En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    Los dientes del megalodón se volvieron tan grandes debido a su gran tamaño y no por un efecto secundario de su dieta, establecieron los científicos de la Universidad de Bristol. Al mismo tiempo, los dientes de este gigante son relativamente más débiles que los de otros tiburones megadentados, descubrieron.

    El megalodón era un antiguo tiburón que vagaba por las profundidades y sigue siendo una de las criaturas más terroríficas de la historia de nuestro planeta. El nombre de este gigante significa diente grande: su boca tenía 270 dientes enormes.

    El diente más grande de un megalodón hallado mide siete pulgadas (17,78 centímetros), aproximadamente del mismo tamaño que una mano masculina promedio.

    A pesar de que el megalodón se extinguió hace aproximadamente tres millones de años, debido a una alteración en la cadena alimentaria, los científicos todavía están estudiando la vida de una de las criaturas más peligrosas del mar profundo.

    Los dientes del megalodón se volvieron tan grandes a medida que crecía, descubrieron los investigadores ingleses. Anteriormente, los especialistas pensaban que su tamaño dental era el resultado de un cambio en su régimen alimenticio, lo que ahora se descarta.

    Según el estudio correspondiente, los dientes del  megalodón eran anchos y triangulares. Al mismo tiempo, la mayoría de los tiburones vivos hoy en día los tienen curvos y parecidos a una cuchilla y los utilizan para perforar presas en movimiento rápido. El antiguo gigante, en cambio, usó su dentición para sacar enormes trozos de los mamíferos marinos. Fue capaz de hacerlo porque creció tan grande y sus dientes siguieron su ejemplo, y no debido a un cambio en la dieta, revela la nueva investigación.

    "Aplicamos técnicas de ingeniería para simular digitalmente cómo las diferentes formas de los dientes manejan las fuerzas de mordedura y las cargas resultantes de los movimientos laterales de la cabeza", explicó Antonio Ballell, un estudiante de doctorado en la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol.

    Este método, llamado Análisis de Elementos Finitos, se utilizó previamente para entender qué tan resistentes son las diferentes estructuras biológicas bajo fuerzas específicas, detalló el científico. "Esperábamos encontrar que los dientes del megalodón podrían resistir fuerzas mejor que los de sus parientes mayores y más pequeños", comentó.

    "Sorprendentemente, cuando eliminamos el tamaño de los dientes de las simulaciones, recuperamos el patrón opuesto: los dientes del megalodón son relativamente más débiles que los dientes más gráciles de otros tiburones megadentados", concluyó el experto.

    "Creemos que otros procesos biológicos podrían ser responsables del cambio evolutivo en sus denticiones", enfatizó, a su vez, el doctor Humberto Ferrón, investigador postdoctoral y coautor de dicho estudio.

    Las modificaciones en la forma de los dientes que ocurrieron de las especies más antiguas y más pequeñas son muy similares a las observadas a lo largo del crecimiento del megalodon, argumentó el especialista. Los megalodones juveniles tienen dientes que se asemejan a los de los tiburones megadentados más viejos, añadió.

    "Por lo tanto, en lugar de la especialización en la alimentación, pensamos que la adquisición de su gigantesco tamaño corporal fue responsable de la evolución de los peculiares dientes del megalodón", concluyó.

    A finales del 2019 un grupo de científicos estableció que el megalodón medía hasta 15 metros de longitud. Sin embargo, advirtieron que todavía puede ser considerado como uno de los carnívoros más grandes que han vivido en la Tierra.

    En noviembre del año 2020 los científicos británicos descubrieron que estos tiburones más grandes del océano estacionaban a sus crías en criaderos de aguas calientes y poco profundas con mucha comida y escasos depredadores. Pero su dependencia de estos criaderos posiblemente contribuyó al final de su reinado de 20 millones de años.

    Etiquetas:
    tiburones, dieta, tamaño, dientes, megalodón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook