinos ponen a prueba la industria aeronáutica
    La vuelta al mundo en 22 imágenes, las mejores fotos de viajes
    Vuelta al mundo a través de los platos navideños
    Etiquetas:
    República Checa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik