En directo
    Cultura
    URL corto
    0 01
    Síguenos en

    "Surfear con el sofá" es la traducción del nombre de una conocida red social de viajeros, 'Couchsurfing'. Creada en 2004, se hizo popular entre gente que busca conocer más a fondo la cultura local de la ciudad que visita, más allá de un posible alojamiento gratis.

    A los viajeros que prefieren conocer una ciudad por fuera de los típicos lugares recomendados en las guías turísticas, el Couchsurfing es una interesante oportunidad. Además de alojamientos gratis ofrecidos por los propios usuarios, es posible solicitar solamente un paseo por la ciudad con un habitante que le presente alternativas a las opciones más comerciales y obvias. En ambos casos, ganan el visitante y el anfitrión, que intercambian sus culturas y aprenden el uno del otro.

    En diálogo con el programa radial de Sputnik Zona Violeta, el miembro argentino de la comunidad y embajador de Couchsurfing en Buenos Aires Martín Levy explicó que es fácil identificar a gente que se inscribe a la red con el objetivo exclusivo de ahorrarse plata en hospedaje. El título de embajador se les concede a los miembros más activos de las comunidades locales, es decir, los habitantes de cada ciudad que organizan encuentros semanales y están siempre atentos a los foros de discusión de la plataforma.

    "La gente con perfiles nuevos, que vos ves que los crearon hace un mes y ya está viajando, ya sabés que se sumó solo para viajar: es la típica persona que se inscribe solo para ahorrar plata. Lo que yo recomiendo es primeramente integrarse a la comunidad. Si sos de Buenos Aires, por ejemplo, unite al grupo de Buenos Aires, concurrí a las reuniones en Buenos Aires, conocé a otros participantes y a los miembros más activos. Lo que va a pasar es que al mes o dos meses vas a empezar a tener referencias", señaló Levy.

    Las referencias de otros "couchsurfers", como son conocidos los miembros de la red social, son un elemento clave a la hora de solicitar alojamiento o un paseo cuando uno se va de viaje. "Tener un perfil más completo, con referencias, fotos, linkeado a la cuenta personal de Facebook", según Levy, son cosas importantes a la hora de evaluar si vas a recibir a una determinada persona que pide para quedarse en tu casa o simplemente salir a mostrarle algo de la ciudad.

    "Si tengo que darte las llaves de mi casa, y en mi casa hay plata o cosas que valen plata y yo trabajo, cuando llegás te tengo que dar la llave porque no puedo estar pendiente de lo que vos vas a hacer. Yo a mis invitados les he dado las llaves de mi casa sin conocerlos, sin haberles hablado más que por un par de mails anteriormente, pero yo sabía que tenían uno o dos vouchers, y tenían como 20 referencias. Yo sabía que no iba a pasar nada y efectivamente no pasaba nada", consideró el argentino.

    Los "vouchers" son otra herramienta de credibilidad que puede llegar a tener un usuario de Couchsurfing. Para obtenerlos es necesario que alguien que tenga una mínima cantidad de los mismos se los regale a sus contactos fiables en la red, por lo general a amigos con quienes ya crearon vínculos más allá de la plataforma. Asimismo, Levy reforzó que un 98% de la gente que participa "es buena y confiable". "El punto es que tenés que cuidarte de ese 2% que queda", adivirtió. Los hábitos de higiene del huésped, por ejemplo, son algo muy observado por los anfitriones.

    El nombre "couchsurfing" surgió a partir de la idea de que se pudiera viajar y dormir en el sofá de gente dispuesta a hospedar "amigos que todavía no conocieron", de forma gratuita, o conocer a otras culturas sin salir de casa, ya que los visitantes también aportan conocimientos distintos a sus anfitriones. Es común, por ejemplo, que el huésped le prepare una comida típica de su país a su alojador.

    Sus promotores defienden que el intercambio entre los usuarios que se conectan ayuda a mejorar el mundo porque promueve la "generosidad" y el "respeto mutuo" a las diferencias culturales.

    De acuerdo con su página web, Couchsurfing es una comunidad global de 12 millones de miembros, presente en más de 200.000 ciudades del mundo.

    Además:

    Si quieres llegar puntual a tu destino, estas son las aerolíneas con las que nunca deberías viajar
    El mejor trabajo del mundo: 4.000 euros al mes por viajar y tomar cerveza
    Nuevas formas de viajar: ¡montar en maleta!
    Habrá que esperar al menos 15 años para viajar a Marte
    Etiquetas:
    intercambio cultural, mundo, viajero, viajes
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik