En directo
    Cultura
    URL corto
    Por
    0 53
    Síguenos en

    GUADALAJARA, MÉXICO (Notimex) — En México, según el estilo de vida de cada persona, es como se porta el sombrero; puede ser con elegancia en fiestas, para cubrirse del frío o del sol en el campo.

    Curiosamente el de charro, símbolo de identidad mexicana, tiene origen español, proviene de Andalucía y Navarra, donde era un accesorio para ricos hacendados.

    En cada pueblo o ciudad existe un estilo propio para portar un sombrero, en donde pobres y ricos, niños y grandes, lo usan en sus diferentes variedades como el de charro, el tejano, de ala, copa alta, estilo chinaco, caporal y vaquero, entre muchos otros.

    Los sombreros en la tienda
    © Flickr / Jesús Dehesa
    Los sombreros en la tienda

    El gran Penacho de Moctezuma es un ejemplo que muestra que desde los antiguos mexicanos se cubría la cabeza, pero con la llegada de los españoles se define mucho la forma de los sombreros que tras la Conquista se han usado en México.

    En las fiestas patrias, el sombrero de copa alta, como el de Emiliano Zapata, se ha constituido como el más divertido para ensalzar las celebraciones y también es el que se acostumbra llevar fuera del país para simbolizar a México, sobre todo en eventos deportivos.

    En entrevista con Notimex, Rolando Rivera Falcón, integrante del Ballet Folclórico de la Universidad de Guadalajara (UdeG) e investigador de las tradiciones mexicanas, resaltó que la costumbre del sombrero ha ido evolucionado en México.

    Citó que el sombrero charro, que da identidad al mexicano en el extranjero, tiene un origen completamente español proveniente de la región de Andalucía y Navarra, siendo en un principio un accesorio para ricos hacendados.

    Los sombreros
    © Foto : Notimex
    Los sombreros

    Añadió que primero fue tipo chinaco, parecido al andaluz del flamenco, pero con la evolución histórica del país se fue adaptando con copa más alta y alas más anchas. También diferenciaba a las clases sociales, ricos y caporales lo usaban mientras el campesinado utilizaba un sombrero de palma o paja.

    En la época revolucionaria, el sombrero ya era un accesorio generalizado para todos los mexicanos, siendo Emiliano Zapata el principal promotor y se diferenciaba al de charro por tener una copa muy alta tipo piloncillo, podía ser de fieltro, palma o pelo de conejo.

    "Fue una moda que empezó a adaptarse desde la clase alta a la más baja, dependiendo del estatus social era el material que podían tener los sombreros", afirmó.

    Refirió que además existe el sombrero norteño que tiene influencia de Estados Unidos y que empezó para diferenciar a los ganaderos del norte del país. "También se encuentra en las regiones de la costa del país pero en palma con la función principal de cubrirse del sol", apuntó.

    Por su parte, los artistas plásticos Edgardo Badial y Omar García de Alba, creadores del mosaico más grande del mundo con sombreros charros que logró el Récord Guinness 2016, afirmaron que el sombrero es parte de la historia de los mexicanos.

    Badial señaló en la época de la Colonia los españoles trajeron a México sus sombreros pero el característico sombrero de Ala muy Ancha con la copa muy alta se impuso en los tiempos de la Revolución Mexicana a través de la figura de Emiliano Zapata.

    Sombrero mexicano
    Sombrero mexicano

    García de Alba añadió que los indígenas usaban sombrero de paja y los españoles tipo caporal, pero posteriormente salieron diversas variedades de este accesorio, como el de charro que en la actualidad representa con mucha dignidad al mexicano en el mundo.

    Ambos artistas lograron construir un mosaico de dos mil 684 sombreros charros con el que Jalisco le quitó el récord mundial Guinness a Canadá, quien ostentaba el título con dos mil 37 piezas.

    Además:

    Belleza de Sierra Mixe plasmada en bordado de blusa de Tlahuitoltepec
    Óscar Soteno, artesano que plasma la vida en un árbol de barro
    Etiquetas:
    arte, artesanía, sombrero, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook