05:42 GMT25 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    QUITO (Sputnik) — Un equipo multidisciplinario de investigadores identificó 30 nuevas especies de invertebrados marinos en las profundas aguas protegidas de la Reserva Marina de Galápagos, ubicadas a 1.000 kilómetros de las costas de Ecuador continental.

    "Una investigación en las profundas aguas protegidas de la Reserva Marina de Galápagos identificó 30 nuevas especies de invertebrados marinos. Este descubrimiento incluye cuatro especies de langostas okupa, una de coral copa gigante, diez de corales de bambú, tres de octocorales, una de estrella de mar quebradiza y once de esponjas", dijo el Ministerio del Ambiente de Ecuador.

    La exploración también reveló la presencia de una serie de comunidades submarinas, entre los 290 y 3.373 metros de profundidad, incluyendo múltiples hábitat frágiles como jardines de esponjas de cristal, jardines de coral y colonias de coral de agua fría, que son considerados Ecosistemas Marinos Vulnerables por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

    La investigación es un trabajo colaborativo de un equipo multidisciplinario de científicos, que descendió hasta 3.400 metros en aguas de Galápagos, utilizando vehículos sumergibles operados de manera remota, a bordo del buque Nautilus.

    El Exploration Vessel Nautilus es un buque de investigación especializado con un alcance de hasta 4.000 metros de profundidad.

    La investigación, que responde a un trabajo de la Fundación Charles Darwin, en colaboración con la Dirección del Parque Nacional Galápagos y el Ocean Exploration Trust, se realizó en 2015 durante un crucero de 10 días.

    Los resultados de la investigación fueron publicados en la revista Scientific Reports.

    La expedición exploró por primera vez tres montañas submarinas, que no llegan a la superficie, situadas alrededor de las islas Darwin y Wolf.

    Paulo Proaño, ministro ecuatoriano del Ambiente, dijo que el hallazgo confirma que Galápagos es un laboratorio viviente con procesos biológicos y ecológicos en curso y aún por explorar, lo cual convierte al archipiélago en un sitio excepcional que amerita todos los esfuerzos para ser conservado.

    Mientras tanto, Danny Rueda, director del Parque Nacional Galápagos, sostuvo que las profundidades de Galápagos albergan algunos de los hábitats más diversos del archipiélago que sustentan la biodiversidad de las islas.

    Para la exploración se utilizaron dos vehículos teledirigidos: Argus y Hércules, además de sistemas de cartografía del fondo marino.

    Al final del crucero, los especímenes se enviaron a renombrados expertos en aguas profundas para su identificación.

    Según Pelayo Salinas de León, investigador principal de la Fundación Charles Darwin y científico de conservación del proyecto Mares Prístinos de National Geographic, que estuvo a cargo de la exploración, las profundidades marinas siguen siendo la última frontera de la Tierra.

    De acuerdo al investigador, el estudio, proporciona un vistazo a las comunidades menos conocidas de las Islas Galápagos, un entorno único y prístino que Charles Darwin (naturalista británico autor de la teoría de la evolución de las especies) nunca vio.

    La exploración fue apoyada por la Oficina de Exploración e Investigación de la NOAA para financiar el Programa de Exploración del Nautilus, el Helmsley Charitable Trust y la Fundación Gordon y Betty Moore.

    Etiquetas:
    biología, Galápagos, especies, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook