En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Este puma no es como los demás, y su extraña condición lo hace casi único en su especie. La peculiaridad es tal que los ambientalistas lo buscan desde 2013. ¿Qué es el leucismo y por qué es tan raro en los pumas?

    Conocido también como 'león de montaña' y 'león americano', el puma es el felino que habita más territorios; su hábitat natural se extiende desde Canadá hasta la Patagonia sudamericana. 

    En peligro de extinción debido a la caza excesiva, los pumas se caracterizan por su color gris o tierra que terminan en un cuello blanco. Sin embargo, de forma excepcional, hay un puma que es totalmente distinto a los demás: absolutamente blanco. 

    Se trata de un ejemplar fotografiado en 2013 en el Parque Nacional Serra dos Órgãos en el Bosque Atlántico al sureste de Brasil, informó la revista National Geographic. Se trata del primer caso de un puma de estas características, y solo se le conoce una coincidencia; otro ejemplar cuya fotografía en un zoológico cuyo paradero no se conoce circula en internet, según explica a la revista científica el director ejecutivo del programa Big Cats de la Wildlife Conservation Society Luke Hunter. 

    De hecho, "es posible que no aparezca otro puma blanco en mi vida", asegura acerca del felino hallado en Brasil, ya que se trata de una particularidad "extremadamente inusual". Pero, ¿qué es lo que hace blanco a este puma y por qué no hay otros de este color?

    ¿Qué es leucismo y cómo se distingue del albinismo?

    Casi único en su especie, este puma es blanco porque tiene una aberración genética llamada leucismo, muy similar al albinismo. Mientras el albinismo da un color blanco al pelaje o plumaje de los animales y altera el color de sus ojos hacia un color rosa, el leucismo hace lo mismo pero conservando el color de ojos original de cada especie. 

    Si bien las aberraciones genéticas de color, como estas dos, son bastante habituales en los felinos, prácticamente no hay registro de ellas en el mundo de los pumas. Según cita Hunter, solo hay dos casos de pumas albinos en todo el mundo. 

    Otro ejemplo es el melanismo, el exceso del pigmento melanina que da color negro al pelo y la piel, una variación genética que no se ha hallado nunca en ningún puma. Esto se debe a que los genes que generan estos cambios de color son muy raros en esta especie, si bien los científicos no saben a qué se debe, explica Hunter. "Mi mejor suposición es que el ancestro lejano de los pumas tenía un color uniforme, y eso se ha mantenido en la especie desde entonces", propone. 

    ​Tampoco está claro qué implica para el animal tener un color u otro, y si esto es algo bueno o malo en el hábitat selvático en el que fue avistado. Aun así, en el ámbito científico se teoriza que los felinos de pelaje oscuro suelen tener mayores ventajas a la hora de camuflarse para cazar. 

    Sin embargo, Hunter plantea que esta teoría aplica solamente para ciertos sitios. En el caso de la selva, el puma blanco puede cubrirse con la propia densidad de plantas, por lo que su color carece de relevancia. Si se tratase de una llanura abierta, con más luz en juego, podría sí tratarse de una desventaja, ya que la presa lo vería con mayor facilidad por su vivo color, sugiere. 

    Luego de ser fotografiado, el puma leucístico fue perdido de vista, y aunque varios investigadores se propusieron buscarlo con el fin de analizar sus genes, no pudieron volver a encontrarlo, contó a National Geographic Cecília Cronemberger, analista ambiental del Parque Nacional Serra dos Órgãos. 

    Aun así, desde entonces hay un monitoreo del área a través de cámaras trampa con el fin de procurar avistarlo que, aunque había sido suspendido, fue reinstalada en 2019. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook