En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 342
    Síguenos en

    Un grupo de buzos descubrió restos humanos durante una investigación en el lago Asveja, situado en el noreste de Lituania. Al lado de los huesos pertenecientes a un hombre que murió supuestamente en el XVI, se hallaron una espada y dos cuchillos con mangos de madera en buen estado de preservación.

    El esqueleto fue descubierto durante una inspección submarina del antiguo puente de Dubingiai. El lugar donde se hallaron los restos no era un entierro, ya que los huesos yacían bajo una capa de arena y otros sedimentos. Es probable que todos estos materiales fueron depositados sobre el esqueleto por las corrientes de agua y como resultado terminó siendo ocultado durante siglos, explicó la arqueóloga Elena Pranckenaite, una investigadora de la Universidad de Klaipeda. 

    Los científicos examinaron los restos e informaron que todavía no saben la causa de muerte del hombre. Las armas y otros objetos hallados cerca del cuerpo señalan su estatus militar, destacó la experta en una conversación con la agencia Baltic News Service.

    En esta región se han hallado entierros humanos en repetidas ocasiones, pero es la primera vez que se ha encontrado un soldado medieval bajo el agua en Lituania, comunicó la científica. El hallazgo se produjo a una profundidad de 9 metros, cuando un grupo de buzos intentó investigar el lago en cooperación con unos arqueólogos. 

    El puente de Dubingiai es uno de los puentes de madera más largos que todavía se utilizan en Lituania. Fue construido en 1934, y sus vigas deterioradas en estos momentos se están sustituyendo por postes metálicos, comunicaron los representantes de la empresa TEC Infrastructure, responsable de supervisar el proyecto de reparación.

    El estudio anterior realizado en 1998 había revelado que en el mismo lugar, pero en el XVI o el XVII, se encontraba otro puente, casi en la misma época en la que falleció el soldado, añadió Pranckenaite.

    "Por el momento, suponemos que esos restos descubiertos podrían estar relacionados con el antiguo puente que conducía al castillo de Dubingiai, que estaba situado en la cima de una colina a orillas del lago Asveja", sugirió la científica, citada por el portal Live Science.

    Encontrar el esqueleto del soldado y sus artefactos fue una gran sorpresa para los investigadores y también descubrirlos en un estado de preservación tan destacable. Los buzos consiguieron recuperar del fondo del lago un par de botas de cuero con espuelas, un cinturón de cuero con una hebilla, una espada de hierro, y dos cuchillos con mangos de madera. Un equipo de arqueólogos, antropólogos e historiadores del Museo Nacional de Lituania actualmente trabaja para conservar e interpretar todos estos artefactos. 

    Etiquetas:
    Lituania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook