En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    Una empresa estadounidense y una compañía francesa planean construir la instalación de proteína de insectos más grande del mundo en 2021. Los expertos opinan que algún día esta iniciativa podría desempeñar un papel clave en el sector agrícola mundial.

    La procesadora de alimentos Archer Daniels Midland (ADM) con sede en Chicago y la startup francesa InnovaFeed acordaron cultivar y cosechar miles de millones de larvas de un insecto extraordinario llamado mosca soldado negra (Hermetia illucens). Según los especialistas, consumen cantidades prodigiosas de material orgánico y lo convierten en proteínas ricas en nutrientes que luego pueden venderse como alimento para animales.

    La planta que las dos compañías planean construir en el centro de Illinois sería un paso importante para sustituir los tipos comunes de alimento para animales, como son el maíz, la soja o la harina de pescado. En caso de ampliarse lo suficientemente, la industria de proteína de insectos ayudaría a reducir enormemente la huella de carbono y el uso intensivo de tierra y agua que se requiere para cultivar alimentos tradicionales.

    Las compañías tienen como objetivo producir hasta 60.000 toneladas métricas de proteína de alimentación animal por año, más 20.000 toneladas métricas de aceites para raciones de aves y cerdos y 400.000 toneladas de fertilizantes.

    Comen casi cualquier cosa

    De acuerdo con los especialistas, las larvas de la mosca soldado negra comen casi cualquier cosa, incluidos los desechos de alimentos no compostables. Por lo tanto incluso en el futuro podrían realizar otro trabajo para el medio ambiente si se comen las montañas de restos de comida de las instalaciones comerciales que de otro modo se enviarán a los vertederos.

    El mayor obstáculo para aumentar aún más la industria de las proteínas de insectos, según los expertos, es el costo. La proteína de insectos sigue siendo más cara como alimento para animales que, por ejemplo, la harina de pescado.

    Hará falta que pasen otros cinco años más o menos para que la proteína de insectos sea competitiva en costes con las fuentes tradicionales de alimento para animales, señalan los especialistas citados por Forbes.

    Etiquetas:
    ganado, Francia, Estados Unidos, agricultura, insectos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook