16:42 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Papa Francisco

    Papamanía: el circuito turístico por los lugares donde vivió Bergoglio en Buenos Aires

    © AFP 2019 / Ronaldo Schemidt
    Cultura
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    La figura de Jorge Mario Bergoglio, el Papa argentino, despierta tanto interés, que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires decidió ofrecer un 'tour' gratuito por cada rincón de su vida. Se puede visitar desde el parque donde aprendió a patear una pelota, el kiosco donde compraba el diario y hasta la peluquería donde se cortaba el pelo.

    El circuito papal se realiza todos los sábados, domingos y feriados. En la visita se puede conocer el barrio de Monserrat, donde vivió cuando fue arzobispo, o el de Flores, donde pasó su infancia e inició su vocación sacerdotal. También está el barrio de Almagro, donde se fundó el club de fútbol que ama, San Lorenzo. El guía Daniel Vega explica a los turistas cuáles son los sitios donde Francisco pasaba tiempo con sus amigos y hasta se hace una visita a la peluquería donde se cortaba el pelo. En total, el 'tour' dura tres horas y media.

    1 / 4
    Barrio de Monserrat, Buenos Aires

    "El recorrido comenzó a los dos meses de que asumiera como Papa, con lo cual hay una gran importancia en toda la información que se recopiló. Para lograrlo trabajamos en conjunto con el Arzobispado y la Dirección General de Culto. Hacemos el recorrido, contamos sus historias, paramos en los sitios para que las personas saquen fotografías. Su Santidad sabe de la existencia del recorrido. Hemos llegado a compartir algunas de nuestras visitas con sus amigos y compañeros de escuela", dijo en diálogo con Sputnik Soraya Chaina, gerenta de oferta turística de la Secretaría de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires.

    El punto de partida y de llegada del circuito es la basílica de San José de Flores, en el centro del barrio, que era la iglesia a la que la familia Bergoglio asistía a misa los domingos. Allí, a los 17 años, sintió por primera vez que consagraría su vida a la Iglesia católica. A poca distancia se encuentra la casa de su infancia en Flores, un típico barrio de clase media porteña. Una placa en la calle Membrillar número 531 conmemora que allí pasó sus primeros días, hace 80 años. En el barrio lo quieren tanto que los vecinos le llaman 'el Papa de Flores'.

    Una de las paradas que más gusta a la gente es la del barrio de Almagro, donde se fundó el club de fútbol del que el papa Francisco es hincha, San Lorenzo, también conocido como El Santo. Bergoglio solía ir todos los fines de semana.

    El 'tour' es una buena oportunidad para conocer barrios porteños fuera del circuito turístico habitual como Balvanera, Almagro, Agronomía, Villa Devoto, San Nicolás y Monserrat. "Conocí partes de la ciudad en las que nunca había estado. El barrio de Flores me pareció hermoso. Muchos de los vecinos se pusieron a hablar sobre él. Están orgullosos. Se nota que era un personaje querido incluso antes de ser Papa. Está bueno ver cómo una figura que cobró tanta importancia a nivel mundial, en realidad era solo un vecino más", dijo a Sputnik Florencia Chiribao, una arquitecta uruguaya de 31 años que hizo el 'tour' el año pasado cuando estaba de visita por Buenos Aires con su madre.

    La impresión que se llevó esta turista uruguaya queda retratada en la puerta de la peluquería y barbería Romano, donde el Papa se cortaba el pelo: "Un orgullo haber tenido como cliente cada mes durante 20 años a monseñor Bergoglio, hoy papa Francisco".

    Durante los fines de semana del primer semestre del año, al circuito asistieron 1.152 personas. De esta manera, la actividad se suma a un sector en auge: el turismo religioso. Según datos de la Organización Mundial del Turismo, cada año unos 300 millones de personas visitan distintos lugares de peregrinación en todo el mundo y gastan alrededor de 18.000 millones de dólares.

    Más: Presidente argentino y papa Francisco volverán a reunirse en octubre en el Vaticano

    Por supuesto, ningún recorrido turístico puede estar completo sin el 'merchandising'. Al final del trayecto hay puestos esperando a los turistas. Allí se pueden adquirir las reconocidas banderitas blancas y amarillas del Vaticano para recordar el paso por la vida del único Papa latinoamericano.

    Además:

    Papa Francisco expresa preocupación por altos índices de desempleo en Argentina
    Etiquetas:
    Soraya Chaina, Jorge Mario Bergoglio, Papa Francisco, Buenos Aires, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik