16:11 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    La Isla de Pascua, o Rapa Nui, como es conocida en la lengua local, destaca por ser una de las islas habitadas más remotas del mundo. También suscita interés por los mitos y las leyendas que rodean a su antigua civilización, un misterio para el que unos científicos han encontrado una explicación que resulta útil y reveladora para el mundo de hoy.

    La Isla de Pascua está llena de rastros que dejó la antigua civilización que se asentó allí en la Edad Media. Unos creen que los primeros humanos en llegar a la isla fueron unos colonos polinesios que desembarcaron allí hacia el siglo IX; otros tienen otras teorías. Se ha mitificado un equilibrio idílico entre la población y la naturaleza durante siglos.

    Lo que está claro es que hubo una importante civilización allí que ha dejado todo un legado cultural en forma de imponentes esculturas monolíticas: los moáis, que han valido a la Isla de Pascua la categoría de patrimonio de la humanidad de la Unesco. Aquí es donde cabe preguntarse qué pasó con esa civilización.

    Una de las causas que trata de explicar su desaparición es la hipótesis del ecocidio, que afirma que la isla sufrió una importante caída demográfica en un momento dado porque los habitantes sobreexplotaron sus recursos naturales. Otra teoría apunta a la llegada de los europeos como factor de ese desplome de la población.

    Un grupo interdisciplinario de 11 científicos de Chile, España y Noruega, no obstante, tiene otra hipótesis. Usando un modelo científico al que han recurrido anteriormente, los especialistas plantearon que todo tenía que ver con el clima.

    "No hemos encontrado indicios de un equilibrio idílico con la naturaleza, ni tampoco de un gran colapso [demográfico]. En su lugar, hemos encontrado indicios de interacciones entre tres factores: el cambio climático, el tamaño de la población humana y los cambios en el ecosistema", sostiene el profesor Mauricio Lima, de la Universidad Católica de Chile en Santiago.

    El cambio climático se manifiesta como un patrón de cambios en las precipitaciones a largo plazo: en períodos de unos 400 años. "La población creció durante el mismo período, y los habitantes también aumentaron en número y cambiaron el uso que hacían de los recursos naturales y los métodos agrícolas", prosigue Lima. Es decir, la civilización tuvo que adaptar su estilo de vida a las nuevas circunstancias.

    En definitiva, según el nuevo estudio, la clave de las crisis que sufrieron los habitantes de la Isla de Pascua tiene mucho que ver con los efectos a largo plazo del cambio climático y con la manera en que estos influyeron en la producción de comida. Eso puede resultar familiar a las sociedades actuales de todo el mundo.

    "Estudiamos la Isla de Pascua y su historia porque estamos intentando entender qué le está pasando al planeta. Todo el mundo habla de cambio climático y de los problemas que acarrea, pero muy pocos hablan del aumento de la población mundial y de los problemas que eso causa", zanja el experto.

    Etiquetas:
    demografía, adaptación, clima, Isla de Pascua
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook