En directo
    Ciencia
    URL corto
    2671
    Síguenos en

    Pese a las condiciones climáticas desfavorables del 2020, científicos chinos han logrado recolectar una cosecha récord de arroz de casi 23 toneladas por hectárea en un campo experimental en la provincia de Hunan. Con estos cultivos China busca garantizar la seguridad alimentaria y la autosuficiencia en la producción de cereales.

    El rendimiento medio de los campos plantados con la tercera generación de variedades de arroz híbrido ha llegado a las 13,68 toneladas por hectárea. En julio, las cosechas tempranas del mismo campo en el que se cultivaba otra cepa de arroz híbrido de tercera generación alcanzaron un promedio de 9,29 toneladas por hectárea. En suma ambas cosechas superaron las 22,5 toneladas por hectárea, cumpliendo así la meta que fue planteada  a comienzos del 2020 por el eminente experto agrícola Yuan Longping.

    Yuan, quien ha encabezado la investigación de las variedades de arroz híbrido, comunicó que el nuevo récord significa que una hectárea de este tipo de arroz puede alimentar hasta 75 personas. Es una buena oportunidad para China que tiene la mayor población en el mundo

    Además, el rendimiento medio de la cepa de la tercera generación de arroz híbrido es entre 10% y 20% más alto que el de otras variedades que se comercializan actualmente en el mercado. Además, supone un aumento de 1,5 toneladas en cosecha por hectárea.

    "Estoy más que emocionado y extremadamente satisfecho con los resultados. Hay 16,7 millones de hectáreas de arrozales híbridos en China. La nueva cepa, si se planta en todo el país, aumentará considerablemente la producción general de arroz", señaló.

    La cepa de arroz de los cultivos cosechados en China se llama Sanyou No 1 y es conocida por su alto rendimiento y calidad, resistencia a las condiciones climáticas desfavorables y métodos de cultivo relativamente fáciles de utilizar, recordó Li Xinqi, jefe del Centro Nacional de Investigación y Desarrollo de Arroz Híbrido de China. 

    "Las semillas de arroz en el condado de Hengnan se plantaron el 16 de junio y comenzaron a verdear el 30 de agosto, lo que es sorprendentemente rápido", recordó Li Xinqi.

    Además, este año la cepa resistió la prueba de las condiciones meteorológicas extremas que duraron en Hunan más de un mes, con una luz solar más débil y lluvias considerablemente más intensas y prolongadas de lo habitual.

    Garantizar la seguridad alimentaria y la autosuficiencia en la producción de cereales es de primordial importancia para China. Pese al daño causado por la pandemia y las graves inundaciones estivales, se espera que la cosecha de cereales alcance en 2020  un nivel récord y supere los 650 millones de toneladas por sexto año consecutivo, comunicaron en el Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales.

    Etiquetas:
    China, arroz
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook