En directo
    Ciencia
    URL corto
    11012
    Síguenos en

    Se considera que el brote de coronavirus se originó a finales de 2019 en un mercado de mariscos de la ciudad china de Wuhan. Su 'hermano' podría haber surgido en 2012, en una mina de cobre abandonada, de acuerdo con una nueva teoría.

    El virólogo Jonathan Latham y la bióloga molecular Allison Wilson, de la Bioscience Resource Project, en EEUU, examinaron una tesis de maestría elaborada en 2013 por el médico chino Li Xu, quien atendió a los trabajadores de la mina de Mojiang, ubicada en la provincia de Yunnan, al suroeste del país. 

    En el documento se explica que seis pacientes de edades comprendidas entre los 30 y los 63 años presentaron síntomas similares a los del COVID-19 —tenían fiebre, tos seca y dolor en el pecho— luego de limpiar heces de murciélagos que habitaban en el pozo minero. Más tarde, tres de ellos fallecieron a causa de la enfermedad. En cuanto a los sobrevivientes, fueron tratados con respiradores artificiales y medicamentos como esteroides, anticoagulantes y antibióticos, al igual que los pacientes con coronavirus. 

    Luego, las muestras de la cepa fueron enviadas al Instituto de Virología de Wuhan, donde se confirmó que la fuente de la misteriosa enfermedad era un coronavirus similar al SARS, bautizado más tarde como RaBtCoV/4991

    Lathan y Wilson creen que el virus "se escapó" del laboratorio de Wuhan y que fue entonces cuando comenzó a propagarse por el mundo. Cabe señalar que el código genético del virus de Mojiang tiene un 96,2% de similitud con el SARS-CoV-2. La única diferencia entre los dos virus es un segmento de seis aminoácidos que le permite penetrar en las células humanas.

    Etiquetas:
    China, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook