04:29 GMT +319 Noviembre 2019
En directo
    Piroguí

    Cocina con Sputnik: piroguí

    © Sputnik / Yuri Abramochkin
    Cultura
    URL corto
    1200
    Síguenos en

    Los piroguí son uno de los platos más populares y ricos de la cocina eslava. Son una especie de empanadas, pero se diferencian de estas por la preparación de la masa, por su forma y sobre todo por la cantidad de rellenos que pueden tener.

    Igual que los varéniquis, cuya receta ya ha sido compartida por los cocineros de Sputnik, los piroguí pueden tener rellenos de todo tipo: dulces —de frutas o bayas—, o salados —de papa, de carne, de arroz, de queso, de repollo—. En Rusia aman los piroguí, los cuales son, además, una genial alternativa a la comida rápida occidental.

    Putin eligiendo los mejores piroguí
    © Sputnik / Dmitri Astakhov
    Putin eligiendo los mejores piroguí

    Hoy en Sputnik te enseñaremos a preparar piroguí con relleno de papa y de manzana.

    Ingredientes

    Para la masa

    • 1 kilogramo de harina
    • 4 huevos
    • 250 gramos de mantequilla o margarina
    • 10 gramos de levadura
    • Azúcar
    • Sal
    • Agua o leche

    Para el relleno

    • Papa
    • Cebolla
    • Manzana
    • Azúcar
    • Almidón

    Preparación de la masa

    1. Llena un vaso a la mitad con agua o leche tibia. Añade 10 gramos de levadura en polvo y una cucharadita de azúcar, revuélvelo un poco y déjalo reposar. La levadura de panadería es usada para 'levantar' la masa, dándole una textura mucho más delicada.

    2. En un recipiente grande o en una olla, vierte un vaso de leche a temperatura ambiente y añade la sal, los 4 huevos y la harina. Revuelve la mezcla y añade el contenido del vaso con levadura. Sigue revolviendo y mezclando hasta que la masa quede bien espesa y sin grumos.

    3. Cuando tu masa esté lista, añade 250 gramos de mantequilla o margarina fundida y sigue revolviendo la mezcla un par de minutos más.

    4. Con la ayuda de un paño de cocina, cubre el recipiente que contiene la masa y ponlo en un lugar seco y tibio, donde no se enfríe. Es importante que nuestra mezcla no se enfríe demasiado, ya que puede perderse el efecto de la levadura. Ahora puedes dejar la masa reposar por unas tres horas, al tiempo que preparas el relleno.

    Piroguí
    © Sputnik / Evgeni Epanchintsev
    Piroguí

    Preparación del relleno

    Para los piroguí salados vamos a preparar un puré de papa. Existen varias opciones, pero en Sputnik nos hemos decantado por esta:

    • Pela la papa, córtala en pedazos no muy grandes y ponla a hervir;
    • Mientras tanto, corta una cebolla y ponla a sofreír;
    • Cuando la papa esté lista, escúrrela, añade la cebolla frita y un poco de leche, mezcla todo y bate hasta que se vuelva un puré.

    Para los piroguí dulces vamos a preparar un relleno de manzana. Es muy fácil:

    • Corta la manzana en pedazos pequeñitos, como para una ensalada;
    • Deja escurrir la manzana por unos quince minutos y añádele azúcar;
    • Agrega un poco de almidón para que el relleno no quede demasiado líquido.

    Preparación de los piroguí

    1. Al trascurrir las tres horas, ya puedes sacar la masa, la cual debe ser dos o tres veces más grande, gracias al efecto de la levadura. Toma pedacitos de masa y extiéndelos con la mano (o con un rodillo) formando círculos de 10 o 12 cm de diámetro.

    2. Toma el relleno, ponlo en el centro del círculo y cierra las puntas hasta que queden bien selladas. Repite hasta que se te acabe la masa o el relleno. Ahora, según tu preferencia, puedes preparar los piroguí al horno o fritos.

    Piroguí antes de entrar al horno
    Piroguí antes de entrar al horno

    3. Si los preparas al horno, debes precalentarlo a 220 grados. También puedes barnizar los piroguí con huevo batido, para que queden más bonitos. Mételos al horno por treinta minutos.

    Piroguí después de pasar por el horno
    Piroguí después de pasar por el horno

    4. Si los preparas en un sartén, ponlo a fuego lento y añade aceite. Fríe cada piroguí unos minutos por cada lado hasta que se vean doraditos.

    Los piroguí se pueden comer calientes o fríos, serán igual de sabrosos. No olvides que puedes usar distintos rellenos y que lo más importante en la cocina es estar dispuesto a experimentar en todo momento. El próximo fin de semana volveremos con una nueva receta para que puedas conocer de primera mano los platos más típicos y deliciosos de la comida rusa y de los distintos pueblos que habitan el enorme territorio de este país.

    Además:

    La cocina de Putin, secreto presidencial
    La cocina rusa conquista el paladar de los neoyorquinos
    La primera cocina robótica del mundo
    Etiquetas:
    cocina con Sputnik, cocina, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik