En directo
    Cultura
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Varéniquis, shashliks, blinis y vodka casera. Un paseo por la gastronomía rusa en América Latina a través de tres restaurantes en Argentina, Colombia y México. ¡Dobro pozhalovat! Bienvenido.

    En el barrio de Almagro, en Buenos Aires, un pequeño y acogedor restaurante se ha vuelto popular en la capital de Argentina. Sin reserva anticipada difícilmente se consigue una mesa para elegir alguno de los cerca de 15 platos de la culinaria rusa o degustar las vodkas caseras en El Molino Dorado.

    "Los platos rusos fueron un poco adaptados al paladar argentino, algunas especias se cambiaron, son recetas de mi madre, en su mayoría, el 90%, quien era la cocinera. Lamentablemente ella falleció hace un año y yo ahora trabajo con mi sobrino, quien me ayuda en la producción. A la noche salen los platos y yo los finalizo", contó con su fuerte acento ruso a Sputnik Dmitri Svetlichniy, dueño del emprendimiento familiar.

    Svetlichniy y su madre nacieron en Rusia, en la zona fronteriza con Ucrania. Hace casi una década abrieron el restaurante como una parrilla más, típica de Argentina, en la que también se servían opciones rusas. "Hace un año y medio decidimos convertirnos en un restaurante de comida rusa exclusivamente", explicó.

    Entre los pedidos más populares de los que visitan a El Molino Dorado están los dos tipos de pasta servidos en la casa, como los varéniquis, hechos con "un relleno de papas, que viene con pancetas y cebollitas tostadas, crema y hierbas aromáticas", según Svetlichniy.

    Los famosos 'Niños envueltos', una suerte de rollitos de col rellenos con carne picada, la suprema de pollo a la Kiev, y los blinis, "una especie de panqueques que pueden ser dulces o salados", de acuerdo con el propietario, también integran el menú.

    "También destilamos vodka y hacemos cerveza. Una de las tres vodkas que hacemos y que tiene más éxito es la picante con miel. Está pensada para acompañar el plato principal y lleva jengibre, ají, miel y pimienta blanca", detalló.

    En #MolinoDorado Dimitri controla… El 4to vodka es gratis!!

    Una publicación compartida de Nora Beatriz Martinez (@norabmartinez) el 27 de Ago de 2016 a la(s) 7:38 PDT

    En Colombia, el restaurante La Dacha, que se promueve como la "auténtica comida rusa" en el país, ha cosechado positivas evaluaciones de los que visitan el lugar.

    La vista de la región campestre de La Calera, cercana a Bogotá, en donde se encuentra La Dacha, le agrega un plus al disfrute de los sabores eslavos.

    Por su parte, en la Ciudad de México, el restaurante Kolobok fue más allá de servir platos típicos. El restaurante que cuenta con dos sucursales en la capital mexicana ofrece también una tienda de artesanías rusas, en donde se pueden comprar, por ejemplo, las famosas muñecas rusas 'matrioshkas'.

    Además, su página en Facebook se dedica a promover la cultura eslava y noticias sobre Rusia. En una de sus publicaciones, se enseña la verdadera forma de tomar vodka.

    Además:

    La cocina rusa conquista el paladar de los neoyorquinos
    Cocina con Sputnik: borsch
    Cocina con Sputnik: oladis rusos
    Cocina con Sputnik: el postre de la bailarina rusa Anna Pávlova
    Cocina con Sputnik: el plato preferido de Nicolás II, el último emperador ruso
    Cocina con Sputnik: Mimosa, la ensalada soviética
    Cocina con Sputnik: la sopa de Putin
    Etiquetas:
    gastronomía, cocina rusa, América Latina, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook