23:19 GMT29 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 110
    Síguenos en

    Una investigación llevada a cabo por científicos de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, ha descubierto que un animal que vivió hace 250 millones de años ya hibernaba.

    En el estudio, publicado en la revista Communications Biology, los científicos detallan que la evidencia de un estado similar a la hibernación se encontró al analizar los fósiles de un animal del género listrosaurio que vivía en la región de la Antártida durante el período Triásico Inferior.

    Esos distantes parientes de los mamíferos surgieron poco antes de la más grande extinción masiva de la Tierra que ocurrió a finales del período Pérmico y eliminó a cerca de un 70% de las especies existentes en aquel entonces. 

    Los robustos cuadrúpedos vivieron por cerca de otros cinco millones de años más y habitaron diversas regiones del entonces único continente de la Tierra, Pangea.

    ​"El hecho de que el listrosaurio sobreviviera a la extinción masiva del final del pérmico y tuviera una extensión tan amplia en el Triásico temprano los ha convertido en un grupo de animales muy bien estudiado para comprender la supervivencia y la adaptación", afirmó Christian Sidor, coautor del estudio, citado por EurekAlert.

    Los fósiles estudiados son la evidencia más antigua de un estado similar a la hibernación en un animal vertebrado.

    "Los animales que viven en los polos o cerca de ellos siempre han tenido que hacer frente a los ambientes más extremos presentes allí. Estos hallazgos preliminares indican que entrar en un estado similar a la hibernación no es un tipo de adaptación relativamente nuevo. Es antiguo", afirmó Megan Whitney, autora principal del estudio.

    Actualmente, los paleontólogos pueden encontrar fósiles de listrosaurios en la India, China, Rusia, y en partes de África y Antártida. En el estudio, se compararon fósiles del animal encontrados en Antártida y Sudáfrica.

    El par de colmillos en la mandíbula superior de estas criaturas fue lo que permitió que se llevara a cabo la investigación. Así como en los elefantes, los colmillos de los listrosaurios crecían continuamente a lo largo de toda su vida. Así que, una vez seccionados, proporcionan información sobre la historia de la vida del animal, su metabolismo, su crecimiento y estrés al cual se sometió.

    Los colmillos de los animales de las dos regiones mostraron patrones de crecimiento similares, pero los fósiles de la Antártida tenían una característica adicional que era rara o ausente en los colmillos de los animales que habitaban más al norte: unos anillos gruesos y poco espaciados.

    "El análogo más cercano que podemos encontrar a las 'marcas de estrés' que observamos en los colmillos del listrosaurio antártico son las marcas de estrés en los dientes asociados con la hibernación en ciertos animales modernos", explicó Whitney.

    Sin embargo, todavía no es posible concluir definitivamente que los listrosuarios pasaban por verdaderas hibernaciones. El estrés podría haber sido causado por otra forma de letargo similar a la hibernación, como una reducción del metabolismo de menor duración. 

    Etiquetas:
    fósiles, hallazgo arqueológico, arqueología
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook