En directo
    Ciencia
    URL corto
    1160
    Síguenos en

    Las infecciones en los implantes médicos representan hoy uno de los problemas principales de las cirugías reparadoras. Un equipo internacional de científicos ha logrado sintetizar de las conchas de mejillón azul un biomaterial con propiedades antibacterianas que podría ser la solución a este problema.

    Así lo informó uno de los autores de la investigación y empleado del Departamento de nanosistemas funcionales y materiales de altas temperaturas de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS (NUST MISIS), Evgueni Kolésnikov.

    "Entre los materiales para crear un nuevo tejido óseo o sustituir un hueso dañado es preferible la hidroxiapatita (HAP): el principal componente mineral de huesos y dientes. Este material es biocompatible y tiene propiedades bioactivas. Puede integrarse fácilmente al tejido óseo y las partes adyacentes. Además, la HAP es capaz de interaccionar con las células jóvenes del tejido óseo: los osteoblastos, ejerciendo una influencia positiva en su crecimiento y división", explicó el científico a Sputnik.

    Actualmente, la HAP se usa en la cirugía maxilofacial, odontología y ortopedia en los materiales de relleno y cubiertas. Los científicos de varios países usan para fabricar la HAP la cáscara de huevo, corales, huesos de peces y otros materiales. Mientras, es difícil todavía fabricarla en serie debido a lo complicado de la síntesis.

    Un equipo internacional de científicos de la India, Rusia y la República de Corea, encabezado por el exinvestigador postdoctoral y profesor visitante de la NUST MISIS, Gopalu Karunakaran, declaró sobre la posibilidad de fabricar rápidamente nanobarras mesoporosas de la HAP no contaminantes, aleadas con el magnesio de los residuos biológicos, de las conchas de mejillón azul (Mytilus edulis) mediante la síntesis por microondas con el uso de la povidona (PVP).

    • Evgueni Kolésnikov, científico de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS
      Evgueni Kolésnikov, científico de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS
      © Foto : NUST MISIS Sergey Gnuskov
    • Una concha de mejillón azul (imagen referencial)
      Una concha de mejillón azul (imagen referencial)
      © Foto : NUST MISIS Sergey Gnuskov
    • Biomaterial sintetizado a partir de conchas de mejillón azul
      Biomaterial sintetizado a partir de conchas de mejillón azul
      © Foto : NUST MISIS Sergey Gnuskov
    1 / 3
    © Foto : NUST MISIS Sergey Gnuskov
    Evgueni Kolésnikov, científico de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS

    Los investigadores afirman que han obtenido de allí partículas de la HAP que se pueden usar en implantes. Para prevenir posibles infecciones, estas partículas se alean con iones de magnesio.

    "El magnesio se eligió porque sus iones son biocompatibles y tienen una actividad antibacteriana. En el cuerpo de un adulto promedio están presentes unos 24 gramos del magnesio. La carencia de este microelemento en el organismo puede conllevar la diabetes, enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y la osteoporosis", explicó Kolésnikov.

    Los científicos evaluaron la toxicidad del material obtenido en embriones de peces cebra (Danio rerio) y confirmaron que es seguro. Según ellos, esto permite usar el nuevo material en la medicina para fabricar implantes.

    Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista científica Ceramics International.

    Etiquetas:
    bacterias
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook