01:03 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    Descubrir nuevas especies de virus es motivo de orgullo científico, pero bautizarlas revela la existencia de un sistema de nomenclatura caótico y poco riguroso. El organismo internacional que regula la clasificación y nombramiento de los virus está empeñado en cambiar ya esta situación, aunque no todos los virólogos están de acuerdo. ¿Por qué?

    En el año de la pandemia de COVID-19, los virólogos han estado ocupados desentrañando las complejidades del coronavirus, desde la secuenciación del genoma o la identificación de nuevas cepas hasta la creación de posibles vacunas contra la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2

    En medio de esta tarea titánica, el Comité Internacional de Taxonomía de Virus —ICTV por sus siglas en inglés—, organismo dependiente de la Unión Internacional de Sociedades de Microbiología, insta a los virólogos del mundo a comprometerse en la estandarización de la nomenclatura de las nuevas especies de virus. Es decir, adoptar una forma única y estándar de bautizarlas. 

    Para ello, en un artículo publicado en la revista científica Archives of Virology, miembros del comité ejecutivo del ICTV plantearon un sistema de nomenclatura único, que debe ser revisado por los miembros del organismo antes de octubre de 2020, cuando se vote su aplicación. 

    Este sistema de nomenclatura propuesto contempla las directrices consideradas en el pasado por el organismo:

    • Es internacional.
    • Universal, es decir aplicable a todas las especies de virus.
    • Los nombres de las especies de virus deben tener dos palabras (sistema binomial).
    • Debe conservar el uso del latín, considerado el lenguaje de las ciencias biológicas, históricamente: sistema binomial latinizado.

    ¿Qué es el sistema binomial?

    En las ciencias biológicas la nomenclatura binomial o binominal consiste en darle a todas las especies un nombre con dos elementos para identificarlas. 

    El primer elemento refiere al género, es decir la categoría taxonómica que agrupa un número de especies. El segundo término corresponde al nombre o epíteto específico, es decir, nombra una especie única. 

    A modo de ejemplo: al chimpancé común le corresponde la denominación Pan troglodytes. El chimpancé pigmeo o bonobo, en cambio, es denominado Pan paniscus, de lo que se desprende que son dos especies distintas clasificadas en un mismo género (Pan). 

    Además, por lo general, en casi todas las ramas de la biología, al nombre de la especie le sigue el nombre de la persona que hizo la primera descripción de la especie en cuestión, seguida de la fecha en que se realizó dicha descripción. Así, el chimpancé común, que fue descrito por primera vez en 1776 por el naturalista alemán Johann Friedrich Blumenbach, es la especie denominada Pan troglodytes Blumenbach, 1776. 

    Sin embargo, esto no ocurre en el ámbito de la virología.

    Actualmente, las formas de nombrar especies virus son muy dispares entre sí. Es posible encontrar casos de nomenclatura binomial, mientras que otras especies son nombradas usando un solo nombre o, por el contrario, siguen una nomenclatura multinomial. 

    En algunos casos, las especies están latinizadas, mientras que en otros no. O bien hay otras especies que parecen tener nombres de géneros, señala ICTV para ejemplificar la variedad de criterios existente a la hora de nombrar una nueva especie de virus

    ¿Por qué quieren cambiar la forma de nombrar virus?

    El ICTV entiende que es necesario estandarizar la nomenclatura de las especies de virus, es decir, que cada especie de virus descubierta sea nombrada de acuerdo a unas pautas preestablecidas por la organización para una taxonomía adecuada. 

    La taxonomía es el sistema que organiza y clasifica a los organismos animales y vegetales. En el caso de los virus, el ICTV clasifica las especies de virus en forma jerárquica en categorías de inclusión: orden, familia, subfamilia, género y especie. 

    La taxonomía es efectiva, sigue un orden preestablecido, con nombres claros y definidos, que respetan la nomenclatura latina. Sin embargo, a pesar de las recomendaciones del ICTV, la estandarización de la nomenclatura de nuevas especies ha fracasado en el pasado. 

    Por ello, el ICTV recomienda adoptar el sistema binomial latinizado cuanto antes. Esto traerá aparejados cambios de nombre para varias de las 5.560 especies existentes. Sin embargo, sostiene el organismo, esta estandarización será beneficiosa en el futuro.

    ¿Por qué usar latín para nombrar especies de virus? 

    Según el ICTV:

    • Porque es consistente con lo que sucede en la taxonomía biológica. 
    • El uso de este sistema binomial latinizado está establecido en otras áreas de las ciencias biológicas. 
    • Los especialistas y no especialistas saben que este sistema refiere a una especie.

    Asimismo, mientras que el nombre del virus podrá variar en cada idioma, el nombre de la especie se mantendría invariable, en una lengua estable.

    Para ICTV sería sencillo y claro, sin lugar a confusiones. En caso de ser necesario un cambio en la taxonomía, el nombre de la especie solo cambiaría de género, pero el epíteto se mantendría invariable. Esto facilita el seguimiento de los cambios taxonómicos.

    Repercusiones entre virólogos

    Ante los cambios propuestos por el ICTV, el virólogo Edward Holmes, de la Universidad de Sidney en Australia, dijo a la revista Nature que "obviamente, es bueno y correcto tener un esquema de clasificación estandarizado para nombrar las especies de virus, dado que el sistema actual es completamente caótico y una fuente de frustración considerable para aquellos de nosotros que identificamos nuevos virus regularmente". 

    La vacuna rusa contra el COVID-19
    © Sputnik / Servicio de Prensa del Ministerio de Sanidad ruso
    No obstante, para el virólogo quizá no es el mejor momento para llevar a cabo este cambio en el sistema, el cual "difícilmente puede ser clasificado como 'urgente' comparado con una pandemia global".

    Nature refiere también la opinión de la Sociedad Australasiática de Virología, que envió una carta en respuesta al ICTV sobre la aplicación de este sistema. 

    "Es de esperar que la latinización sea engorrosa, al requerir que los virólogos entiendan y apliquen correctamente las reglas gramaticales del latín [...] Creemos que este 2020, el año de COVID-19, no es el momento adecuado para empezar un cambio importante en el nombramiento de las especies de virus. Nuestros miembros están presionados al máximo con otras tareas y muchos no tienen el tiempo para considerar este asunto de la manera apropiada", afirma el comunicado que compartió la sociedad a principios de julio en su cuenta de Twitter. 

    ​Por otro lado, hay opiniones a favor de la iniciativa, como la del virólogo Eric Delwarty, de la Universidad de California en San Francisco, quien aseguró que "esta es la edad dorada del descubrimiento de virus. Es un buen momento para empezar a organizar este aluvión de genomas virales".

    Etiquetas:
    clasificación, nombres, microbios, ciencia, virus, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook