04:48 GMT +324 Septiembre 2018
En directo
    Película cinematográfica

    La semilla cubana del cine latinoamericano (vídeo, fotos)

    CC0 / Techy2610 / abgewickelt, entwickelt? II
    Cultura
    URL corto
    0 33

    La Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV), ideada por figuras como Fidel Castro y Gabriel García Márquez, cumplió 30 años. En ese tiempo, esta institución cubana se ha convertido en la cantera de talentos del cine de la región.

    La EICTV está ubicada en San Antonio de los Baños, a 40 kilómetros de La Habana. En el establecimiento, los estudiantes, provenientes en su mayoría de distintos países de América Latina, están inmersos por completo en el séptimo arte. El cine no es únicamente un objeto de estudio: es una manera de vivir. Allí, estudiantes de todos los rincones del mundo pasan la mayor parte del día entre clases y proyecciones de películas.

    "Cuando la escuela surgió, eran muy pocos los países de nuestro continente que tenían una cinematografía sólida. Ahora, sin embargo, como resultado de la labor de esta escuela, se han desarrollado cinematografías en diferentes países", dijo a Sputnik la directora de la EICTV, Susana Molina.

    Desde 1986, en la EICTV  se han formado "883 cineastas de todos los continentes", según la directora. Muchos de ellos han sido premiados con reconocidos galardones y "han creado escuelas de cine tratando de tomar como muestra la manera en la que se enseña en la EICTV". Otros se han dedicado a "crear institutos de cine en cada país para crear un fundamento legal" a la actividad.

    El establecimiento abrió sus puertas en 1986. Originalmente concebida como Escuela de los Tres Mundos, fue creada por la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano con el apoyo fundamental de la Cuba revolucionaria.

    Comprometido con el proyecto desde el primer día, el mítico Gabriel García Márquez "es la figura que desde el punto de vista intelectual y artístico encumbró más el proyecto de la escuela", agregó. El grupo de fundadores se completa con Julio García Espinosa, el documentalista cubano por antonomasia, y el argentino Fernando Birri, ambos compañeros del colombiano en el Centro de Cinematografía Experimental de Roma.

    Los tres cineastas encontraron en Fidel Castro un aliado para este proyecto. El Comandante "regaló el espacio donde está la escuela: la tierra, la edificación, toda la infraestructura de la escuela la puso Cuba".

    "La escuela los ha tenido todo el tiempo a ellos cuatro como guías, como las personas que han trazado su destino", indicó Molina, quien asumió hace tres meses el "reto muy grande" de conducir el centro.

    Para la cineasta uruguaya Pepi Gonçalvez, egresada de la primera generación de la EICTV, la institución ha atravesado cambios desde su fundación, pero permanece intacto "el deseo" de los fundadores de la escuela "de generar una visión propia" desde cada realidad local, uno de los preceptos incluidos en el acta fundacional redactada por Birri, el primer director de la escuela.

    "Ellos habían sido formados por el neorrealismo italiano en el Centro Experimental de Roma, por una determinada forma de contar, que los influyó después para hacer esta institución", indicó a Sputnik Gonçalvez, quien también fue jefa de la cátedra de Producción de la EICTV de 2007 a 2010.

    La huella del neorrealismo se puede apreciar en ciertos detalles como la Plaza Cesare Zavattini, en homenaje a uno de los principales guionistas de la corriente cinematográfica italiana.

    "[La EICTV] es quizás el proyecto de creación de competencias para el arte más importante de América Latina, que tiene además una influencia en el resto del mundo, porque no van solamente estudiantes de la región sino que ahí hay estudiantes africanos, asiáticos y europeos", comentó la realizadora.

    "No hay nada parecido, es una inmersión muy fuerte, con muchas horas de clase", explicó Gonçalvez: las "5.000 horas de clase entre las prácticas y las horas de aula" dan al curso regular la carga horaria "casi de un doctorado".

    Para Molina, la práctica es una de las características principales de la oferta educativa de la escuela. El fundamento pedagógico de la institución "es aprender haciendo". Más allá de las clases teóricas, los estudiantes "tienen que entregar resultados de trabajos prácticos" en cada taller que realizan y al final de cada semestre.

    La representante de la EICTV en Colombia, Marisol Forero, comentó a Sputnik que una fortaleza del centro cubano es que los alumnos puedan estudiar una carrera costosa "sin tener que incurrir en demasiados gastos". Si bien en un inicio la matrícula a la EICTV era gratuita, hoy en día muchos estudiantes deben pagar una suma asequible, que comprende "la alimentación y el hospedaje", además de los costos de rodajes.

    Sin embargo, la escuela mantiene aún su finalidad de "formar a los cineastas con menos recursos" del continente, para lo que ha llevado a 300 docentes y profesionales de todo el mundo a sus aulas, dijo por su parte Susana Molina.

    Por los pasillos de la escuela han transitado cineastas y actores renombrados, como Abbas Kiarostami, Francis Ford Coppola, Robert Redford, Emir Kusturica, Fernando Trueba, Pino Solanas o Mike Leigh. Todos los visitantes ilustres dejan un graffiti en el patio de la escuela para inmortalizar su paso.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Cinco películas soviéticas que marcaron la historia del cine (vídeos)
    Festival de La Habana, cine en tiempos de deshielo
    Ir al cine: un hábito en declive en América Latina
    Etiquetas:
    cine, Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, Fernando Birri, Gabriel García Márquez, Fidel Castro, Cuba