01:15 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Un nuevo estudio realizado por paleontólogos de la Universidad de Bristol y la Universidad de Swansea permitió por primera vez calcular de manera fiable el verdadero tamaño de un tiburón prehistórico gigante que vivió hace millones de años.

    El antiguo Otodus megalodon, el mayor tiburón que jamás haya nadado en los océanos de nuestro planeta, habitó el mar entre 23 y tres millones de años atrás. La causa exacta de su extinción todavía se debate. 

    Probablemente fue una combinación de cambios ambientales y la competencia con especies de tiburones más pequeños que desempeñaron un papel significativo.

    Se cree que el megalodón fue uno de los peores depredadores de la historia de la Tierra. Pero hasta ahora, a pesar de su fama en la cultura pop, sorprendentemente se sabe poco sobre él. Hasta ahora, no había consenso sobre su verdadero tamaño, solo se conocía la longitud potencial del tiburón.

    Los tiburones tienen un esqueleto cartilaginoso que se descompone rápidamente después de la muerte, solo sus dientes duros sobreviven al largo y arduo proceso de fosilización.

    En un nuevo estudio, los paleontólogos realizaron una reconstrucción matemática que permitió calcular los parámetros de las partes que constituyen el cuerpo de este monstruo. Los métodos matemáticos se basaron en la comparación del gigante prehistórico con sus actuales parientes vivos.

    Por ejemplo, el más formidable de los tiburones modernos es considerado el gran tiburón blanco. En estudios anteriores, al Otodus megalodon solo se lo había comparado con el gran tiburón blanco. En la nueva investigación, el rango de comparación se amplió a cinco tiburones modernos.

    Los científicos midieron y compararon las proporciones de cinco especies de tiburones modernos y las transfirieron a los tiburones prehistóricos. La primera conclusión a la que llegaron fue que a medida que los tiburones modernos crecen, las proporciones de sus cuerpos siguen siendo las mismas, un carácter compartido que probablemente se encuentre también en su pariente extinto. 

    Los científicos utilizaron las curvas de crecimiento de cinco especies de tiburones actuales para crear una estimación del tamaño del cuerpo de megalodón.

    Los resultados sugieren que un megalodón adulto probablemente haya tenido una cabeza de unos 4,65 metros de largo, una aleta dorsal de 1,62 metros de alto y una cola de 3,85 metros de largo, alcanzando una longitud total de 16 metros. 

    Esto significa que un humano adulto podría pararse en el lomo de este tiburón y tendría aproximadamente la misma altura que la aleta dorsal.

    La reconstrucción del tamaño de las partes del cuerpo del megalodón representa un paso fundamental para comprender mejor la fisiología de este gigante y los factores intrínsecos que pueden haberlo hecho propenso a la extinción, creen los investigadores. El estudio fue publicado en la revista Scientific Reports.

    Etiquetas:
    prehistoria, tiburones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook